Search
martes 29 septiembre 2020
  • :
  • :

“Parroquia San Andrés organiza, “Feria Bíblica Virtual”

Campanas. Bajo el Lema; “La palabra de Dios es vida”, la Parroquia San Andrés de la Vicaría Virgen de Cotoca, organiza  la primera “Feria Bíblica Virtual”, la misma  será transmitida el domingo 27 de septiembre  desde las 17:00 horas, por el Facebook de la Parroquia.

Mes de la Biblia; Tiempo privilegiado para tomarla en nuestras manos, leerla, meditarla y conocerla más a fondo

En septiembre nuestra Iglesia en Bolivia celebra el mes de la Biblia, tiempo privilegiado para tomarla en nuestras manos, leerla, meditarla y conocerla más a fondo como nos invita el lema: “Escucha la Palabra y camina”. Escuchar la palabra de Dios para hacerla vida y compañera de camino por las sendas del mundo, conscientes que esta opción puede acarrearnos incomprensiones y sufrimientos, dijo el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti durante su homilía del domingo 30 de agosto.

“El mes de la Biblia se constituye en un espacio propicio para acercarnos a las Sagradas Escrituras, es un tiempo en el que acompañados por el Espíritu abrimos nuestros corazones para ser la tierra fértil en el que la Palabra de Dios produzca al treinta o sesenta o ciento por uno. Este año leeremos y reflexionaremos el Evangelio según San Lucas, y el lema que nos anima es: “Escucha la Palabra y camina ¡ya!”, asegura Mons. Waldo Barrionuevo, Vicario Apostólico de Reyes y responsable de la sección de Animación Bíblica de la Pastoral, al tiempo que extiende la invitación para acercarse a la Palabra de Dios a través de este Evangelio:

En algunas regiones del mundo, el mes de septiembre está tradicionalmente centrado en el estudio y la meditación de la Palabra de Dios. Esta acción pastoral surgió como respuesta a lo que había meditado y expresado el Concilio Vaticano II que fue convocado por el Papa San Juan XIII en diciembre de 1961.

¿Por qué septiembre?

Se ha escogido septiembre para esta iniciativa pastoral porque en este mes se recuerdan diversos sucesos relacionados con la Sagrada Escritura y su traducción.

El primero de ellos y el más antiguo es el hecho de que el 30 de septiembre del año 420, murió san Jerónimo de Estridón. Al celebrar la memoria de este santo Padre y Doctor de la Iglesia, que recibió del papa san Dámaso el encargo de traducir la Biblia al latín, la Iglesia recuerda su profunda convicción de que “quien no conoce la Sagrada Escritura, no conoce a Cristo”. Jerónimo, en efecto, viajo a Tierra Santa y se dedicó traducir manuscritos antiguos de sus idiomas originales –hebreo, arameo y griego– al latín de su tiempo, traducción conocida como Vulgata y de la que más tarde se extraerían las perícopas para la epístola y el evangelio de la Misa Tridentina.

Otro acontecimiento bíblico que se celebra en septiembre es el del aniversario de la edición completa al español, el 26 o 28 de septiembre de 1569 en Basilea (Suiza), de la traducción de Casiodoro de Reina que llevaba el largo título de: La Biblia, que es, los Sacros Libros del Viejo y Nuevo Testamento. Trasladada en español, más conocida como Biblia del Oso por la ilustración de su portada –era un oso intentando extraer miel de un panal en un árbol; en realidad el panal era el símbolo del editor e impresor suizo, Matthias Apiarius–. Dicha Biblia fue revisada en 1602 por Cipriano de Valera, revisión de la traducción que se conoció como la Biblia del Cántaro –también por la ilustración de su portada–. Dado que el texto surgió en el contexto de las iglesias evangélicas, es muy leída por éstas y suele llamarse Biblia Reina-Valera.

El acontecimiento bíblico que más recientemente ha tenido lugar en este mes sucedió hace ya diez años, en 2010, cuando el papa Benedicto XVI firmó la exhortación apostólica postsinodal Verbum Domini, como fruto del Sínodo de los obispos sobre “La Palabra de Dios en la vida y la misión de la Iglesia”, que había tenido lugar en Roma dos años antes, o sea en 2008. En Verbum Domini el Papa pedía también que se garantizase a todos la libertad de conciencia y religión, así como el poder testimoniar públicamente la propia fe.

Orar, vivir y compartir la Palabra de Dios

El objetivo pastoral explícito para el mes de la Biblia es, pues, el de incitar entre los fieles el hábito de leer la Biblia, porque para entenderla y, sobre todo, para interpretarla correctamente, el presupuesto o clave es leerla por completo y personalmente.

Para lograr este objetivo lo que más ayuda es orar, vivir y compartir la Palabra de Dios con las personas que nos rodean.

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies