Search
lunes 15 agosto 2022
  • :
  • :

Mons. Gualberti se reunió con la Madre General de las Hermanas de la Compañía de María para el niño Sordo

Campanas. Hoy jueves 07 de julio, en oficinas del Arzobispado, Mons. Sergio Gualberti, Arzobispo Emérito de Santa Cruz recibió la visita de la Madre General de la Congregación, Hermanas de la Compañía de María para la educación de niños sordos – HCM, hna. Elisa Duarte Cabrera. También estuvo presente en la reunión; la Hna. Mercedes Mendoza Roa, responsable de la Congregación en la Arquidiócesis de Santa Cruz.

La hermana Elisa Duarte es de nacionalidad paraguaya, actualmente radica en Italia – Verona y lleva 6 años como Madre General de la Compañía de María para el niño Sordo. Después de 3 años desde la pandemia del Covid – 19, la hermana Elisa puede realizar su visita Apostólica a Bolivia, específicamente a Santa Cruz de la Sierra, donde esta Congregación tiene presencia hace más de 30 años. La Madre General se queda en Santa Cruz hasta el 11 de julio.

Actualmente las hermanas tienen su cargo más de 160 niños en los dos turnos y parte de la visita de la Madre General es evaluar y animar el trabajo que realizan las hermanas en favor de la educación y formación de estos niños y también para conocer al primer director laico de esta institución.

El Centro Educativo que es regentado por esta Congregación lleva el nombre de: “Julia Jiménez de Gutiérrez” y el trabajo específico que realizan las hermanas en esta unidad educativa es la educación en niños con discapacidad auditiva y funciona en dos turnos; de 08:00 a 12:00 y de 14:00 a 18:00 horas. La comunidad religiosa en Santa Cruz está conformada por 3 hermanas y la hna. Mercedes Mendoza Roa es la superiora.

La Madre General expresa que el encuentro con el Arzobispo Emérito ha sido muy fraterno, así mismo afirma que el prelado le ha transmitido mucha paz, serenidad y sobre todo es un pastor que siempre ha apoyado la misión y eso para ellas es fundamental.

Monseñor Gualberti también en la oportunidad les agradeció por gran trabajo que realizan en favor de la reducción de los niños sordos en nuestra Iglesia local.

Congregación, Hermanas de la Compañía de María para la educación de niños sordos – HCM, fue fundada en el año 1840 por el Padre Antonio Próvolo en Verona Italia y tiene presencia en Paraguay (4 Instituciones), Bolivia – Santa Cruz de la Sierra (1 Institución – 1989), en Argentina (2 Instituciones).

Estas Instituciones trabajan en la educación en niños con discapacidad auditiva, pero sobre todo en este momento está abierta a la inclusión, es decir a niños de escuelas comunes y también con otras discapacidades como; intelectual, niños con problemas de síndrome de Down, con sordera de base y niños con problemas de autismo. Están abiertos ahora a la realidad social en las que se encuentran y están abiertas a todo tipo de discapacidad.

La Hna., mercedes que lleva 6 años al frente de esta Congregación en Santa Cruz, nos cuenta que hay muchos chicos en inclusión que ya han terminado su bachillerato, están en la Universidad y hay un intérprete que les hace seguimiento. Es cierto que no todos pueden ir a inclusión, todo va depender de su capacidad de aprendizaje y sobre todo el apoyo de la familia es fundamental en el crecimiento y desarrollo, expresa.

ANTONIO PROVOLO La Congregación Religiosa “Hermanas de la Compañía de María para la educación de los sordos y con otras necesidades” nace del corazón grande.

 

Fundador de la Congregación Religiosa

Antonio Próvolo nació en Verona (Italia) el 17 de febrero de 1801 en el seno de una familia muy humilde. Su padre era vendedor ambulante de frutas y verduras, su madre lavandera. Desde su adolescencia sintió la vocación religiosa. A la edad de tan solo 14 años ingresó en el Seminario Diocesano. El 18 de diciembre de 1824 fue ordenado sacerdote.

Apenas ordenado sacerdote intuye que su campo de acción, como ministro del Señor, es muy extenso. Es designado Vicario en la Parroquia de San Lorenzo, se destacó por su celo en el confesionario, en el apostolado entre los adolescentes y jóvenes, en la enseñanza catequística y en la predicación de Retiros y Ejercicios Espirituales en la Diócesis de Verona y también fuera de la misma. La solidez de su entrega lo lleva a descubrir que las necesidades de la gente son muchas, fundamentalmente de los campesinos y decide acompañar a la gente en sus necesidades reales. Su ministerio, está dispuesto y atento a llevar a Dios las almas y las almas a Dios en toda circunstancia.

Maestro de los sordos De esta manera empieza a contactarse con las personas con discapacidad auditiva, personas sumamente marginadas en la sociedad de su época. Así, en su afán de recuperar a los niños y jóvenes sordos, el 30 de octubre de 1830, inicia su Obra en su propia casa. Al mismo tiempo estudia, y profundiza la problemática de los sordos, establece contactos con algunas escuelas de Italia y también extranjeras llegando a la conclusión de que, para una adecuada y eficaz integración de los sordos a la sociedad, es necesario instruirlos mediante la palabra hablada, cosa posible de lograr, no solamente con los más dotados y los de familias pudientes, sino con todos.

Con su tenaz labor, hecha de inteligencia de amor y con el canto, para el cual tenía dones especiales, logró que sus alumnos mejoraran el ritmo y la entonación de la palabra, la cual se le tornó más fluida e inteligible. La palabra se convierte así para el sordo un vehículo de luz para la mente, mediadora cultural, alimento vital para la voluntad y para el desarrollo de la personalidad. El niño sordo dotado de palabra, hace también ¨hablar el corazón¨ en comunicación con los otros y con su creador. Así, la didáctica y la pedagogía del sordo, se funden con su ansia misionera: ¨Llevar las almas a Dios y Dios a las almas de los niños sordos¨ De esta manera logra elaborar el ¨método oral para instruir a los sordos, utilizando el lenguaje oral. Así mismo, comienza con la enseñanza de la lectura labial.

Hablar de la caridad de Próvolo, es como mostrar su «TARJETA DE IDENTIDAD» fue un verdadero APOSTOL DE LA CARIDAD. ¿Cómo definía la caridad el Padre Próvolo? «La caridad es la reina de todas las virtudes; porque atrae asi misma todas las demás virtudes.» Subrayaba Próvolo – La caridad ha tomado el mismo nombre de Dios. El Padre Próvolo fue un alma bendita que pensó solo en Dios, y que amó solo a Dios y al prójimo. « Alma y corazón todo fuego de amor a Dios y al prójimo» Próvolo señalaba; el hombre fue creado para poseer a Dios ser infinito, por lo tanto, las criaturas siendo finitas podrán ocuparlo, inquietarlo, pero nunca saciarlo. Al contrario, el amor de Dios llena nuestra alma de paz, de tranquilidad, de dulzura de manera que otros no pueden entender, sino aquellos que por suerte lo saborean. Encontramos en cuaderno espiritual : «LAS ALMAS QUE AMAN VERDADERAMENTE A DIOS, NO PUEDEN DESCANSAR» Y «UN ALMA QUE QUIERE SER TOTALMENTE DE DIOS VIVE NO AMANDO NADA Y NO DESEANDO NADA, QUE EL AMADO, EL QUE AMA NO SE CANSA» Tarjeta de identidad de Próvolo.

 LA CARIDAD ES ALEGRÍA, ES GRATUIDAD, ES BELLEZA… Quién más que Próvolo encarna mejor esta virtud. En su corazón encontramos la belleza de la caridad. Su corazón fue la cuna de la belleza y del amor, fuente inagotable de caridad, de gratuidad, adorno de la gracia Divina… “La caridad del Siervo de Dios Antonio Provolo es la fuerza interior más profunda de toda su vida… Murió joven consumido por la caridad”. La caridad era un incendio que consumía su corazón en el amor a Dios. Delineando brevemente la virtud de Provolo comprendemos mejor su apertura hacia el otro, su finalidad de “LLEVAR LAS ALMAS A DIOS Y DIOS A LAS ALMAS” especialmente de las PERSONAS SORDAS Y CON OTRAS NECESIDADES. “SOLO CON EL AMOR SE CAMBIA EL MUNDO”.

El amor por los sordos inspiró a Próvolo a estudiar los métodos de enseñanza en favor de los sordos y desarrolló una metodología particular que aún se sigue utilizando en la actualidad, pero con las actualizaciones necesarias que exige la sociedad. El milagro de amor continua. Los frutos obtenidos derivan no solo de la bondad de la metodología, sino sobre todo del amor profundo con el cual el Próvolo los acogía y los seguía. EL MILAGRO CONTINUA…

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies