Search
martes 16 julio 2019
  • :
  • :

Salgamos a anunciar que Cristo vive

Iglesia Viva 28.03.16. Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Obispo Auxiliar de Santa Cruz celebró la Eucaristía de este domingo de pascua en el que resaltó que la resurrección es el gran triunfo del bien, por ello debe ser día de gozo y alegría para todos nosotros, seamos testigos de la esperanza que brota de Cristo resucitado, pidió Mons. Estanislao.

Dijo que este es el día que hizo el Señor para que sea de alegría y gozo, pues es la expresión más bonita que podemos escuchar, hizo alusión a sus hermanos Obispos de Santa Cruz que también estuvieron de visita en el valle, el norte integrado y en el Penal de Palmasola con un solo mensaje, el de proclamar que “Dios vive y ha resucitado”.

“El hombre no pudo matar a Dios, Dios ha resucitado a su hijo  es el día más bonito y lleno de alegría, el rey de la vida estuvo muerto y ahora vive”, expresó que Jesús no sale a buscar  justicia con los que lo ajusticiaron sentenciándolo a muerte, sino sale a buscar y se encuentra con los suyos, estas mujeres que desde que Él empezó la vida pública, ellas lo acompañaban, algunas de ellas recibían las gracias de perdón y misericordia, “Jesús podría buscar la justicia pero no lo hizo, para Él la resurrección es el gran triunfo del bien, este es el día para que sea nuestra alegría y gozo”.

Mons. Estanislao pidió celebrar este día llenos de alegría y de amor porque esta fiesta nos demuestra que Cristo ha vencido a la muerte, al pecado, la tristeza, y con esta fiesta de la resurrección  nos abrió a nosotros la puerta de la vida verdadera, “ahí donde el espíritu santo va donándonos su gracia, en este primer día de la semana no podemos estar tristes, sino alegres contentos, felices y asumir en nuestra vida cotidiana esa actitud de Pedro ”Ver y creer”, esta debe ser nuestra actitud de cristiano católico de aquel que cree que Cristo vive y ha resucitado”.

“Dejemos que la vida de Jesús resucitado vivifique nuestra vida, que nos renueve, que derrame sobre nosotros la gracia del bautismo que hemos recibido, que seamos a partir de este momento…verdaderos discípulos y misioneros del Cristo resucitado, guiémonos por el amor y salgamos a anunciar la felicidad de creer en Jesucristo vivo y resucitado, seamos testigos todos los días de la esperanza que brota de la vida de Cristo”.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies