Search
martes 10 diciembre 2019
  • :
  • :

Trabajo Social y Educación Especial, dos nuevas carreras de la Universidad Católica Boliviana

Las carreras de Trabajo Social y Educación Especial se unen a la carrera de Ciencias Religiosas que se imparte en el campus universitario ubicado en la zona de la Terminal Bimodal, perteneciente a las Hermanas “Misioneras Doctrina Cristiana” y que forma parte de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo”, regional Santa Cruz de la Sierra.

Se trata de un esfuerzo importantísimo por ofrecer estos dos nuevas opciones de profesionalización en temáticas de tanta necesidad en nuestro medio como el “trabajo Social” y la “Educación Especial”. “Los estudiantes adquieren una formación de carácter interdisciplinario y humanista, en las tres Carreras, cuyo objetivo es que ellos promuevan la participación de individuos, grupos, comunidades y de la sociedad en general, en acciones que previenen o dan solución a las necesidades y problemas sociales desde su especialidad” dice parte del documento que anuncia la apertura de estas dos nuevas opciones para los jóvenes de nuestro medio.

A decir de los responsables del campus, con estas nuevas carreras la universidad “Propone una educación que fomente su capacidad de hablar al corazón del hombre, con la pretensión de que active nuevamente la pregunta por el sentido de la vida y la realidad, que corre el riesgo de ser sepultada. La educación encierra el compromiso de construir un recorrido formativo que ponga de relieve los principios cristianos, los valores, la apertura a la trascendencia que une el sentido de la vida y el principio de solidaridad hacia los demás. Crea un nexo fundamental entre formación y servicio solidario”.

“Todas estas iniciativas educativas tienen como raíz común una propuesta formativa cimentada sobre los principios y valores, en constante dialogo con la cultura y el avance de la ciencia”.

Nuestra formación se imparte en una ambiente de comunidad educativa donde la experiencia de aprendizaje se nutre con la integración, el pensamiento crítico, la solidaridad para la vida. Esta propuesta educativa aporta una significativa contribución a la educación católica que alimenta un crecimiento integral en la persona, en ciencia y humanidad”.

Como Universidad Católica la inspiración cristiana impregna la vida misma de la comunidad educativa, se nutre del compromiso por la investigación, dándole dirección y sentido a la formación de los estudiantes, a quienes se les ofrece un horizonte más amplio y significativo que se constituyen en la base de su formación profesional. La formación que brindamos en la Universidad Católica propone formar hombres y mujeres dotados de una formación profesional competente, pero también de una humanidad rica en principios y valores y orientada a poner la propia competencia al servicio del bien común “si es necesario, la Universidad católica deberá tener la valentía de expresar verdades incómodas, verdades que no halagan a la opinión pública, pero que son necesarias para salvaguardar el bien auténtico de la sociedad” (Ex Corde Ecclesiae, n. 32).

En el contexto cultural boliviano la educación que brindamos con el aval de la Universidad Católica Boliviana “San Pablo” está llamada a transmitir al estudiante principios y valores, no solo para que crezca y madure como persona, sino también para contribuir a la construcción del bien común.

Los estudiantes adquieren una formación de carácter interdisciplinario y humanista, en las tres Carreras, cuyo objetivo es que ellos promuevan la participación de individuos, grupos, comunidades y de la sociedad en general, en acciones que previenen o dan solución a las necesidades y problemas sociales desde su especialidad.

Propone una educación que fomente su capacidad de hablar al corazón del hombre, con la pretensión de que active nuevamente la pregunta por el sentido de la vida y la realidad, que corre el riesgo de ser sepultada. La educación encierra el compromiso de construir un recorrido formativo que ponga de relieve los principios cristianos, los valores, la apertura a la trascendencia que une el sentido de la vida y el principio de solidaridad hacia los demás. Crea un nexo fundamental entre formación y servicio solidario. Formar la mente y corazón del ser humano. Por lo tanto, la educación es una delicada obra en construcción, en la que la Iglesia desde siempre está presenta alentando y renovando a todos los sujetos que actúan en ella desde el horizonte de la misión y evangelización.

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies