Search
miércoles 17 agosto 2022
  • :
  • :

Gonzalo Ferrufino: “Estoy convencido de que la misión que voy a recibir es un compromiso con Dios y su Iglesia”

Campanas. Gonzalo Ferrufino nació un 14 de Abril de 1973 en Jorochito – Santa Cruz de la Sierra, es hijo de; + Felipe Ferrufino Paniagua y la Sra. Carmen Fernández Vallejos, es el tercero de diez hermanos y será ordenado Diácono el 28 de agosto de manos del Obispo Auxiliar, Mons.  Estanislao Dowlaszewicz, a las 17:00 horas, en la Parroquia Purísima Concepción – La Guardia.

El futuro Diácono asegura que está convencido de que la misión que va a recibir es un compromiso con Dios y su Iglesia. Quiere consagrarse Diácono, para servir más de cerca a la Iglesia cooperando en todas las actividades litúrgicas, especialmente proclamando la Palabra de Dios y su Evangelio, como también llevando la Santa Comunión a los enfermos y acompañando personal y espiritualmente a los hermanos más pobres.

Gonzalo afirma que Dios lo ha llamado desde  siempre, es decir, desde el seno materno. Gracias a la fe sólida de sus padres, fue  formado en la Doctrina Católica; desde su niñez recibió la educación moral y espiritual en el núcleo de su familia y en la escuela. Ya  en su juventud empezó  a tomar en serio su vocación, cuando la directora les hizo un test de preguntas donde una de ellas los interpelaba qué camino emprender: si la vida civil o la religiosa, pero como la Directora era una monjita, yo tuve miedo que me reprobara el bachillerato y por eso tuve que optar por la vocación religiosa. ¡..Bueno..!  Como dice el Chavo: “fue sin querer queriendo”, nos cuenta Gonzalo.

Desde la Escuela Primaria fui  involucrándome en los grupos de infancia misionera mientras cursaba la catequesis de 1ra. Comunión; luego como catequista y profesor de religión cuando terminaba la Secundaria; después de casi una década de vida  de experiencia social y eclesial,  recibí la invitación (de mi párroco) para ingresar al Seminario para la formación vocacional hacia el sacerdocio. Confieso que me fue fácil decidir mi respuesta (sí), pero muy difícil asumir las condiciones de  mi nueva vida, donde los días eran interminables y los años infinitos hasta salir de vacaciones navideñas, y de pronto me desesperaba por regresar a mi segundo hogar (Seminario). Así pasaron las etapas de mi formación vocacional, hasta que ahora ya estoy a punto de ser consagrado como servidor oficial para el pueblo y la Iglesia que me vio nacer y crecer en la Fe y en el Amor, dice el Seminarista Gonzalo Ferrufino.

 

CELEBRACIÓN LITÚRGICA DE DOMINGO DE RAMOS, INICIADA EN EL BARRIO SAN SILVESTRE, SEGUIDA EN PROCESIÓN HASTA LA CAPILLA NTRA. SRA. DE FÁTIMA (URB. LA CASONA)

¿Por qué y para qué quieres consagrarte diácono a ejemplo de San Lorenzo Patrono de nuestra Arquidiócesis?

Porque siento el llamado del Señor y estoy convencido de que la misión que voy a recibir es un compromiso con Dios y su Iglesia. Y quiero consagrarme Diácono, para servir más de cerca a la Iglesia cooperando en todas las actividades litúrgicas, especialmente proclamando la Palabra de Dios y su Evangelio, como también llevando la Santa Comunión a los enfermos y acompañando personal y espiritualmente a los hermanos más pobres.

 

¿Cómo diácono diocesano cuál es tu mensaje para la juventud y a toda la Iglesia?

Decirle a la toda la JUVENTUD que vale la pena optar por el camino de Dios, donde nuestros proyectos de vida se llevan a cabo con sentido y valor, porque ÉL es la razón de nuestra existencia y la luz de nuestro porvenir, expresa el futuro Diácono, Gonzalo Ferrufino.

¡..DECÍDETE, YA, Y VEN A VIVIR LA AVENTURA DEL SEÑOR..!

NOTA RELACIONDA

 

ORACIÓN”

Señor Dios nuestro, encendido en tu amor, san Lorenzo se mantuvo fiel a tu servicio y alcanzó la gloria en el martirio; concédenos, por su intercesión, amar lo que él amó y practicar sinceramente lo que nos enseñó. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén.

“LOS TESOROS DE LA IGLESIA”

Los tesoros de la Iglesia son: Los decrépitos, los ciegos, los baldados, los mutilados, los leprosos, los huérfanos, las viudas y las doncellas, es decir, los pobres. 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies