Search
domingo 5 febrero 2023
  • :
  • :

Saludo Navideño: Arzobispo anima a los bolivianos a dejar atrás todas las dificultades, a no perder la fe y la esperanza y luchar por días mejores

Campanas. En el tradicional Saludo Navideño, desde el coliseo del Colegio Uboldi, el Arzobispo de Santa Cruz, anima a los bolivianos a dejar atrás todas las dificultades, a no perder la fe y la esperanza y luchar por días mejores.

 De la misma manera exhortó a la Iglesia cruceña a seguir caminando en unidad, hoy damos gracias al Señor, porque nos ha dado la oportunidad de acercarnos al otro, cada año tiene una dificultad, pero siempre tengamos la esperanza de que el próximo año será mejor y eso es lo que nos mueve a todos nosotros, la fe en nuestro Señor Jesucristo, dijo el prelado.

El Prelado afirmó que, como Iglesia hemos estado presente con aquellos que más nos necesitaban, mucha gente estaba sufriendo con la situación de nuestra ciudad, nuestra misión como Iglesia es no meternos en la política, lo que nos corresponde a nosotros es estar cerca de la gente  y escuchar a todos, en la Iglesia no escogemos a grupos, a quien escuchar o a quien ayudar, y en este tiempo eso es lo que hemos hecho, en la medida que hemos podido, le hemos dado una mano a aquellos que nos necesitaban.

Después de dos años a causa de la pandemia, nuevamente hemos podido encontrarnos de manera presencial y masiva en el tradicional “Saludo Navideño”, en instalaciones del Coliseo del Colegio Uboldi, hoy jueves 21 de diciembre, a las 16:00 horas.

Se vivió un momento de mucho regocijo y hermandad y del cual Participaron; el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. René Leigue Cesarí, el Arzobispo Emérito, Mons. Sergio Gualberti, Mons. Estanislao Dowlaszewicz, OFM Conv. Obispo Auxiliar, Mons. Braulio Sáez (Obispo Emérito), el P. Juan Crespo, Vicario General del Arzobispado, los Vicarios Episcopales, Sacerdotes, Religiosos, Religiosas y Agentes de Pastoral de nuestra Arquidiócesis.

Este año la Hna. María Pura Añez, MCI, Vicepresidente de la  CBR – regional Santa Cruz y representante de la Vicaría San Lorenzo, fue quien introdujo el Saludo Navideño con una profunda reflexión titulada: LAS MUJERES DEL ALBA, El Rostro De La Mujer Que Logra Encontrar Al Señor Resucitado.

En esta reflexión, la religiosa  afirma que, las mujeres del alba están en movimiento: Los ocho movimientos que nos ofrecen, dan un giro en la acción permanente. Como punto de partida, frente a signos negativos, ahí están las Mujeres del Alba, llevando signos de esperanza. El alba de una Vida Religiosa en transformación. Favorecen relaciones que humanicen y nos centren en el seguimiento de Jesús; Los gemidos de los signos de muerte, escuchando la voz de las víctimas. Hacia la posibilidad de ser signo, palabra y metáfora creíble. Caminar hacia la interacción y el encuentro de carismas, vivir una sinodalidad desde nuestra propia realidad.

La Vida Religiosa en salida sinodal: anuncio y testimonio del alba de un mundo de hermanas y hermanos, es que todos somos constructores y servidores del Reino. Cambio sistémico e incidencia política: formas misioneras en una Vida Consagrada que se renueva siempre, tener un profundo discernimiento cada día. Porque el bien común, es de nuestro interés.

Por lo tanto, aquí estamos a lado del recién nacido, soñando y esperando para que las ideas de nuevo día muestren a las mujeres del alba acompañando el camino de nuestra iglesia, que llena de sus carismas y en sinodalidad vamos construyendo el Reino. Aquí se confluyen todos los carismas, porque esta Iglesia, es una iglesia que se deja inspirar por el Espíritu de Dios.

Todos somos compañeros y compañeras en el caminar y el construir la Iglesia, pero estamos aquí para hacer la voluntad del Padre, para dejar todo el compromiso al servicio de la Iglesia, así hacemos del misterio vida.

No podemos olvidar que Nuestro Dios se encarnó, aconteció en nuestra realidad y, desde entonces, esa experiencia nos pone de cara a la exigencia de que la fe esté unida a la vida y se constituya en un estímulo para la acción.

El tradicional Saludo Navideño es organizado por la Arquidiócesis de Santa Cruz, y este año fue coordinado por la Vicaría San Lorenzo. La animación del Coro de niños de la Parroquia San Martín de Porres, los jóvenes de la Parroquia Nuestra Señora de Aparecida hicieron una `presentación coreográfica, con la musicalización; usb) All I Want For Christmas Is You.  Posteriormente se realizó la escenificsción del pesebre viviente a cargo de la Parroquia de Guadalupe, la Orquesta juvenil de cuerdas de Niño Feliz, también resaltó con su arte este encuentro eclesial.

La Navidad no es un simple hecho histórico, sino algo que se prolonga hasta el final de la historia, signo de nuestro misterioso renacer a la vida divina; y este nacimiento nos hace hombres nuevos, que debemos sentir, pensar, amar y obrar de manera nueva. Dios, viene hasta nosotros en un pobre  pesebre, para que comprendamos que, en la pequeñez, está el camino y la puerta para llegar y encontrarse con Él.

Hemos de anunciarlo a todo el mundo. Dios se ha hecho hombre y está entre nosotros. Jesús es el mensajero de paz,  estamos alegres porque nos ha nacido un Niño, se nos ha dado un Salvador. ¡Feliz Navidad a todos y que el Niño Jesús nos traiga alegría y esperanza! Y que además seamos capaces de comunicar estos gozos a nuestros hermanos.

 

Saludo Navideño del Arzobispo de Santa Cruz, Mons. René Leigue Cesarí

21/12/2022

Estamos en un ambiente navideño y es aquí donde nos reunimos, ya hace varios años en el tradicional Saludo Navideño, el cual fue iniciado por el +Cardenal Julio Terraza, después lo continuó Monseñor Sergio Gualberti, y Yo no voy a cortar algo que es bonito y tradicional en nuestra Iglesia, un encuentro de fin de año, un encuentro de caminar juntos.

Nos encontramos aquí para saludarnos, para animarnos unos a otros, para escucharnos también, yo de corazón les deseo lo mejor, siempre al finalizar el año, damos gracias a Dios, por todo lo que hemos vivido, por todo lo que hemos compartido y ese es el sentido de este encuentro. También es un encuentro para renovar fuerzas, para salir más animados y volver nuevamente a nuestras actividades más fortalecidos. Siempre decimos año nuevo, cosas nuevas y espero que así sea, estamos acabando un año muy complicado, muy difícil, este año ha estado marcado por el paro cívico, que ha sido muy duro, un tiempo muy complicado, no se sabía ¿qué hacer? ¿por dónde ir? ¿qué decir? Ha sido un momento muy tenso para todos nosotros.

Como Iglesia hemos estado presente con aquellos que más nos necesitaban, mucha gente estaba sufriendo con la situación de nuestra ciudad, nuestra misión como Iglesia es no meternos en la política, lo que nos corresponde a nosotros es estar cerca de la gente  y escuchar a todos, en la Iglesia no escogemos a grupos, a quien escuchar o a quien ayudar, y en este tiempo eso es lo que hemos hecho, en la medida que hemos podido, le hemos dado una mano a aquellos que nos necesitaban.

Hoy damos gracias al Señor, porque nos ha dado la oportunidad de acercarnos al otro, cada año tiene una dificultad, pero siempre tengamos la esperanza de que el próximo año será mejor y eso es lo que nos mueve a todos nosotros, la fe en nuestro Señor Jesucristo.

Dejemos a un lado el pesimismo, depende de nosotros para que las cosas sean mejor, y ese es el sentido de estar aquí, desearnos todo lo mejor, y eso es lo que yo quiero de ustedes, como Pastor de esta Iglesia que peregrina en Santa Cruz, los animo a dejar atrás todas las dificultades, a no perder la fe y seguir luchado por días mejores.

Estamos aquí para caminar juntos, estamos en un ambiente sinodal, ya sabemos que significa, pongámoslo en practica  y que quede el compromiso de ustedes de seguir trabajando y no hagan la diferencia de lo que es la Iglesia y lo que es la parte civil, muchas veces estamos dentro del templo estamos bien, sonreímos y nos tratamos bien y a veces salimos afuera y hacemos la diferencia, y es aquí donde tenemos que vencer esta barrera, tenemos que ser igual en todos los lugares donde estemos y no dejarnos llevar por lo que dicen o por lo que hacen. No nos dejemos contagiar por las ideologías de que aparecen y que muchas veces nos hacen pelear entre nosotros, nosotros como Iglesia tenemos que buscar la unidad y la paz, y vernos como hermanos que somos.

Como Pastor de la Iglesia de Santa Cruz les deseo Feliz Navidad, Paz para cada uno de ustedes, paz en sus familias, paz y unidad para todos los hogares bolivianos, que tengan un próspero Año nuevo 2023.

¡Felicidades a todos!

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies