Search
domingo 5 febrero 2023
  • :
  • :

Mons. Estanislao Dowlaszewicz: “Nuestra Mamita de Cotoca nos llama a escucharnos y a caminar juntos como hermanos”

Campanas. “La mamita nos llama a escucharnos y a caminar juntos”. Al promediar las 19: 15 de la noche de este domingo 27 de noviembre, en procesión desde el Cristo Redentor, la imagen de la Patrona del oriente boliviano llegó hasta la Catedral de la Arquidiócesis de Santa Cruz, donde fue recibida por el Arzobispo Emérito, Mons. Sergio Gualberti.

El rezo del Santo Rosario en honor a la Mamita de Cotoca estuvo dirigido por Mons. Estanislao Dowlaszewicz, OFM Conv, Obispo Auxiliar de Santa Cruz, quien al finalizar el rezo del rosario realizó una reflexión.

Durante su reflexión el prelado afirmó que, “Nuestra Mamita de Cotoca nos llama a escucharnos y a caminar juntos como hermanos”.

Mons. Estanislao señaló que, la Virgen encuentra siempre la manera para llegar a este lugar, podemos decir que la Virgen María sabiendo que se suspendió el paro, al día siguiente de prisa llegó a Santa Cruz, está con nosotros, por eso le damos un fuerte aplauso de bienvenida.

Así mismo el obispo auxiliar aseveró que, ella viene hoy día y nos dice: aprendan después de todo esto a caminar juntos, no por separado, yo vengo a decirles; aprendan también a escucharse mutuamente uno al otro. Ella hoy día viene, nos mira y nos abrasa con un abraso materno y nos dice; ánimo, vengan a mí, pero si vienen quiero que hablen cada uno de si mismo, de sus esperanzas, de sus dolores, pero también de sus equivocaciones, yo estoy para eso, para ayudarles en este camino como lo hice con mi prima Isabel.

Reflexión

Cuando llegó la Virgen de Cotoca a este lugar tan emblemático y muy querido por Santa Cruz, la imagen del Cristo Redentor y hemos escuchado como dice el Evangelio de San Lucas, que nos narra el momento de la visita de la Virgen María, a su prima Isabel, y después de escuchar cuando estábamos caminando en la procesión hacia la Catedral, el Señor Alcalde  de Cotoca dijo que estaba preocupado cómo será el día de hoy, si habría la posibilidad para que la imagen de la Mamita llegue a Santa Cruz, porque ella ya nos extrañaba mucho, porque hacía 35 días que nadie de Santa Cruz, iba a visitarla a su casa, al santuario.

Yo digo siempre, que la Virgen encuentra la manera para llegar a este lugar y esa expresión del Evangelio, que siempre me hace pensar, la Virgen después de escuchar se fue con prisa, sin demora, de inmediato, quiso encontrarse con su prima Isabel que estaba embarazada y necesitaba de su ayuda, de su colaboración. Podemos decir que la Virgen María sabiendo que se suspende el paro, al día siguiente de prisa llegó a Santa Cruz, está con nosotros, por eso le damos un fuerte aplauso de bienvenida. Que estos aplausos, no sean solo aplausos, ella viene a nuestra casa, que es también su casa, viene a la ciudad de Santa Cruz, para decirnos, después de esa experiencia dura, pero sabíamos cuál es el final de este camino de 35 días, ella viene hoy día y nos dice: aprendan después de todo esto a caminar juntos, no por separado, yo vengo a decirles; aprendan también a escucharse mutuamente uno al otro.

Cuando caminen juntos, será la consecuencia de sabernos escuchar, sin sacar las debilidades, algunos errores de otros, cada uno de nosotros lo tiene, ella hoy día viene, nos mira y nos abrasa con un abraso materno y nos dice; ánimo, vengan a mí, pero si vienen quiero que hablen cada uno de si mismo, de sus esperanzas, de sus dolores, pero también de sus equivocaciones, yo estoy para eso, para ayudarles en este camino como lo hice con mi prima Isabel.

Lo que hemos vivido en el año 2015, con la visita del Papa Francisco a nuestra ciudad, en aquel tiempo, Mons. Sergio como Arzobispo de Santa Cruz, y a nombre de toda la Iglesia cruceña ofreció al Papa, un regalo, el báculo, el bastón que usa el obispo y este báculo, su Santidad lo utilizó en la misa en el Cristo Redentor. Y porqué hablo de esto, porque a lo largo de este báculo estaba tallada la imagen de la Virgen desatanudos, y el Papa es muy devoto de esta Virgen María, él se puso contento. Hoy día también representamos a ella, todos los nudos que amarran nuestro corazón, que amarran nuestra conciencia, en nuestra familia, en nuestra vida personal, pero también en la vida de nuestra sociedad y de nuestra patria. Hay tantos nudos y si queremos desatar solos, no vamos a poder, ella vino a ayudarnos, a enseñarnos diciéndonos; ánimo, hagan todo lo que mi hijo les diga.

Queridos hermanos, la Virgen María, nuestra Mamita se queda hasta mañana, todos el día, hasta la noche en la cual vamos a celebrar la misa de despedida, ella nos espera a lo largo del día para  escucharnos, pero si venimos no hablemos de otros, sino hablemos de nosotros mismos, y no mirando al piso, sino mirando a los ojos  de ella, los ojos de Madre, los ojos de una mujer que ama, que entiende todo lo que pasa con cada uno de nosotros, esa es la gran alegría, porque ella vino a nosotros con mucha prisa.

Nuestra Mamita quiere estar con nosotros y compartir esa gran alegría, ella nos llama a escucharnos, si nos escuchamos entre nosotros vamos a caminar juntos en la misma dirección, no por separados, juntos como hermanos.

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies