Search
viernes 19 julio 2019
  • :
  • :

Los Obispos de Bolivia llaman a hacer “causa común” contra el narcotráfico

♦Llamado a la conciencia para reaccionar frente a la gravedad del problema. Los Obispos de Bolivia han hecho un llamado a hacer “causa común” para enfrentar el narcotráfico en nuestro país y aseguran que la Carta Pastoral es un llamado a la conciencia para reaccionar frente a la gravedad del problema promoviendo un “diálogo sincero y abierto entre todas las instancias de la sociedad”. 

Los Obispos explicaron que la Carta Pastoral sobre narcotráfico y drogadicción en Bolivia surge de su preocupación como Pastores y para hacerse “eco del clamor de tantas personas y familias que sufren las heridas causadas por el creciente tráfico y consumo de drogas ilícitas”.

Aseguran que reconocen los esfuerzos y alcances que se están dando para combatir el narcotráfico, sin embargo, creen que “hace falta dar pasos más decididos por parte de todos”.

El mensaje es fruto de los días de reflexión y análisis de la realidad que tuvieron las autoridades eclesiásticas de Bolivia del 7 al 12 de abril en la casa Cardenal Maurer de la Arquidiócesis de Cochabamba. Mons. Aurelio Pessoa, Secretario General de la CEB dió lectura:

“Como pastores y ciudadanos, en continuidad con pronunciamientos de décadas pasadas, hemos querido expresar nuestra preocupación desde la responsabilidad moral que tenemos y hacernos eco del clamor de tantas personas y familias que sufren las heridas causadas por el creciente tráfico y consumo de drogas ilícitas, y esto ha sido lo que los ha motivado a publicar la Carta Pastoral sobre el Narcotráfico y la Drogadicción: “Hoy pongo ante ti la vida o la muerte.

Al mismo tiempo que “reconocemos los esfuerzos y alcances que desde varios años se están dando para combatir el narcotráfico, sin embargo, creemos que hace falta dar pasos más decididos por parte de todos. Esta reflexión pastoral es un llamado a la conciencia y un aporte más para colaborar a un diálogo sincero y abierto entre las diversas instancias de la sociedad, cada una en lo que le corresponde, a fin de que tomemos en cuenta la magnitud y gravedad del problema que amenaza la convivencia pacífica y democrática del país. En efecto el narcotráfico, además de causar la drogadicción, trae consigo violencia, corrupción, mentiras, injusticias y muerte”.

En este mensaje al Pueblo de Dios los Obispos nos exhortan a:

“No tener miedo de mirar la cara de esta realidad nefasta, ni seamos pasivos, ni resignados en afrontar las verdades incómodas que conlleva este problema. Por el contrario, las fuerzas vivas de la sociedad hagamos causa común, convencidos que la unidad y la verdad son el camino para liberarnos de este mal, como nos  indica el Papa Francisco: “la plaga del narcotráfico, que favorece la violencia y siembra dolor y muerte, requiere un acto de valor de toda la sociedad” (Rio de Janeiro). Es el momento de decidir: “Yo he puesto delante de ti la vida y la muerte…. Elige la vida”  (Dt 30,19).

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies