Search
sábado 28 noviembre 2020
  • :
  • :

“Tu misión es ser el buen y fiel servidor del Señor y de tus hermanos”, dijo Mons. Estanislao al nuevo Diácono Permanente

Campanas. Como Diácono Permanente, Hno. Tomas, enamórate de Cristo en la cruz, quien muestra sus heridas como fruto de su servicio, míralas, contémplalas, y así podrás cumplir tu misión de servir y de ser el buen y fiel servidor del Señor y de tus  hermanos, dijo Monseñor Estanislao al Diácono Permanente.

De manos de Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar, fue Ordenado Diácono Permanente,  Tomás Fernández Rodríguez. El servicio a la Palabra, el servicio al Altar y el servicio a la Caridad son la misión del flamante Diácono Permanente.

En la parroquia Cristo Misionero de la Zona del Plan Tres Mil, hoy sábado 19 de septiembre, a las 10:00 horas, se llevó a efecto la Ordenación Diaconal Permanente del Ing. Tomàs Fernández, en una Eucaristía presidida por Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz de la Sierra, con la asistencia de los Sacerdotes; P. Juan Crespo, Vicario General, P. José Cervantes, P. Arnulfo Dorado, encargado de los Diáconos Permanentes, P. Fernando Cabrero, el Párroco de Cristo Misionero y los Diáconos permanentes; Grover Gutiérrez y Carlos Rene’ Espinoza.

La ceremonia que reunió, además de los ya nombrados, contó con la presencia de feligreses de la Parroquia ya citada, la familia del nuevo Díacono que son los niños del comedor gratuito, “Sagrado Corazón de Jesús”, que atiende por más de 22 años.  

La ceremonia estuvo cargada de mucha emoción, por lo que significa para la Iglesia la incorporación de un nuevo miembro al clero local.

Tomás Fernández Rodríguez nació es Madrid – España, el 21 de diciembre de 1946, está pronto a cumplir 74 años, es Ingeniero Electrónico y de Telecomunicaciones, lleva 17 años en la Orden Franciscana Seglar (OFS). Hace 22 años que está a cargo del Comedor gratuito; Sagrado Corazón de Jesús y llegó a Santa Cruz de la Sierra – Bolivia, hace 32 años.

Homilía

Dios regala a nuestra Iglesia de Santa Cruz a un nuevo diácono permanente, en la persona de Tomas Fernández de la Orden Franciscana Seglar (OFS), quien se ha venido preparando durante algún tiempo con constancia, dedicación, confiado a la voluntad de Dios. Es un momento de alegría, de gratitud y de esperanza, dijo Monseñor Estanislao al iniciar su Homilía.

Así mismo el prelado dijo; El Diaconado permanente restablecido por el Concilio Vaticano II en armonía con la antigua Tradición, ha dado un fuerte impulso y ha producido frutos en favor de la obra misionera de la nueva evangelización. El auténtico diácono es Cristo mismo, (Cristós diaconós – Cristo Servidor) que se identificó con la figura del Siervo de Señor anunciado por Isaías, que no había venido a ser servido sino a servir. El diácono, es el icono de Cristo servidor.

 El ministerio del diácono, está impregnado de una profunda actitud de servicio. Servicio, en primer lugar, a Dios, y en nombre de Dios a los hermanos, dijo Mons. Estanislao al nuevo Diácono Permanente, Ingeniero, Tomás Fernández Rodríguez.

Damos gracias a Dios por la posibilidad de encontrarnos, dijo Monseñor, de vivir este momento de comunión en una comunidad, de poder experimentar visiblemente el fruto de nuestra oración.  El Señor nos ha bendecido con un nuevo hermano nuestro que hoy viene a depositar su sí en las manos de Dios y experimentar también el testimonio de nuestra iglesia.

Mons. Estanislao dijo al nuevo Diácono; Querido Tomas, un día escuchaste la invitación ¡sígueme!, invitándote a vivir tu vocación y ahora Jesús te invita para algo más y acabas de responder “aquí estoy”, y hoy el Señor te llama para servir…esa es la misión del diacono.

Servidor de la Palabra, predicarla, vivirla, transmitirla para que el oyente crezca en la fe, es decir, que debes colaborar con el obispo y con los sacerdotes en el ejercicio del ministerio, no de la propia sabiduría, sino de la Palabra de Dios, invitando a todos a la conversión y a la santidad. Esto implica que debes tener un contacto íntimo con Cristo a través de su Palabra para que la comuniques de manera eficaz y de forma integral en la comunidad a la que vas a servir. De manera especial deberás predicar la Palabra de Dios con el ejemplo coherente y creíble de tu vida cotidiana entre las familias más necesitados de nuestros barrios.

Servidor del altar – atendiendo ese lugar más importante de la iglesia, acompañar al obispo, al sacerdote, presidir la celebración de funeral, llevar la comunión al enfermo alimentar su espíritu y fortalecer su cuerpo.

Servidor de la caridad. Ver al necesitado (como Samaritano y no como sacerdote o levita. Aunque salían a cumplir sus obligaciones religiosas. Y no vieron al necesitado, enfermo. Así mismo dijo el Obispo Auxiliar que el diacono debe descubrir en los abandonados a Cristo sufriente, deberás vivir el servicio de la caridad, asemejándose a Cristo el pastor que ve por las necesidades de los que le rodean, es por eso que estás llamado a servir a todos sin discriminaciones y prestando particular atención a los que más sufren y a los pecadores (cfr. Directorio, 37-38), dijo Monseñor.

 También el prelado dijo al Hermano Tomàs, que la práctica de las obras de caridad deberán ser su punto de referencia y su itinerario de vida como Diácono Permanente, buscando realizar lo que Jesús declaro de su misión “El Hijo del hombre no ha venido a ser servido, sino a servir y a dar su vida como rescate por muchos” (Mc. 10, 45; Mt. 20, 28).  Esta vocación a la santidad significa el seguimiento de Jesús en actitud de humilde servicio que no se manifiesta sólo en las obras de caridad, sino toda tu manera de pensar, de vivir y de actuar, por lo tanto, si tu ministerio es coherente con este servicio, pondrás más claramente de manifiesto el rasgo distintivo del rostro de Cristo: el servicio, para ser no sólo “Siervo de Dios”, sino el de ser Siervo de Dios en los propios hermanos.

Querido Tomas, Jesús no enseña lo que es amor, lo que es misericordia sino demuestra, lo hace atreves de sus heridas en la cruz y nos dice; mírenlas, porque soy testigo de toda la palabra que predicaba – mis heridas son el mejor testimonio.

No podemos enseñar algo lo que después no queremos practicar.

No basta hablar del amor hay que demostrarlo, no basta hablar de la misericordia, sino ser misericordioso como Cristo hasta las heridas. – Esa es la fuente del Diaconado en la iglesia y eso debe ser la fuente de tu servicio – diaconía. Sin la diaconía no hay evangelización y para la evangelización el primer paso es el testimonio y servicio. Como dice el papa Francisco:” el testimonio atrayente y atractivo”.

A partir de este día, sólo tendrás un derecho: el de ser servidor, de servir como Jesús en la última Cena, lavando los pies a sus discípulos. Y esto hay que vivirlo hasta las últimas consecuencias, es decir, hasta dar tu vida por los hermanos. No hay amor cristiano, y menos diaconal si no es hasta la muerte, cuando más muerto se está, más vida se tiene, más vida se da, dijo el Obispo Auxiliar al nuevo Diácono.

Para que esto pueda pasar así, tendrás que poner tus ojos y tu corazón fijos en el Señor, dijo Monseñor, contemplar su rostro, identificarte con Él, especialmente en la Eucaristía, para poder vivir con verdad tu condición de diácono, cumpliendo en todo, la voluntad de Dios, sirviendo con amor y con alegría al Señor. Hermano Tomas si demuestras lo que es amor, lo que significa servir ya has completado tu ordenación diaconal.

Como Diacono Permanente Hno. Tomas, enamórate de Cristo en la cruz, quien muestra sus heridas como fruto de su servicio, míralas, contémplalas, y así podrás cumplir tu misión de servir y de ser el buen y fiel servidor del Señor y de los hermanos, dijo el prelado.

Al finalizar la celebración Eucarística, el nuevo Diácono Permanente, Hno. Tomás Fernández Rodríguez, agradeció de corazón a los Obispos, Sacerdotes y a todos y cada una de las personas que fueron un apoyo fundamental durante el camino de formación al diaconado permanente. Así mismo se comprometió a servir con humildad a Dios y a sus hermanos.

 

  • Con la Ordenación del Hermano Tomás, la Iglesia cruceña ya tiene 15 Diáconos Permanentes.
  • Como Diácono Permanente, Tomás Fernández será servidor de la Palabra, del altar y de los pobres de nuestra Iglesia.

Pedimos a toda la Iglesia, elevar una oración de gratitud a Dios por la vocación y el compromiso de este hermano nuestro y para que siga sosteniendo su servicio en nuestra Iglesia cruceña.

 

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies