Search
domingo 2 octubre 2022
  • :
  • :

Mons. Estanislao: ¡Somos administradores de todos los bienes! Y tenemos la obligación de administrarlos con “sagacidad” no con coimas o desfalcos

Campanas. Desde la Catedral este domingo 18 de septiembre, Monseñor Estanislao Dowlaszewicz, OFM – Conv, Obispo Auxiliar de Santa Cruz afirmó que, ¡Somos administradores de todos los bienes!! Y tenemos la obligación de administrarlos con “sagacidad” no con coimas o desfalcos millonarios, Sino con honestidad.

Hoy, en estos momentos, en que el mundo vive la confrontación armada en Ucrania y en otros distintos territorios; en que las decisiones de los jefes de Estado ya no es solamente una responsabilidad política, sino también ética. El mundo vive en guerra; la guerra se hace con armas poderosas: se venden, se compran, mueren muchos inocentes; se hacen promesas de tregua y siguen hablando los cañones. Hay intereses internacionales en esos conflictos.

Es necesario elevar las manos al cielo para pedir la paz y la concordia, sin cólera, sin odios ni rencores

Dios, el Señor del mundo, tiene otra estrategia para la humanidad: la salvación y la paz. La afirmación de que “Dios quiere que todos los hombres se salven” no debería perderse nunca de vista en el planteamiento de la vida ética y social de la humanidad.

El proyecto de Dios es un proyecto de vida, de felicidad y de solidaridad

El autor de la carta a Timoteo lo plantea como un verdadero proyecto ético cristiano. Debemos aceptar a los dirigentes, especialmente los que han sido elegidos democráticamente (aunque en el texto se hable con la mentalidad de reyes y gobernantes). Pero no tenemos por qué callar ante sus injusticias y abusos de poder. El cristiano vive en el mundo y debe saber vivir en libertad.

Cuando se trata de que los creyentes hablen de asuntos económicos o políticos, evaluando el orden de la vida social, inmediatamente escuchamos que la iglesia está interfiriendo con la política.

Tal narrativa parece quitar todo derecho a criticar los abusos patronales contra trabajadores indefensos y en algunos casos mal pagados, el sistema de despidos injustificados, la violencia estatal contra los ciudadanos, los impuestos injustificados o la distribución de fondos públicos sin ningún control.

Las subidas exageradas de los precios en productos de primera necesidad Esto influye en nuestro diario vivir.

Las noticias que nos llegan diariamente son las subidas exageradas de los precios en productos de primera necesidad. Vemos cómo los precios cambian y suben cuando pasan de mano en mano, aumenta la especulación y todos de alguna manera somos víctimas de la inflación. Esto influye en nuestro diario vivir.

Las injusticias conllevan a la avaricia de los que son amantes del dinero

Es verdad que ya no se compra al pobre por un par de sandalias, pero se pueden establecer sistemas de financiación que pueden hundir al que más lo necesita. Es una denuncia contra los mercaderes y negociantes que se percatan que la religión les estorba a sus planes; quieren que pasen las fiestas sagradas, el sábado, día del Señor, para poder emprender su tarea financiera, y con ello, las injusticias que conlleva la avaricia de los que son amantes del dinero.

“No se puede servir a dos señores… no pueden servir a Dios y al dinero”.  Con frecuencia en nuestro manejo del dinero, de los recursos naturales, “nos servimos de Dios y servimos al dinero”.

 Lo correcto sería lo contrario “Servir a Dios sirviéndonos del dinero”. El que es inteligente (sagaz) para crear riqueza, lo ha de realizar para servir al ser humano. No servirse del ser humano para acrecentar sus riquezas. ¿No será esta la causa de tanta injusticia como se da en nuestro mundo actual y en nuestro país? El mensaje de Jesús obliga a un replanteamiento total de la vida.

Es imposible ser fiel a un Dios que es Padre de todos los hombres y vivir, al mismo tiempo, esclavo del dinero y del propio interés y del poder.

La antigua regla romana dice – te doy para que tu des también.  Así es como Dios obra: Él pone este mundo bajo nuestra administración. No para satisfacer nuestro egoísmo, sino para compartir todo con los demás.

Que María, nuestra Madre, que fue la que mejor comprendió el mensaje salvador de su Hijo, nos ayude a servir a Dios sirviéndonos de nuestros recursos para favorecer a los más necesitados.

Descargar Homilía Completa

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies