Search
miércoles 25 noviembre 2020
  • :
  • :

Monseñor Paglia: la familia lugar de estabilidad incluso en tiempo de pandemia

Campanas/vaticannews.va/El Presidente de la Academia Pontificia para la Vida participó ayer en el encuentro virtual de Agentes de la Pastoral Familiar, centrado en la familia en tiempo de pandemia, con ocasión de los 50 años del Departamento de Matrimonio y Familia de la Conferencia Episcopal de Colombia (CEC).

Ciudad del Vaticano

“La familia, a pesar de todos los ataques, se mantiene firme, por su fuerza interna: no hay sustitutos ni funciones equivalentes de la familia”: así lo afirmó Monseñor Vincenzo Paglia, presidente de la Academia Pontificia para la Vida, dirigiéndose a los delegados de la Pastoral Familiar de las diócesis de Colombia durante el encuentro virtual que se celebró ayer por la mañana sobre “La Familia en tiempos de pandemia y post pandemia”. “Frente a la embestida de Covid-19, es la familia, con todas sus debilidades, el lugar de refugio y estabilidad”, dijo el prelado. Esta época de pandemia muestra claramente que la familia es una forma social única (…). La familia, en un mundo en el que la elección es siempre y sólo temporal, es, sin embargo, el lugar de las relaciones fuertes que tienen un profundo impacto en la vida de sus miembros”. Monseñor Paglia subrayó a continuación que las Iglesias deben tener también los rasgos de una comunión familiar y que es indispensable un cambio eclesiológico, una nueva forma de ser Iglesia, una Iglesia entendida como “familia de Dios”. Por esta razón, recordó que “el Papa Francisco, con la Exhortación Apostólica Amoris Laetitia, llama a una profunda renovación de la Iglesia”. A las familias, en cambio, añadió el Presidente de la Academia Pontificia para la Vida, la Exhortación les pide que sientan la responsabilidad de comunicar al mundo el “Evangelio de la familia” como respuesta a la profunda necesidad de familiaridad inscrita en el corazón de la persona humana y de la misma sociedad.

Monseñor Paglia observó además que hoy en día hay una profunda brecha que separa a las familias de la comunidad cristiana, que las familias son poco eclesiales, porque a menudo están encerradas en sí mismas, y las comunidades parroquiales son poco familiares, porque a menudo están atrapadas en una burocracia exasperante. Por lo tanto, se necesita un nuevo horizonte que rediseñe la parroquia como una comunidad que sea en sí misma una familia. “Creo que es decisivo para la pastoral inventar lo que yo llamaría ‘la fraternidad entre las familias'”, agregó el presidente de la Academia Pontificia para la Vida, señalando que no se trata sólo de repensar la pastoral familiar, sino de hacer toda la pastoral en una perspectiva familiar. Para Monseñor Paglia se debe promover una perspectiva de “fraternidad entre las familias” a nivel general, involucrando a todas las parroquias y asociaciones. “Se trata -concluyó – no sólo de estar dentro de la vida de la parroquia, sino también dentro de la vida de la ciudad, de toda la sociedad, donde las familias están llamadas a dar su contribución como levadura de ‘familiaridad’ en la sociedad”.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies