Search
viernes 20 septiembre 2019
  • :
  • :

Obispos de Bolivia continuaran acompañando a las familias en situaciones de fragilidad

Iglesia Viva 15.11.16//En la clausura de la CII Asamblea de la Conferencia Episcopal Boliviana, los Obispos de Bolivia manifestaron su preocupación  por la realidad de la Familia que sufre violencia, abandono, desintegración y pobreza, reafirmaron su rechazo a la Ley de Identidad de género y pidieron el apoyo de los fieles en el fortalecimiento y acompañamiento de las familias.

En una primera instancia los Obispos agradecieron el testimonio de las familias que viven con fidelidad su compromiso.

A su vez manifestaron su preocupación por la realidad que viven las familias: “Nos preocupa la realidad de la Familia que en muchos casos sufre violencia, abandono, desintegración y pobreza tanto espiritual como material. Agradecemos a las autoridades y al pueblo que han salido al encuentro de estas familias con proyectos de vivienda, servicios básicos y otros esfuerzos. Que la misericordia se haga visible y resplandeciente en la defensa de la familia y de la vida humana en todas sus etapas desde la concepción hasta la muerte natural”.

Asimismo reafirmaron su rechazo a la Ley de Identidad de Género, argumentando que la misma “responde a una ideología que atenta contra la familia y contra la naturaleza del ser humano”.

En su mensaje al Pueblo de Dios los Obispos pidieron los fieles apoyar en cinco puntos a las familias, especialmente aquellas en situaciones de fragilidad:

“Dada la importancia primordial de la Familia, Iglesia doméstica, como Pastores de la Iglesia Católica en Bolivia, pedimos el apoyo de todos los fieles para la pastoral, especialmente:

  • Fortalecer la Pastoral Familiar, mediante la formación de los agentes de pastoral en la compresión de la realidad y la vocación de la familia cristiana.
  • En la preparación prematrimonial, proponer a los novios la belleza del Sacramento del Matrimonio como realización del proyecto del Creador y participación en el Misterio Pascual.
  • “Alentar a todos para que sean signos de misericordia y cercanía allí donde la vida familiar no se realiza perfectamente o no se desarrolla con paz y gozo” (Amoris Laetitia 5). Y en la lógica de la misericordia pastoral, acoger y acompañar a los separados, los divorciados y los abandonados (Cfr Amoris Laetitia 242).
  • Acompañar a las familias en situaciones de fragilidad y consolidar equipos de apoyo para el proceso abreviado de los decretos de nulidad matrimonial, según las instrucciones del Papa.
  • Convocar una “Semana Nacional de la Familia” a celebrarse cada año en la Tercera Semana de Adviento y fortalecer el don del amor en las familias.”
Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies