Search
domingo 5 abril 2020
  • :
  • :

Mons. Estanislao a la Vida Consagrada: “Que nuestra consagración y nuestro testimonio, devuelva a nuestra gente la credibilidad en nuestra Iglesia”

Campanas. Con una Misa de Acción de Gracias,  el sábado 01 de febrero, en la Parroquia  la Santa Cruz, Religiosas y Religiosas de la Arquidiócesis de Santa Cruz celebraron la Jornada Mundial de la Vida Consagrada. La Celebración Eucarística fue presidida por Mons. Estanislao Dowlaszewicz, obispo auxiliar de Santa Cruz y responsable de la Vida Consagrada.

La celebración estuvo marcada por la  presencia de las diferentes congregaciones religiosas femeninas y masculinas que trabajan  en nuestra Arquidiócesis. Fue  una buena oportunidad de unir todos los carismas al servicio de la Iglesia.

Durante su homilía, el Obispo Auxiliar dijo a los Consagrados y Consagradas; que nuestra consagración, que nuestro testimonio, devuelva a nuestra gente de nuevo, la credibilidad en nuestra Iglesia. Monseñor  Estanislao  enfatizó que María y José, anciano Simeón y la profetiza Ana son los modelos a seguir en la vida consagrada.

Así mismo pidió  que, viviendo pobremente por elección, sigan siendo personas sacrificadas y que puedan continuar dando, desde su pobreza. Sean  como la viuda pobre del evangelio que pone un centavo, pero lo pone. Esta es una actitud de pobreza. La pobreza no es cuánto se tiene, sino cuánto puedo dar, la  pobreza está al servicio del amor.

El prelado afirmó que la santidad de los consagrados no es su asunto privado,  su radicalismo evangélico, su vida según los consejos evangélicos, no es asunto privado, esto  está bien demostrado por la palabra que describe Simeón: era justo, lleno de esperanza.  La justicia ante Dios debe ser abierta. La gente debe ver ante Dios que llevas sus esperanzas. Estás ante Dios en nombre de estas personas, con sus esperanzas de su salvación. Esta es la imagen que obtienes en este evangelio y del anciano Simeón.

También el Obispo Auxiliar afirmó que  otro ejemplo a seguir en la vida consagrada es Ana y su actitud como profetisa que viene de Galilea. En esta imagen debe verse a toda la Iglesia, ya que nuestra debilidad se ha hecho pública, una y otra vez alguien dice que hemos perdido nuestra credibilidad.

Además esto no nos absuelve de la profecía, de ser profetas hoy día, dijo Monseñor, ¡Necesitamos! tener tanta humildad y valentía para proclamar la palabra de Dios.

Así mismo,  Mons. Estanislao agradeció  a toda la vida consagrada de Santa Cruz, por dar testimonio ahí donde están, muchos de ustedes están en los colegios, algunos en los hospitales, muchas de ustedes están como el samaritano, atendiendo a los enfermos, jóvenes, niños de la calle, abandonados en los hogares, a los niños en las cárceles y una lista muy larga, donde nuestra vida consagrada tiene un encuentro con el Señor. “Gracias por toda su entrega”,  su servicio en la iglesia local es significativo y de mucha importancia., dijo.

También el prelado pidió a las familias  que estaban presentes en la celebración Eucarística,  que no sean tacaños y que donen a sus hijos para la Iglesia y su servicio para hacer que la Evangelización llegue a todos los pueblos.

El Papa Francisco desde el Vaticano

En su homilía de la misa que tuvo lugar  en la Basílica de San Pedro con motivo de la XXIV Jornada Mundial de la Vida Consagrada – que se celebra el 2 de febrero – el Papa Francisco invitó a dar gracias a Dios por este don y a pedir una mirada nueva, que sepa ver la gracia, que sepa buscar al prójimo, que sepa esperar, puesto que de este modo – dijo – “también nuestros ojos verán al Salvador”

La vida religiosa es un don de amor

“Es ver lo que es importante en la vida. Es acoger el don del Señor con los brazos abiertos, como hizo Simeón. Eso es lo que ven los ojos de los consagrados: la gracia de Dios que se derrama en sus manos. El consagrado es aquel que cada día se mira y dice: ‘Todo es don, todo es gracia’”

El secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, Mons. José Rodríguez Carballo

El secretario de la Congregación para los Institutos de Vida Consagrada y Sociedades de Vida Apostólica, Mons. José Rodríguez Carballo, afirmó que los consagrados deben ser “antorchas para quienes caminan en medio de las tinieblas”.

“La vida consagrada está llamada a mantener encendida la lámpara del profetismo, convirtiéndose en faro para quien está desorientado en altamar, antorcha para quienes caminan en medio de las tinieblas, centinela para quienes no ven una salida en la vida”, dijo el Prelado.

Los consagrados, continuó, “no pueden renunciar a dar voz a quien no la tiene y exigir justicia donde no la hay. Solo así será una vida profética y alternativa a la cultura del descarte”, denunciada constantemente por el Papa Francisco, que insiste siempre en la “profecía como elemento imprescindible en la vida consagrada”.

“La vida consagrada, así como no puede renunciar a la pasión por Cristo, su verdadero fundamento, tampoco puede renunciar a la pasión por la humanidad, particularmente la humanidad herida, vulnerable, que constituye su misión”, resaltó.

PARA SABER…

En 1997, Juan Pablo II estableció el Día Mundial de la Vida Consagrada en este día festivo, creando una oportunidad para una reflexión profunda de toda la Iglesia sobre el don de una vida dedicada a Dios. La Santa Madre le ofrece a Dios el mayor regalo que ha recibido: su Hijo, Jesucristo, y se ofrece a sí misma. Las personas consagradas hacen un sacrificio similar en su amor a Cristo. Esto fue enfatizado por Juan Pablo II, diciendo: “El sacrificio de Jesús se convierte en un icono elocuente de la dedicación total de sus propias vidas a aquellos que están llamados a recrear en la Iglesia y en el mundo, a través de los consejos evangélicos” los atributos característicos de Jesús, la virginidad, la pobreza y la obediencia “” (Vita consecrata, n. ° 1).

Al concluir la misa de acción de gracias, los religiosos y religiosas tuvieron un compartir, un hermoso espacio y encuentro de las congregaciones que trabajan en la Arquidiócesis de Santa Cruz.

 

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies