Search
lunes 1 junio 2020
  • :
  • :

Mons. Centellas: Tenemos que saber exactamente si a este gobierno le interesa la vida

Iglesia Viva 10.05.20// “Hace poco aparece un narco jet, ¿Cuál es la verdad detrás de esta acción del narcotráfico? El Gobierno no puede callar, tiene que explicarnos a los bolivianos qué es lo que pasa”, palabras del Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana la mañana de este domingo, 10 de mayo en su homilía.

Homilía de Mons. Ricardo Centellas

Administrador Apostólico de la Diócesis de Potosí

Presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana

10 de mayo de 2020

Muy buenos días, queridos hermanos, especialmente un saludo y una felicitación muy cordial a todos los periodistas de Bolivia, a los periodistas de Potosí.

Muchos periodistas aun no tienen reconocidos sus derechos

Hoy estamos celebrando el día del periodista boliviano, desde 1938 se celebra este día, principalmente para que todos los periodistas sean reivindicados en sus derechos fundamentales y ojalá que esto vaya adelante. Ya han pasado más de 60 años y muchos periodistas aún no tienen aún reconocidos sus derechos, no tienen los beneficios sociales que cada trabajador lo merece.

Que Dios les bendiga, sostenga y proteja a través de su Espíritu Santo

Encomendamos esta Eucaristía para que Dios les bendiga, les sostenga, les proteja a través de su Espíritu en la labor que cumplen. Pero también rezamos para todos los que están en primera línea, en este trabajo muy delicado, en este tiempo de la pandemia: Periodistas, policías, militares y todo el personal sanitario. A todos los encomendamos.

Cada Periodista está llamado a hablar y presentar la verdad

Celebrar el día del periodista boliviano, celebrar el día del periodista potosino, es una oportunidad para agradecer a Dios, por todo el trabajo que realizan. El evangelio de hoy nos ilumina para reflexionar el día del periodista boliviano. Jesús hoy nos dice Yo soy el camino, la verdad y la vida. El periodismo, cada periodista, es servidor de la verdad, amigo de la verdad, está llamado por naturaleza a presentar la verdad de las cosas, hablar la verdad, presentar la verdad.

Los periodistas son servidores de la verdad

No es tarea fácil, y no es una tarea dispersa, requiere unidad, requiere fraternidad, requiere solidaridad, los periodistas no están en competencia. Cuando los periodistas entran en competencia, van contra su naturaleza porque son servidores de la verdad.

En Bolivia muchos medios hacen negociados con el gobierno por millones y venden su ética

Hoy vamos a rezar porque el periodismo en Bolivia, de manera particular el periodismo en Potosí sea libre e independiente, sea un periodismo que responda a la ética, por tanto, responda a la verdad y no a la corrupción. Es muy triste enterarnos que, en Bolivia, muchos medios hacen negociados con el gobierno, por millones y venden su ética.

El servicio del periodista es fundamental para la humanidad y la democracia

Queridos hermanos periodistas, que el Señor les conceda fuerza, perseverancia y de manera particular espiritualidad. La espiritualidad significa que uno trabaja porque cree en la verdad, porque cree que difundir la verdad es bueno y edificante y eso no requiere reconocimientos, no requiere aplausos. El periodismo, le aplaudan, le reconozcan o no le reconozcan, va adelante, porque su servicio es fundamental para la humanidad, y por supuesto para la democracia.

Hay dos periodistas infectados con el coronavirus, ojalá que no sean más.

Que el Señor les sostenga en este servicio, sencillo, humilde, delicado en estos tiempos de la pandemia, tan difícil, tan vulnerable. Ustedes saben ya hay dos periodistas en Bolivia infectados y ojalá que no sean muchos más. Pero más allá de eso, ustedes se mueven por las calles, los lugares de mucho dolor, donde están los infectados para dar a conocer lo que realmente está pasando en el país. En ese sentido el periodismo es amigo y conocedor de la realidad boliviana, pero objetiva, lo que realmente está pasando.

Un periodismo que tiene ética está al lado de la verdad

No es fácil comunicar la verdad y para mi no hay un periodismo neutro. Un periodismo que tiene ética está de lado de la verdad, no del lado de la corrupción, no de la mentira. La realidad es la realidad, no podemos pasar de alto que en Bolivia el gobierno actual saca un decreto transgénico y hay que averiguar cuál es la verdad detrás de este decreto.

Tenemos que saber exactamente si a este gobierno le interesa la vida

Hace poco aparece un narco jet, ¿Cuál es la verdad detrás de esta acción del narcotráfico? El Gobierno no puede callar, tiene que explicarnos a los bolivianos qué es lo que pasa. Un gobierno de transición que se preocupa demasiado por colocar su gente en instituciones públicas no es gobierno de transición ya parece un gobierno que quiere instalarse, pero no es ético y el periodismo tiene el trabajo de desenmascarar esta realidad. Es muy difícil, tenemos que saber los bolivianos exactamente si a este gobierno le interesa la vida.

El gobierno dice “la vida es lo primero” pero por detrás no obran así.

De discurso, de palabra nos dicen “la vida es lo primero” pero por detrás no obran así. Realmente ¿Cuántos reactivos se compraron? ¿Dónde están? Nos han anunciado que han comprado 500 camas para terapia intensiva ¿Dónde están? El periodismo tiene que ayudar a mostrarnos: ahí están. Hasta ahora no sabemos, no podemos vivir de intenciones, las intenciones no son la verdad, la verdad son los hechos y ahí está el periodismo. Entonces queridos hermanos, que Dios les de la fortaleza, que Dios les de la iluminación, el coraje de presentar la verdad en todo momento.

Tiene que haber muestras estructurales claras para que ningún boliviano pase hambre

Seguimos en pandemia casi dos meses, pero la realidad para Bolivia es muy cruda. No solamente en Potosí, sino en toda Bolivia, hay cantidad de gente que realmente está sufriendo de hambre. Hay que alabar y agradecer las tantas muestras de solidaridad, pero la solidaridad que mostramos la gente sencilla, la gente del pueblo es insuficiente. Está muy bien, pero hace falta, entonces tiene que haber estructuralmente muestras claras para que ningún boliviano pase hambre.

Un periodista jamás tiene que venderse al poder y a la economía

Ustedes queridos hermanos periodistas, son los canales para mostrar esta realidad, cada día hay gente que pasa hambre y no solamente en las ciudades, principalmente en el campo, en el área rural. Entonces ser periodista, llevar adelante esta vocación tan noble, requiere convicción, requiere fortaleza, requiere profundidad, convencimiento. Un periodista jamás tiene que venderse al poder y a la economía.

El periodista es servidor de la verdad, el político es servidor del poder y de la economía

Un periodista no es político, es servidor de la verdad. Y un político, en la mayoría de los casos, jamás es servidor de la verdad. Es servidor de sus interese del poder y de la economía. Y el periodista es totalmente lo contrario, entonces queridos hermanos con gusto celebramos esta Eucaristía para que Dios les infunda este espíritu de servidores de la verdad, este espíritu de presentar al pueblo, a nuestro pueblo la verdad de los hechos. En ese sentido un periodismo no solamente es el que informa, sino también tiene la gran tarea de Educar.

Informar y presentar la verdad es educar al hombre

Informar la verdad, es crear una consciencia social, informar y presentar la verdad es educar al hombre. Como tal. Entonces queridos hermanos, que Dios les bendiga, que Dios les Asista. Que el Espíritu Santo les haga perseverantes en esta gran obra que tienen: Ser servidores de la verdad y no de la mentira, ser servidores de la transparencia, y no de la corrupción, ser servidores en definitiva del amor y no del miedo ni del odio.

Que así sea.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies