Search
miércoles 8 abril 2020
  • :
  • :

Mons. Reimann: Hoy el mundo necesita “Testigos de la Caridad y Misericordia de Dios”

“Campanas. Hoy el mundo necesita de testigos que tengan la mirada de Jesús, testigos enamorados de Jesús y enamorados de escuchar su Palabra y sobre todo testigos de su caridad y de su misericordia, afirmó Mons. Antonio Reimann, Obispo del Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez.

En el marco del XXIII Encuentro de los Obispos del Oriente de Bolivia, hoy martes 11 de febrero, día en el que se celebra la Jornada Mundial del enfermo, a las 19:00 horas, en la Parroquia La Santa Cruz, Monseñor Antonio Reimann, Obispo del Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez, presidió la Misa de Inauguración de este encuentro.
La celebración Eucarística fue concelebrada por: Mons. Jesús Galeote, Mons. Mons. Julio María Elías, Mons. Eugenio Coter, Mons. Waldo Barrionuevo, Mons. Roberto Flock Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, y los Obispo Auxiliares: Mons. Estanislao Dowlaszewicz y Mons. René Leigue y los 12 Sacerdotes que participan de este encuentro.

En su homilía Monseñor Reimann, se refirió a la Jornada Mundial del enfermo y la Virgen María, nuestra Señora de Lourdes, es esa Madre preocupada por la salud de sus hijos y nosotros somos sus hijos. Yo mismo experimenté el año pasado su protección, el día 13 de agosto del 2019, día dedicado a la Virgen de Fátima, tuve que someterme a una operación quirúrgica del corazón y alrededor de medio año estuve en recuperación y hoy doy gracias al Señor que junto con mis hermanos Obispos puedo participar nuevamente de este encuentro de los Obispos del Oriente, dijo Mons. Reimann.

Queridos hermanos y hermanas, el Papa Francisco en ocasión a la Jornada Mundial del enfermo nos recuerda las palabras del Evangelio de hoy, y voy a señalar algunas palabras de este mensaje y recordar cual es nuestra misión: ‘Venid a mí todos los que estáis cansados y agobiados, y yo os aliviaré’ (Mt 11,28), estas palabras expresan la solidaridad del Hijo del hombre Jesucristo ante la humanidad, tantas personas que sufren del cuerpo y del espíritu y Jesús dice a todos que acudan a Él y les promete alivio y consuelo.

Jesús mira a la humanidad herida, tienes ojos que ven y se dan cuenta porque mira profundamente y nos invita a cada uno de nosotros entrar en su vida para experimentar el gran amor de Dios.


Hoy día todos nosotros bautizados, también misioneros de la misericordia, hoy día en esta Eucaristía queremos agradecer al Señor por todas las personas que en nuestras parroquias , en los grupos, las personas que trabajan en favor de las personas que sufren, queremos agradecer por todas las personas que tiene ojos que ven, que se dan cuenta porque miran profundamente y que nos son indiferentes, sino que se defienden y abrazan a todo hombre en su condición de salud e invitan a cada uno a entrar en su vida para experimentar la ternura del Padre, porque este es el proyecto de Dios, dijo el Obispo del Vicariato Apostólico de Ñuflo de Chávez.

Todos los aquí presentes, todo el Pueblo de Dios, estamos llamados a ser la prolongación de Cristo caritativo y misericordioso. Estamos convencidos que la Virgen de Lourdes, nuestra Madre tiene este gran deseo de llevarnos al encuentro con Jesucristo.

 

Hoy el mundo necesita de testigos que tienen la mirada de Jesús, testigos enamorados de Jesús y enamorados de escuchar su Palabra y sobre todo testigos de su caridad y de su misericordia.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies