Search
jueves 22 agosto 2019
  • :
  • :

Obra educativa de la Iglesia Católica aboga por la vida en Bolivia

Iglesia Viva 22.3.2017. Un comunicado de la Asociación Boliviana de Educación Católica – ABEC, difundido desde Cochabamba en la víspera, aboga por el derecho fundamental a la vida de su concepción hasta la muerte natural. Esta asociación que aglutina a todas las Obras de Educación de la Iglesia Católica en Bolivia, presente en la educación de niñas, niños y jóvenes en más de mil centros educativos (convenio, parroquiales y particulares), demanda la enseñanza para el respeto a la vida y una educación para el amor como medidas de prevención al drama del aborto.
Aquí el texto completo de este pronunciamiento:

ASOCIACIÓN BOLIVIANA DE EDUCACIÓN CATÓLICA (ABEC)

“Toda vida es sagrada, hagamos avanzar la cultura de la vida como respuesta a la lógica del descarte y a la caída demográfica”
(Papa Francisco)

La Asociación Boliviana de Educación Católica ABEC, que aglutina a todas la Obras y Redes de Educación Católica de nuestro país, expresa a la Opinión Pública y a los poderes del Estado Plurinacional que:

Fundamentación:
La vida humana ha de ser tenida como sagrada, porque desde su inicio es fruto de la acción creadora de Dios. Sólo Dios es Señor de la vida desde su comienzo hasta su término; nadie, en ninguna circunstancia, puede atribuirse el derecho de matar de modo directo a un ser humano inocente.
El derecho inalienable de todo individuo humano inocente a la vida constituye un elemento constitutivo de la sociedad civil y de su legislación:
Los derechos inalienables de la persona deben ser reconocidos y respetados por parte de la sociedad civil y de la autoridad política. Estos derechos del hombre no están subordinados ni a los individuos ni a los padres, y tampoco son una concesión de la sociedad o del Estado: pertenecen a la naturaleza humana y son inherentes a la persona en virtud del acto creador que la ha originado. Entre esos derechos fundamentales es preciso recordar a este propósito el derecho de todo ser humano a la vida y a la integridad física desde la concepción hasta la muerte.
Cuando una ley positiva priva a una categoría de seres humanos de la protección que el ordenamiento civil les debe, el Estado niega la igualdad de todos ante la ley. Cuando el Estado no pone su poder al servicio de los derechos de todo ciudadano, y particularmente de quien es más débil, se quebrantan tos fundamentos mismos del Estado de derecho. El respeto y la protección de la vida se han de garantizar, desde su misma concepción, a quien debe nacer, exige que la ley prevea sanciones penales apropiadas para toda deliberada violación de sus derechos. (CIC 2258-2274)

Pronunciamiento:
1. La mayoría de nuestro pueblo es creyente, valora la vida desde la concepción hasta la muerte natural, respeta la dignidad humana y, de modo especial, a la de los más débiles; al ser todos hijos de Dios, nadie tiene derecho a truncar la vida de nadie.
2. Vemos con tristeza y preocupación la situación que atraviesan las mujeres y niñas que se encuentran en situaciones de embarazo no deseado; la normativa legal vigente ya prevé estos casos, por lo que impera la necesidad de su aplicación plena.
3. Como Nación que reivindica nuestros valores ancestrales, de respeto y veneración a la vida, no podemos seguir las instrucciones o convenios internacionales que dañen nuestra soberanía, nuestra integridad moral y, en este caso, el principio evangélico de no matar. Por lo que solicitamos al Gobierno y a todos los Honorables Legisladores que analicen, deliberen y no sean cómplices de la matanza de inocentes.
4. Como ABEC, dedicados a la educación de niñas, niños y jóvenes en más de mil centros educativos (convenio, parroquiales y particulares), tanto de educación alternativa, especial como regular, en zonas rurales, periurbanas y ciudades; creemos que la enseñanza para el respeto a la vida, una educación de la moral sexual -situada en el contexto de una educación para el amor- deben guiar nuestra formación religiosa en valores y espiritualidades, así como en las familias y en la sociedad civil.
5. En este sentido, pedimos a los padres de familia y a las organizaciones sociales reflexionar y defender el derecho a la vida desde la concepción hasta la muerte.

Cochabamba, 21 de marzo de 2017

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies