Search
jueves 19 septiembre 2019
  • :
  • :

Mons. René: “El amor de Dios se ve reflejado en la solidaridad del hermano que acoge a los migrantes”

El sábado 7 de septiembre en la Casa de Acogida Cardenal Julio Terrazas, Mons. René Leigue, Obispo Auxiliar de Santa Cruz y responsable del PMH (Proyecto de la Movilidad Humana), presidió la Misa de Acción de Gracias por el “Día del Migrante y Refugiado”, que a nivel nacional se celebró el 2 de septiembre.

Mons. René recordó que el 3 y 4 de septiembre estuvo en Lima Perú donde participó del encuentro de Obispos de los Consejos Permanentes de las Conferencias Episcopales de Bolivia, Chile y Perú, donde se ha hecho un análisis de la realidad que se está viviendo en cada País y lo que más predomina son los Migrantes y como ustedes saben los grupos más grande que se están moviendo de un lugar a otro son nuestros hermanos de Venezuela, una realidad muy difícil que se vive es este País hermano.

En Chile más de 20 mil migrantes venezolanos están en las fronteras, es una triste realidad porque ellos no salen de su País por salir, ellos   salen porque ya no tienen como alimentar a su familia y se ven en la extrema necesidad de dejar todo y salir en busca de mejores días, mencionó Monseñor.

En medio de todo y esto y a pesar que no se encuentre el apoyo en el Gobierno, nos une la realidad de la gente, y lo que más interesa es encontrarse con la persona y por eso en las fronteras de Chile, Perú y Bolivia hay mucha gente que les está dando cobijo a los migrantes, a veces sin mirar más allá y es algo que nos anima a nosotros, a todos los que creemos en Dios y no nos interesa de donde vine, nos interesa ver a la persona  y tener ese contacto con ellos y darle una mano en la medida de nuestras posibilidades, dijo  el Prelado.

De este encuentro ha salido un pronunciamiento haciendo un llamado a las Autoridades para que puedan ver esta realidad, hoy están los venezolanos en una situación muy difícil y no sabemos nosotros aquí en Bolivia como estará nuestra realidad más adelante al igual que en otros países, porque las políticas son cada vez más complicadas, los políticos más que todo cada vez se complican.

Mons. René afirmó que recordar este día nacional del migrante y refugiado es sentarnos y dar gracias a Dios y sentirnos acogidos, porque es Dios que nos acoge en las personas y aquí en esta comunidad y a pesar de la incomodidad que hay el cariño humano se siente, por esto tenemos que estar agradecidos de sentirnos acogidos en este espacio que se les brinda con mucho amor.

En la casa de Acogida no podemos dar mucho, pero lo poco que tenemos lo compartimos con ustedes y les animo a ustedes hermanos que vienen de diferentes lugares a que no se sientan desamparados, no se sientan solos y como personas de fe estamos con ustedes para ayudarlos y brindarles nuestro apoyo, concluyó el Obispo Auxiliar

Como parte de las Actividades por la Jornada Nacional del Migrante y Refugiado, el 6 de septiembre en el Salón del Centro Pastoral de la Parroquia San Martin de Porres, la Casa de Acogida Cardenal Julio Terrazas organizó el Panel de “La Realidad de la migración en Bolivia y en América Latina”, con el objetivo es sensibilizar a la población, para dar el buen trato y el respeto. Además, que el tema migratorio en los últimos años está provocando muchas situaciones especiales. Aunque en Santa Cruz se tiene mucha aceptación y hay solidaridad, pero siempre es necesario de reflexionar sobre esta realidad. Muchos hermanos latinoamericanos hoy pasean por los países y gracias a las leyes, tienen derechos, pero que con frecuencia son vulnerados.

El apoyo que se hace a los migrantes, es una actitud evangélica, que nace del sentido de ser cristiano, que se compromete a apoyar, acoger y acompañarles, porque no solo son migrantes, sino personas humanas que viven situaciones especiales que muchas veces están obligados a abandonan sus países. También conoceremos algunos datos y hechos concretos, en realidad ha crecido últimamente la población migratoria en Bolivia.

La casa de acogida, Cardenal julio Terrazas recibe a muchos migrantes llegados de varios países. Desde hace ya 5 años se tiene la casa en la Calle Madrejon 172, en el barrio Santa Rosita.  Y anualmente pasan más de 1000 personas de diferentes países.  La casa ofrece un techo temporal, también alimentación, y tratan de cooperar en la obtención de sus papeles de residencia, aunque es un problema bastante moroso y muchas veces lacerante y molestoso.  Pero es un servicio que se hace. La casa está apoyada por la caridad de la gente amiga, y también por la arquidiócesis de Santa Cruz.

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies