Search
sábado 28 mayo 2022
  • :
  • :

Mons. Estanislao a la Vida Consagrada: “Que estas Fiestas de Pascua sean de Alegría y Gozo con JESÚS RESUCITADO a pesar del sufrimiento de nuestro mundo”

Campanas. Mons. Estanislao Dowlaszewicz ofm conv, Obispo Auxiliar y Obispo responsable de la Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Santa Cruz, envía un mensaje a la Vida Consagrada de nuestra Iglesia local, “Que estas Fiestas de Pascua sean de Alegría y Gozo con JESÙS RESUCITADO a pesar del sufrimiento de nuestro mundo”, y nos ayuden a revivir de nuevo la verdadera victoria de Cristo sobre la muerte y que nos enseñe a amar y perdonar, porque Él nos perdona paciente, misericordiosa y constantemente, y nos ama hasta el extremo.

 Así mismo les exhorta a que  en este tiempo turbulento de hoy que nos toca vivir, ante la impotencia de los más sabios y poderosos de este mundo, que pongan toda su esperanza en Dios. Necesitamos tanta gracia vivificante de Dios en esta Semana Santa y en el Triduo Pascual para que nos fortalezca en los caminos hacia la Pascua, dijo.

El Obispo Auxiliar de Santa Cruz, pide a la Vida Consagrada que cumplan con las ordenanzas del gobierno para facilitar la lucha contra la epidemia y sus consecuencias, ya que estas medidas que han tomado las Autoridades  de nuestro País, buscan proteger la salud de los bolivianos. Ciertamente, algunas decisiones serán difíciles para nosotros, pero por nuestro bien y el de los demás, sigamos estas instrucciones, no subestimemos la amenaza.

También Monseñor pide a los religiosos y religiosas que  ofrezcan sus oraciones, ya sean individuales o comunitarias. Recuerden cuántas cosas parecían imposibles, pero los Santos Fundadores de sus Congregaciones o Institutos Seculares lo lograron a través del ayuno y la oración. Así que los animo, queridos hermanos (as), a emprender ayunos y otras acciones penitenciales para superar la amenaza epidemiológica. Elevemos nuestras oraciones por los enfermos y por quienes los cuidan. No nos olvidemos de los ancianos, abandonados y olvidados que sufren más aún.

Querida Vida Consagrada de Santa Cruz,  Junto con Mons. Sergio Gualberti, nuestro Pastor, los Obispos Auxiliares quiero agradecer a todos ustedes por la labor pastoral que realizan en nuestra Iglesia local. Me fortalece su entrega, dedicación y testimonio. Como se preocupan por el bien espiritual y material de su gente en estos días difíciles y de mucha prueba para todos. Ese tiempo ha demostrado cuanto bien hay en sus Comunidades y en cada uno de ustedes, dijo Monseñor a los Consagrados de Santa Cruz.

¡Felices Fiestas de Pascua!

 

CARTA COMPLETA

 

                                                    Pascua 2020

Querida Vida Consagrada de la Arquidiócesis de Santa Cruz

Vivimos en una avalancha de palabras. La mayoría de ellas pueden no ser escuchadas, pero las palabras de Cristo son demasiado importantes para ignorarlas. Cristo dijo claramente: “Yo soy el camino, la verdad y la vida” (Jn 14,6a). Puedes escuchar estas palabras. Puedes aceptarlas. Puedes invitar a Cristo a tu vida. Pero también puedes liberarlas a pesar de tus oídos, ignorarlas, rechazarlas. Puedes seguir el Camino de Cristo, el Camino del Evangelio, pero también puedes elegir el tuyo. Todo depende a dónde quieras ir. La carretera no conduce al cielo. Vas al cielo a pie, conscientemente dando los siguientes pasos. Uno va al cielo por el camino de la cruz.

En este tiempo turbulento de hoy que nos toca vivir, ante la impotencia de los más sabios y poderosos de este mundo, ponemos toda nuestra esperanza en Dios. Buscamos la paz en Él y a través de Él, ponemos nuestra esperanza creyendo y confiando, que Dios nos muestra siempre su amor, precisamente porque Cristo murió por nosotros cuando aún éramos pecadores.

Necesitamos tanta gracia vivificante de Dios en esta Semana Santa y en el Triduo Pascual para que nos fortalezca en los caminos hacia la Pascua.

Una epidemia se está extendiendo por todo el mundo. El coronavirus causa una enfermedad infecciosa que conlleva el riesgo de muerte. El coronavirus ya ha cruzado las fronteras de nuestro país, por lo que nos hemos encontrado en un grave peligro que ahora tenemos que enfrentar juntos.

Para proteger la salud de los bolivianos, las autoridades de nuestro país toman una serie de medidas para superar esta peligrosa epidemia. Por lo tanto, les pido que cumplan con las ordenanzas del gobierno y las autoridades competentes que deben facilitar la lucha contra la epidemia y sus consecuencias.

Ciertamente, algunas decisiones serán difíciles para nosotros, pero por nuestro bien y el de los demás, sigamos estas instrucciones, no subestimemos la amenaza. Para enfrentar la epidemia, necesitamos disciplina y responsabilidad por la salud y la vida de nosotros mismos y de otras personas.

En este momento difícil para nosotros, le pedimos con urgencia y entusiasmo a Dios Todopoderoso que se apiade de nosotros. Elevemos al cielo nuestras oraciones, rogándole al Creador la victoria sobre la epidemia.

En esta intención, también ofrezcan sus oraciones, ya sean individuales o comunitarias. Recuerden cuántas cosas parecían imposibles, pero los Santos Fundadores de sus Congregaciones o Institutos Seculares lo lograron a través del ayuno y la oración. Así que los animo, queridos hermanos (as), a emprender ayunos y otras acciones penitenciales para superar la amenaza epidemiológica.

Elevemos nuestras oraciones por los enfermos y por quienes los cuidan. No nos olvidemos de los ancianos, abandonados y olvidados que sufren más aún.

Querida Vida Consagrada de Santa Cruz,

Junto con Mons. Sergio Gualberti, nuestro Pastor, los Obispos Auxiliares quiero agradecer a todos ustedes por la labor pastoral que realizan en nuestra Iglesia local. Me fortalece su entrega, dedicación y testimonio. Como se preocupan por el bien espiritual y material de su gente en estos días difíciles y de mucha prueba para todos. Ese tiempo ha demostrado cuanto bien hay en sus Comunidades y en cada uno de ustedes.

Que estas Fiestas de Pascua 2020 sean de Alegría y Gozo con JESÙS RESUCITADO a pesar del sufrimiento de nuestro mundo, y nos ayuden a revivir de nuevo la verdadera victoria de Cristo sobre la muerte y que nos enseñe a amar y perdonar, porque Él nos perdona paciente, misericordiosa y constantemente, y nos ama hasta el extremo. Además, nos invita a hacer lo mismo con nuestros semejantes. “Con esto todos sabrán que ustedes son mis discípulos”. (J,13.35).

Felices Fiestas de Pascua

 

 

                                                                 Obispo Auxiliar de Santa Cruz

 

 

 

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies