Search
domingo 22 septiembre 2019
  • :
  • :

Una mirada a “Amoris Laetitia”, por el Obispo responsable de la sección de Pastoral familiar – CEB

Iglesia Viva 12 .04.16. Mons. Braulio Sáez, Obispo responsable de la sección de la Pastoral Familiar de la Conferencia Episcopal Boliviana hizo un análisis y síntesis de la Exhortación Apostólica recientemente presentada por el Santo Padre Francisco “Amoris Laetitia”, cuenta con 267 páginas,  300 números y 9 capítulos.

Mons. fue parte del Sínodo de la familia “Vocación y misión de la familia en la iglesia y en el mundo”. A continuación nos explica que quiere decirnos el Papa con esta exhortación: “El papa nos quiere decir que esta carta tiene que ser una buena noticia para todos, porque la primera célula de la sociedad es la familia, y es la primera iglesia domestica que el Papa quiere revalorizar,  es un documento muy amplio, pues  nos damos cuenta de algo muy serio…que la familia está en crisis”.

El Papa parte de que la familia tiene que ser iluminada por la Palabra de Dios, hace una visión larga sobre la realidad y los desafíos en el mundo de hoy. “Nos damos cuenta que hay familias de todos los colores y situaciones que viven algunas de ellas dando testimonio de vida y otras que están rotas, una de las realidades es que las familias están desintegradas por diferentes motivos, la cultura que se ha metido de individualismo es constante ahora los hijos ya no son como antes”.

El Papa nos hace una mirada desde donde tenemos que mirar a una familia. La primera mirada que tenemos que tener en la familia es la persona de Jesús, que es el centro de la vida y da sentido a la familia, nos presenta como ejemplo a la familia de Nazareth como el modelo donde cada persona tiene que mirarse una familia sencilla y llena de virtudes”.

Dijo que lo más importante que enfatiza el Papa en la Exhortación es el AMOR, pues una familia no se entiende si no hay una base fundamental en el AMOR, asegura que las perspectivas pastorales que nos presenta el Papa quieren responder a los deseos y planteamientos que hizo el sínodo sobre la familia que se fundamentan en el ACOMPAÑAMIENTO A LAS FAMILIAS, a los novios antes del matrimonio, al celebrarlo y en un camino post matrimonio. “Es necesario hacer un camino de acompañamiento en lo más sagrado que tiene el ser humano, que es el amor, para que llegue a su plenitud y sea expresión de la vida del hombre”.

El documento habla también del trabajo de la familia que es el fortalecimiento de la vida de los hijos, “el Papa se vuelve un pedagogo de cómo tiene que conformarse una familia y nos habla de un tema el de las obsesiones que tienen los padres con los hijos y crean en el hijo también obsesiones no educativas, nos dice que no se puede tener el control total de lo que hace el hijo y hay que dejarlo madurar”.

¿Que hacer frente a los homosexuales?, la iglesia nos dice que tenemos que acompañarles atenderles, escucharles , estar cerca de ellos porque son personas humanas hijos de Dios, sin embargo no acepta el matrimonio de gays ahí la iglesia se niega porque según el proyecto divino Dios creo al ser humano hombre y mujer para hacer una familia.

Frente a los casos de divorciados y separados, nos dice que es un tema que hay que estudiarlo en profundidad, los que se han vuelto a casar deben ser más integrados nuevamente en la comunidad, su participación puede expresarse en servicios eclesiales, hay que hacer el trabajo de descubrir cual la problemática para discernir el conflicto, sin embargo no es una ley que pueda disolver el matrimonio, nos llama como iglesia a estudiar cada caso en particular y ver si puede acceder al sacramento de la eucaristía.

escanear0003

El documento nos llama a la meditación de la palabra de Dios, vivencia de fe en las circunstancias que desarrolla la familia. “Ninguna familia es una realidad perfecta y concesionada de una vez y para siempre, sino que requiere de una progresiva maduración de su capacidad de amar, todos estamos llamados a mantener viva la atención hacia un más allá de nosotros mismos y la familia debe vivir en estimulo constante, sigamos caminando en familias, no desesperemos por nuestros límites pero tampoco renunciemos a la plenitud del amor y comunión”, dice el Papa.

Finalmente Mons. Braulio nos invita a difundir la Exhortación Apostólica luego de haber sido tan esperada espera que la población pueda conocerla, profundizarla, reflexionarla en grupos y hacer análisis concreto no tomando solo frases, “la Iglesia y los medios debemos llevarlo a la gente para que entienda lo que la iglesia y el Papa quiere decirnos”, alienta la autoridad eclesial.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies