Search
martes 25 junio 2019
  • :
  • :

Por radio, Francisco advirtió sobre el maltrato a la Creación

(AICA): El papa Francisco repitió un gesto que tenía en Buenos Aires: juntarse a grabar un programa con su amigo evangélico Marcelo Figueroa. El Santo Padre lo recibió tiempo atrás en su residencia de Casa Santa Marta y allí dialogaron sobre la Creación, la fe, el testimonio cristiano en el mundo de hoy y otros temas.

En ese contexto, Francisco afirmó que los hombres están “maltratando la Creación”, como si fuera “el peor enemigo”, y explicitó su opinión en la creciente deforestación, el mal uso del agua, la extracción de minerales con elementos contaminantes y otras prácticas extractivas no reguladas.

“Dios nos dio una incultura para que la hiciéramos cultura, pero llegó un momento en el que el hombre ya no siente la misión de hacer cultura, sino que se siente patrón”, sostuvo el Papa

Por otra parte, el Pontífice sentenció: “Tenemos una mala relación con la creación en este momento y vivimos en un sistema que por ganar dinero se ha desplazado al hombre del centro y se ha puesto al dinero”.

Francisco también denunció la existencia de sistemas “corrompidos, con esclavitud, trabajo esclavo y descuido de la creación”.

El Santo Padre hizo estas y otras declaraciones durante el programa “Diálogos para el encuentro”, que se transmite los domingos, a las 17, por FM Milenium. Figueroa, su amigo personal, conduce el ciclo que se emite desde el 106.7 del dial.

La Iglesia
Al referirse a la misión de la Iglesia y sus miembros, Francisco enfatizó: “Cuando un pastor no se acerca a su pueblo no es pastor, porque el cura tiene que ser un puente con los fieles. Cuando un cura se aísla, ya sea en su postura hierática o legalista, no construye puentes, y cuando digo cura, digo obispo o Papa”.

En este sentido, el obispo de Roma dijo: “A mí me sale así ser cura, como un encuentro con los fieles, y así escuchar no sólo las confidencias de sus dolores, sino también los buenos consejos que me dan. Un pastor, sea de la confesión que sea, no tiene límites, tiene que luchar contra sus propios egoísmos, que yo también los tengo, para que no anulen lo que Jesús te pide, que es estar metido en medio del pueblo”.

La Creación
Al retomar el tema del cuidado de la Creación, de la Tierra, el Papa insistió en “la incultura que provoca el hombre cuando se apropia con suficiencia y soberbia, más allá de los límites que la misma naturaleza le está dando”, y puso como ejemplo que la energía atómica “es buena”, aunque “cuando se mira a Hiroshima y Nagasaki se ve lo que es transformar esa cultura en incultura”.

“Se trata de cuidar la Creación para este momento, ya que estamos al borde de lo irreversible y es trágico esto – agregó el Papa–. Por otro lado, aunque se llegue a la catástrofe, yo creo en la tierra nueva y en los cielos nuevos, tengo esperanza y sé que la Creación va a ser transformada”.

Más adelante, Francisco criticó la deforestación para hacer monocultivo: “La tierra necesita el cultivo variado. Me acuerdo que, cuando estudiaba química, me enseñaron que se deben hacer tres años de maíz, dos de alfalfa… es decir, todo el proceso de nitrogeneración de la tierra”.

“Las represas hidroeléctricas que están planeadas, por ejemplo en el Amazonas, significan un desequilibrio total del ecosistema”, dijo en otro tramo de la entrevista, observando que “la Amazonía abarca varios países, así que no hablo mal de ninguno”.

La paz y las religiones
Cuando fue preguntado sobre la situación de la paz y las religiones en el mundo, el Pontífice explicó: “Ninguna religión es inmune a sus propios fundamentalismos. En toda confesión habrá un grupito de fundamentalistas cuyo trabajo es destruir en aras de una idea, no de una realidad- Dios, sea en el judaísmo, en el cristianismo o en el islamismo, en la fe de esos tres pueblos, es una presencia de compañía. Los fundamentalismos alejan a Dios de su pueblo, lo desencarnan, lo transforman en una ideología y entonces, en nombre de Dios, matan, atacan, destruyen y calumnian”.

Francisco se sintió “usado”
También Francisco habló de su relación con la gente, y en este sentido ironizó: “Nunca tuve tantos amigos entre comillas, todos son amigos del Papa. Y la amistad es algo tan sangrado que la Biblia dice ‘tené uno o dos amigos, porque antes de conspirar contra un amigo, dejá que el tiempo lo pruebe”.

El Papa también advirtió que se sintió “usado” por gente que se ha presentado como amiga y a quien él, quizás, no había visto más que una o dos veces en la vida. “Han usado eso para su provecho”, confesó sin dar nombres.

Finalmente, el Santo Padre explicó que siente “la necesidad de acercarme a la gente”. Al respecto añadió: “A veces hay chicos que me conmueven, hay enfermos que me conmueven. Hubo situaciones en que alguien me marcó, porque me enseñó a sonreír, a mirar limpiamente, me enseñó el sentido del humor”.+

Entrevista completa al Santo Padre

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies