Search
domingo 18 agosto 2019
  • :
  • :

No podemos aceptar que no se respete la dignidad de la persona Mons. Braulio Sáez

La primera Misa festiva en vísperas de la Festividad de la Inmaculada Concepción, fue presidida por Mons. Braulio Sáez, Obispo Auxiliar dela Arquidiócesis de Santa Cruz. Mons. Sáez y tomando la palabra en nombre delos peregrinos indicó que “hemos venido caminando, hemos venido con alegría,devoción, con ganas y hemos venido sobre todo como hijos que escuchan la palabra de la mamá, hijos que quieren escuchar la palabra de Dios con el corazón abierto para dar las gracias a Dios por tantas cosas bonitas,desagradables, tantas cosas que han pasado por nuestras vidas a lo largo de este año.

El Obispo exhortó al pueblo de Dios a hacer una introspección hacia las debilidades del ser humano pero también hizo una valoración de la ultima expresión del pueblo boliviano que “se ha revelado porque no queremos que nos opriman, porque no queremos que nos impongan cosas que no están de acuerdo con nuestra cultura, porque no podemos aceptar determinadas situaciones  donde no se respeta la dignidad de la persona”

En ese contexto el Obispo recordó a los Bolivianos que hemos sido llamados para ser santos e irreprochables ante Dios por el amor. Y la pregunta que podemos hacernos cada uno es si puedo ser santo, podemos ser santos, puedo ser santo. Pues si todos somos santos porque estamos bautizados en el nombre de Cristo y hemos recibido el bautismo que nos hace hijos de Dios.

Antes de concluir el Obispo exhorto a los fieles a entender que ser cristiano no es vivir de cualquier manera, ser cristiano es vivir de acuerdo a los valores que nos da el evangelio, a esos principios que no podemos aceptar cuando nos imponen ideologías de genero o del aborto o de la droga o de tantas cosas como la corrupción que estamos viviendo. Eso no podemos aceptarlo y allí estamos trabajando para ser santos e irreprochables ante Dios por el amor

 Finalmente el Obispo indicó que la virgen nos pide confiar en Dios y cambiar de vida, estamos en un tiempo hermoso de Adviento, la espera de la venida del Señor que viene para salvarnos y librarnos del pecado para darnos una vida nueva y construir el reino de Dios.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies