Search
martes 27 octubre 2020
  • :
  • :

Mons. Sergio: “La Iglesia continúa la misión de Jesús en la historia y nos envía a dar testimonio de fe y anunciar el Evangelio, en todo lugar y tiempo”

Campanas. “La Iglesia, sacramento universal del amor de Dios para el mundo, continúa la misión de Jesús en la historia y nos envía por doquier para que, a través de nuestro testimonio de fe y el anuncio del Evangelio, Dios siga manifestando su amor y pueda tocar y transformar corazones, mentes, cuerpos, sociedades y culturas, en todo lugar y tiempo”, dijo Monseñor Sergio desde la Catedral, en este domingo Mundial de las Misiones.

Hoy en la Iglesia celebramos el Domingo Mundial de las Misiones animados por el lema: «Aquí estoy, mándame» (Is 6,8). El Papa Francisco en su mensaje nos dice que “La llamada a la misión, la invitación a salir de nosotros mismos por amor de Dios y del prójimo se presenta como una oportunidad para compartir, servir e interceder. La misión que Dios nos confía a cada uno nos hace pasar del yo temeroso y encerrado al yo reencontrado y renovado por el don de sí mismo”.

También el Papa nos dice que la celebración de esta Jornada “significa reafirmar cómo la oración, la reflexión y la ayuda material de sus ofrendas son oportunidades para participar activamente en la misión de Jesús en su Iglesia. La caridad, que se expresa en la colecta de las celebraciones litúrgicas del tercer domingo de octubre, tiene como objetivo apoyar la tarea misionera realizada en mi nombre por las Obras Misionales Pontificias, para hacer frente a las necesidades espirituales y materiales de los pueblos y las iglesias del mundo entero y para la salvación de todos”.

Conscientes del llamado de Dios a compartir el don de la fe que hemos recibido en el Bautismo, nos acercamos al Evangelio de hoy que nos presenta una controversia diríamos de “carácter político” entre Jesús y unos fariseos y herodianos, sus oponentes. Éstos últimos eran miembros de un grupo que apoyaba a los dominadores romanos, mientras que los fariseos eran practicantes tradicionalistas contrarios al imperio romano: los dos grupos, a pesar de ser enemigos entre ellos, se habían aliado para sorprender a Jesús.

 Este enfoque vulnera la vocación de la Iglesia, enviada por Cristo a anunciar el Evangelio del que es parte indisoluble el desarrollo humano integral. Es lo que reafirma el papa Francisco, en el mensaje de esta jornada misionera: “La Iglesia, sacramento universal del amor de Dios para el mundo, continúa la misión de Jesús en la historia y nos envía por doquier para que, a través de nuestro testimonio de fe y el anuncio del Evangelio, Dios siga manifestando su amor y pueda tocar y transformar corazones, mentes, cuerpos, sociedades y culturas, en todo lugar y tiempo”.

Por eso, cuando la Iglesia se compromete con la vida de las personas, la sociedad, la cultura, la economía y la política solo está siguiendo el ejemplo y el mandato de Jesús, que pasó su vida haciendo el bien, anunciando la buena noticia a los pobres, denunciando las injusticias, sanando a enfermos, perdonando a pecadores y liberando a los poseídos por espíritus malignos.

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies