Search
viernes 18 octubre 2019
  • :
  • :

Si fracasa el diálogo en Venezuela podría derramarse sangre, advierte Mons. Celli

(ACI).- Mons. Claudio Maria Celli, enviado del Vaticano que acompaña el diálogo entre la oposición y el gobierno de Venezuela, advirtió que si este esfuerzo fracasa “el camino podría verdaderamente ser el de la sangre”.

Entrevistado por el diario argentino La Nación, Mons. Celli, Presidente Emérito del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, señaló que reza por la paz en Venezuela, y advirtió que un fracaso en el diálogo haría que “si acaso en una delegación o la otra quieren terminar con el diálogo, no es el Papa sino el pueblo venezolano el que va a perder, porque el camino podría verdaderamente ser el de la sangre”.

“Y hay gente que no tiene miedo de que haya derramamiento de sangre”, lamentó.

“El problema no es que la Santa Sede pierda la cara, es el pueblo venezolano el que se hunde más”, dijo.

 

La crisis económica y social en Venezuela ha llegado a un punto muy alto de conflicto, tras las repetidas trabas del presidente del país, Nicolás Maduro, al proceso revocatorio iniciado por los grupos políticos de oposición.

El 20 de octubre, el Consejo Nacional Electoral de Venezuela frenó el proceso revocatorio. Como respuesta, convocados por la oposición al gobierno de Maduro, a fines de octubre cientos de miles se manifestaron en las principales ciudades del país en la “toma de Venezuela”.

Mons. Celli señaló que “es indudable que la situación está muy fea” en Venezuela, y dijo que esto no se da “solamente a nivel político, sino a nivel social, económico”.

“No hay comida, no hay medicinas. Es innegable que el país está enfrentando una situación muy difícil”, señaló, y dijo luego que en Venezuela actualmente “hay militares por doquier. En las partes de Caracas por las que pasé hay retenes en todos lados, policías, militares”.

El Prelado se reunió en dos ocasiones con Nicolás Maduro. En el primer encuentro, recordó, “el presidente me dijo: ‘le prometí al Papa que voy a dialogar y cumpliré la promesa’. En la segunda, que me pidió él y que fue al día siguiente de la primera reunión plenaria, le dije: ‘Señor presidente, esta mañana me encontré con la oposición y hay tres pedidos. Hay que dar señales y estas no necesitan tiempos bíblicos. Hay que dar señales de que el diálogo es el único camino, y que se puede recorrer en este momento’. Se lo dije muy claramente”.

Mons. Celli destacó el papel de la Iglesia en el acompañamiento a los diálogos entre oposición y gobierno.

“Una cosa es cierta: el Papa goza de un gran prestigio”, dijo, y destacó que los cuatro ex presidentes que también acompañan este proceso –Ernesto Samper, de Colombia; José Luis Rodríguez Zapatero, de España; Leonel Fernández, de República Dominicana; y Martín Torrijos, de Panamá– “me dijeron claramente que si no estuviese la Santa Sede, la oposición no se encontraría con el gobierno”.

“Y las dos partes comprenden que o embocan el camino de la violencia o embocan el del diálogo”, aseguró.

El Prelado aseguró que en este diálogo, “Francisco está jugando un papel muy fuerte. Corremos un riesgo. Vamos a ver, que Dios nos ayude”.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies