Search
miércoles 16 octubre 2019
  • :
  • :

La conciencia moral y la razón se imponen en favor de la vida humana.

*Por: Dr. Jorge Ybarnegaray Urquidi.

La Organización Mundial de la Salud  (OMS) define el aborto como la Interrupción del embarazo cuando el feto todavía no es viable  fuera del vientre materno. Es decir que no puede sobrevivir fuera de  la matriz. El aborto puede ser espontaneo por diversas causas o provocado intencionalmente. La viabilidad extrauterina es un concepto que depende del progreso médico y de recursos  tecnológicos, estando actualmente en torno de las 22 semanas de gestación. 

No puede considerarse aborto la interrupción del embarazo a partir de la 22 semanas de gestación, sino que en ese momento hay que hablar de  destrucción de un feto que es viable extrauterinamente, el cual puede vivir por sí mismo con el apoyo médico correspondiente.

En el lamentable caso que ha sido  publicado recientemente en la prensa, ocurrido  a una madre de 14 años que se dice fue violada, los médicos que asumieron la responsabilidad de atender la  demanda de realizar una “interrupción legal del embarazo”,  recurrieron a provocar el parto medicamente, lo cual significa  inducir al parto.

La bebé nació viva según la información que se tiene, a pre término, prematura como se dice comúnmente, con un peso de 1,100 gramos y  a las  27 semanas de gestación que fue caracterizada por  un crecimiento y desarrollo intrauterino constante y progresivo. Actualmente está siendo  atendida  en la Unidad de Neonatología del Hospital de la Mujer Percy Boland con los debidos cuidados que se requiere para salvar su vida.

En este caso cabe ponderar la valiente actitud de  los médicos que rechazaron a proceder a la “interrupción del embarazo” y apelaron a ese derecho humano de objeción de conciencia.  Dicha actitud ha sido  coherente con el Principio Hipocrático y bioético de “no hacer daño” y respetar la vida. El médico debe recordar siempre la obligación de preservar la vida humana.

La Fuerza Especial de Lucha contra la Violencia (FELCV) y quienes han apoyado  la  “interrupción del embarazo”  con argumentos legales como la ley del aborto impune en caso de violación, (art. 266 del Código Penal) o el “Procedimiento técnico para la prestación de servicios de salud en el marco de la Sentencia Constitucional Plurinacional 0206/2014” mediante la cual se pretende obligar a los médicos realizar abortos en caso de violación a simple denuncia y sin orden judicial,  han ignorado que en este caso el feto ya era viable y han puesto en una situación muy difícil a los médicos quienes tuvieron que recurrir a la objeción  de conciencia que es un sagrado derecho, el cual debe respetarse  en una sociedad que debe promover los derechos humanos  y el respeto a las ideas.

La justicia debe caer con todo  su peso luego de la debida investigación, en el responsable, el violador. Y no es una solución el destruir la  vida de  un ser inocente e indefenso cual es el feto. El valor de la vida humana debe ser inviolable.

La actitud de querer acabar con la vida de un feto viable, ha sido inhumana y abominable. En todo caso debe  respetarse la vida desde su origen, la concepción donde está todo el potencial de vida de un nuevo ser con su propio genoma y código genético y es sujeto de derechos.

En el caso de la madre, ella merece una especial  atención y comprensión con mucho afecto en la difícil  y desdichada situación por haber llevado un embarazo no deseado y se la debe ayudar ofreciéndole todo el apoyo psicológico, moral, espiritual y material necesario.  

En cuanto a la bebé, luego de recibir el apropiado tratamiento en  la Unidad de Neonatología y la mayor ayuda posible, si es aun rechazada por la madre, merecerá  la atención de una buena guardería o la adopción. Bebé que como es natural ahora está clamando vivir y merece respeto a su dignidad.  

Dr. Jorge Ybarnegaray Urquidi Ph. D.

Prof. de Bioética UCB.

Miembro de la Academia Pontificia por la Vida

Santa Cruz,  4 de junio del 2,019.

 

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies