Search
jueves 22 agosto 2019
  • :
  • :

Seguimos al que no ha venido a ser servido sino a servir, dice Monseñor Estanislao

El Obispo Auxiliar de Santa Cruz, Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, recordó que la verdadera grandeza del ser humano esta en quien poniéndose en último lugar se hace siervo de los demás. En ese sentido llamó a todos los católicos a poner a Dios en el centro de sus vidas y servir a los demás.

HOMILÍA DE MONSEÑOR ESTANISLAO

DOMINGO 20 DE SEPTIEMBRE DE 2015

BASÍLICA MENOR DE SAN LORENZO MÁRTIR.

Hoy dia  en Tarija a las 9:00  de la mañana con una solemne Eucaristía en el Parque Temático que presidirá el Cardenal Daniel Fernando Sturla Berhouchet, Arzobispo de Montevideo, Uruguay, y legado del Papa Francisco el Vº Congreso Eucarístico Nacional, que tuvo lugar en la Diócesis de Tarija, los días 16 al 20 de septiembre, con la participación de alrededor de dos mil delegados de las 18 jurisdicciones eclesiásticas de Bolivia.

Fue el Papa Francisco quien inauguró este Congreso en ocasión de su visita a Bolivia, durante la Misa que celebró en el Cristo Redentor aquel 9 de julio, dijo: “La Eucaristía es el «Pan partido para la vida del mundo».. Es Sacramento de comunión, que nos hace salir del individualismo para vivir juntos, el seguimiento y nos da la certeza de lo que tenemos, de lo que somos, que si es tomado, si es bendecido y si es entregado, con el poder de Dios, con el poder de su amor, se convierte en pan de vida para los demás”.

El Congreso Eucarístico, fue el tiempo intenso de oración, conversión, reconciliación, renovación, reflexión y compromiso, al servicio del Pueblo de Dios, que ayudó a todos a un mayor encuentro con Cristo – Eucaristía. Desde nuestra Catedral saludamos a todos los participantes de V Congreso Eucaristico Nacional y toda la ciudad de Tarija.

El papa Francisco ayer ha empezado una nueva peregrinación pastoral por las tierras cubanas donde fue recibido con mucho cariño y alegría. Encomendamos el viaje apostolico del papa a la protección de la patrona de Cuba, Virgen de la Caridad del Cobre.

 

Cada día empezamos una nueva etapa en nuestra vida cristiana. Y cada día llega el momento de re-programar la agenda personal, de mirar al futuro, de revisar lo que pretendemos hacer como cristianos, cómo aprovechar la nueva oportunidad que Dios nos ofrece: metas y retos a alcanzar, para que nuestra vida cristiana crezca y no se estanque.

La liturgia de este domingo nos ofrece algunas pautas a seguir. Jesús nos propone algúnas. Como siempre nos impela a emprender una vida nueva, un enfoque nuevo de nuestras actividades diarias.

La primera lectura tomada del Libro de la Sabiduría que escuchamos hoy, donde el justo es perseguido sólo por ser justo. Un pasaje que pone de manifiesto el razonamiento de los impíos, de los que están instalados en la sociedad religiosa y política y que no aceptan que un hombre justo, honrado, simplemente con el testimonio de su vida, pueda ser una contrarréplica de la ética, de la moral y de las tradiciones ancestrales con las que se consagra, muy a menudo, la sociedad injusta y arbitraria de los poderosos.  

La carta del apostol Santiago (3,16-4,3), y el mismo es testigo de las dificultades de las primeras comunidades cristianas para vivir según las exigencias del amor predicado por Jesús, quien advierte a sus fieles: “Donde hay envidias y rivalidades, hay desorden y toda clase de males”.  Además, como es una carta que pretende establecer un cristianismo práctico, ético y moral, nos pone sobre el contraste dos sabidurías: la que nace de este mundo y anida en el corazón del hombre (envidias, desorden, guerras, asesinatos) y la sabiduría que viene de lo alto (pacificadora, limpieza de corazón, condescendencia, docilidad, misericordia). En realidad a la primera no se le debe llamar sabiduría sino insensatez.

Diariamente asistimos a los conflictos que se producen en el ámbito familiar y social como efecto de la envidia, de la ambición, del rencor, del odio y demás rivalidades humanas. Se repite una y otra vez que es necesario luchar contra la violencia de todo género, y lamentablemente nuestra sociedad se caracteriza por un sinfín de clases de violencia. Hoy se hace especialmente necesario recordar las palabras que Jesús dio a sus seguidores. “Ámense como yo los he amado…, como yo y el Padre nos amamos… Mi paz les dejo, mi paz les doy… No como el mundo la da, sino les la doy Yo”.

Queridos hermanos

“Seguimos al que no ha venido a ser servido, sino a servir”

El Evangelio de hoy nos presenta el segundo anuncio de la pasión. Víctima de sus adversarios, que le acosan porque se sienten denunciados con su sola presencia (1ª lectura), Jesús camina consciente y libremente hacia el destino que el Padre le ha preparado. Dios entrega a su Hijo para que el mundo no perezca, y a su vez el Hijo se entrega libremente. Gracias a este acto de entrega todo hombre puede tener esperanza. El Redentor ha dado su vida para que tengamos vida eterna. Su humillación nos levanta, nos dignifica.  

Jesús ha sido condenado porque es la luz y las tinieblas rechazan la luz. El Justo es rechazado porque lleva una vida distinta de los demás, resulta incómodo, y su sola conducta es un reproche. También el cristiano, en la medida en que es luz, resulta molesto. Y por eso, forma parte de la herencia del cristiano el ser perseguido.

Frente a esta actitud de Jesús, los discípulos no sólo siguen sin entender, y les asusta este lenguaje, sino que andan preocupados por quién de ellos es el más importante. Jesús recalca que la verdadera grandeza es la de quien, poniéndose en el último lugar, se hace siervo de los demás y acoge a los débiles y pequeños. Lo que importa es servir.¿Cómo podemos servir a Dios? He aquí la repuesta: sirviendo al hermano.

El que quiera ser el primero entre ustedes que sea el último de todos y el servidor de todos, y el que quiera ser primero entre ustedes , que sea  su esclavo.

Tan lejos estaban del Maestro, tan poco habían comprendido lo que significaba el seguimiento de Jesús. Jesús no pretende desencadenar una revolución contra los gobernantes terrenos, sino un orden nuevo que refleje el dominio de Dios y permita entrever su reino venidero. Dios domina mediante su amor misericordioso y Jesús ejerce su poder mediante su servicio, entregando su vida. Ésta es la auténtica liberación en la lucha incesante de los hombres entre sí, en la batalla de los intereses de grupo, en la guerra por el dominio y el poder. La mayor contradicción con el Evangelio es la búsqueda de poder, honores y privilegios. Sólo el que como Cristo se hace Siervo y esclavo de todos construye la Iglesia y la sociedad. Pero el que se deja llevar por la arrogancia, el orgullo, el afán de dominio o la prepotencia sólo contribuye a hundirla y destruirla.

El mismo Jesús vino a servir a todos, dando su vida por todos nosotros. Servir es a menudo gratificante, pero otras veces no sólo no hay recompensa, sino que trae consigo incomprensión, desprecio y hasta persecución. ( las dictaduras de la derecha y la izquierda matan  a los discipulos de Jesus hoy día. – mons Romero en El Salvador y tres misioneros muertos por el Sendero Luminoso hace 24 años en el Peru. Uno beatificado y otros tres en el mes de diciembre del presente serán beatificados.)

Espíritu de servicio es lo que debe distinguir al cristiano. Esta es la auténtica sabiduría que viene de arriba. Es sabio aquél que es amante de la paz, comprensivo, dócil, lleno de misericordia y buenas obras. Es sabio aquél que acoge a los pequeños, a los que nadie aprecia.

Acoger en nombre de Jesús a alguien como un niño es aceptar a los que no tienen poder, ni defensa, ni derechos; es saber oír a los que no tienen voz; son los pobres y despreciados de este mundo.

Queridos hermanos

También  nosotros que somos seguidores de Jesús y deberíamos imitar y reproducir en nuestras vidas estas actitudes del Maestro  y de su evangelio.

Pensemos un momento……..

Las 10 cuestiones que Dios te preguntará

1. -Dios no te preguntará si tu nombre fue conocido en la tierra; Te preguntará si diste a conocer su nombre aquí en la tierra.

2.- Dios no te preguntará por los lujos de tu casa; Te preguntará a cuánta gente recibiste en ella.

3.- Dios no te preguntará la marca de la ropa en tu armario; Te preguntará a cuántos ayudaste a vestir.

4.- Dios no te preguntará cuál era tu título o profesión; Te preguntará si hiciste tu trabajo con lo mejor de tu capacidad.

5.- Dios no te preguntará a que iglesia asistías; Te preguntará cómo estabas dispuesto a servir a tus hermanos.

6.- Dios no te preguntará las cosas malas que dejaste de hacer; Te preguntará por todas las cosas buenas que no hiciste.

7.- Dios no te preguntará cuántos amigos tenías; Te preguntará cuánta gente te consideraba su amigo.

8.- Dios no te preguntará cuanto dabas o que dabas; Te preguntará si lo dabas de corazón o por presión o propaganda o por ganarse los votos en la campaña electoral.

9.- Dios no te preguntará cuanto tiempo pasaste conectado a Internet; Te preguntará en que aprovechaste el tiempo que te dio de vida.

10.- Dios no te preguntará cuantas veces leíste la Biblia; Te preguntará si la viviste.

Una Iglesia que no sirve, no sirve para nada”.

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies