Search
miércoles 16 octubre 2019
  • :
  • :

Misioneros Redentoristas en Bolivia, llevan la abundante Redención como testigos del Redentor en un mundo herido

Los redentoristas son apóstoles de fe robusta, de esperanza alegre, de ardiente caridad y celo encendido. No presumen de si y practican la oración constante” Cnst. 20

Bolivia Misionera 26.10.10// ¿Quiénes son los Misioneros Redentoristas? Son Sacerdotes, que llevan la abundante redención en medio de un mundo herido. Un claro ejemplo de esto, sucedió en el pueblo de San Alfonso María de Liguori, quien se ha compadecido de los pobres. El año 1732, en la ciudad de Scala (Reino de Nápoles) fundó la Congregación de Misioneros del Santísimo Salvador, llamada después en 1749 del Santísimo Redentor, para que siguiendo al mismo Redentor predicaran el evangelio a los pobres: “Me envió a anunciar la Buena Nueva a los pobres” (Lc 4, 18). Él mismo y sus compañeros, se esforzaron por remediar las necesidades espirituales que entonces experimentaban los pobres del campo, sobre todo lo hacían con misiones, ejercicios espirituales y renovaciones a ejemplo de San Pablo. Con gran firmeza Alfonso puso la Congregación bajo el patrocinio de la Bienaventurada Virgen María para ganar el mundo para Cristo. Por eso trabajó con todas sus fuerzas para que la congregación se consolidara, primero con el voto de perseverancia y después con los votos simples: pobreza, castidad y obediencia.

Gracias al esfuerzo de San Clemente María Hofbauer, la Congregación empezó a propagarse poco a poco en diversas partes de Europa (1858). Atravesando el océano la Congregación se extendió por América, donde trabajó animosamente San Juan Nepomuceno “Neuman”. De esta manera, la Congregación del Santísimo Redentor se ha propagado en diversos campos de apostolado y ha asumido el trabajo misionero entre fieles y no cristianos.

Redentoristas en Bolivia. En el año 1910 los Redentoristas de Estrasburgo llegaron a la Ciudad de Tupiza al sur de Bolivia, convirtiéndose así en la primera casa redentorista en Bolivia y que hoy es la Casa Madre. En 1920 se funda la casa en la ciudad de La Paz, 1929 se funda en Vallegrande, en el año 1938 se establecen en Potosí, conocida como la fundación más alta del mundo. En 1942 se funda en Oruro y este mismo año la Santa Sede creó el Vicariato Apostólico de Reyes confiándolo al cuidado de los Misioneros Redentoristas de Estrasburgo. En el 2001 el Vicariato pasa al cuidado de los misioneros redentoristas de la Provincia de Bolivia. 1965 se funda en la Cuidad de Cochabamba donde luego ahí inició el Seminario de formación para los futuros misioneros redentoristas. “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro”.

En el año 1978 llegan a Bolivia los redentoristas de Polonia asumiendo así la casa de Tupiza y las futuras fundaciones en Tarija 1987, y en Santa Cruz 1992. Es por tanto que en fecha 22 de Mayo de 1997 se funda la Provincia de Bolivia con cohermanos de Francia, Suiza, Polonia y Bolivia, con un rostro propio y matices diferentes. En Bolivia son 109 años que su presencia misionera ha dejado huella realizando misión por distintos lugares y como fundación cumplen 287 años llevando la abundante redención a los más pobres, es decir a los privilegiados de los hijos de San Alfonso.

Actualmente los Misioneros Redentoristas se encuentran en

  1. Cochabamba:Parroquia Nuestra Señora de La Paz” Zona Villa Esperanza – Tiquipaya  Telf. 04 – 4310369  Seminario: “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro”
  2. Tarija – Parroquia:  “Nuestra Señora del Perpetuo Socorro” Barrió Juan XXIII  Telf. 04 – 6642325
  3. Oruro: “Parroquia San Gerardo” Calle 6 de octubre Telf. 02 – 5240690
  4. Santa Cruz: “Parroquia San Roque”: Calle Parapeti 77 Telf. 03 – 324222 “Parroquia Santísimo Redentor”Equipo Misionero: Barrió los Tusequis entre 5to y 6to anillo Telf. 03 – 3467606 Vallegrande: “Parroquia Dulce Nombre de Jesús”: Calle Obispo Peña Telf. 03 – 9422215
  5. Beni-Vicariato Apostólico de Reyes- San Borja: “Parroquia San Francisco de Borja”  Telf. 03 – 8953011 Rurrenabaque: “Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria” Telf. 03 – 8922507
  6. Potosí-Tupiza: “Parroquia Nuestra Señora de la Candelaria”  Plaza Independencia Telf. 02 – 6942312

Su fundador: San Alfonso María de Ligorio, Obispo y Doctor de la Iglesia es patrono de confesores y moralistas nació cerca de Nápoles el 27 de septiembre de 1696. A los 16 años, caso excepcional obtiene el grado de doctor en ambos derechos, civil y canónico, con notas sobresalientes en todos sus estudios.

Para conservar la pureza de su alma escogió un director espiritual, visitaba frecuentemente a Jesús Sacramentado, rezaba con gran devoción a la Virgen y huía de todos los que tuvieran malas conversaciones. Su padre, que deseaba hacer de él un brillante político, lo hizo estudiar varios idiomas modernos, aprender música, artes y detalles de la vida caballeresca. Como abogado, el santo obtenía importantes triunfos; sin embargo, no lo dejaba satisfecho ante el gran peligro que en el mundo existe de ofender a Dios. San Alfonso abandona todo y decide convertirse en apóstol incansable del Señor Jesús. La tarea no fue fácil; tuvo que enfrentar, con gran lucha espiritual, a su padre y familia, a sus amigos y así mismo. Al fin, a los 30 años de edad logra ser ordenado sacerdote, y desde entonces se dedicó a trabajar con las gentes de los barrios más pobres de Nápoles y de otras ciudades, a quienes les enseñaba el catecismo.  

El 9 de noviembre de 1732 fundó, junto con otros sacerdotes, la Congregación del Santísimo Redentor (o Misioneros Redentoristas), y siguiendo el ejemplo de Jesús se dedicaron a recorrer ciudades, pueblos y campos predicando el evangelio. San Alfonso fue un escritor muy prolífico; al morir dejó 111 libros y opúsculos impresos y 2 mil manuscritos. Durante su vida vio 402 ediciones de sus obras. Entre ellos lo más resaltantes: Visitas al Santísimo, las Glorias de María, Práctica del amor a Jesucristo, conformidad con la voluntad de Dios, y su compendio de Teología Moral, etc.

En 1762 el Papa lo nombró obispo de Santa Agueda. San Alfonso, quien no deseaba asumir el cargo, aceptó con humildad y obediencia, permaneciendo al frente de la diócesis por 13 años donde predicó el Evangelio, formó grupos de misioneros y dio catequesis a los más pequeños y necesitados. Sus últimos años fueron llenos de sufrimiento y enfermedades dolorosas; el santo soportó pacientemente todos estos males, rezando siempre por la conversión de los pecadores y por su propia santidad. San Alfonso muere el 1 de agosto de 1787, a la edad de 90 años. El Papa Gregorio XVI lo declara Santo en 1839 y el Papa Pío IX lo declara Doctor de la Iglesia en 1875.

Espiritualidad y carisma

“Como los Redentoristas llevamos el nombre del Redentor, nuestra vida y todos nuestros esfuerzos giran en torno a la persona de Jesucristo. La expresión «Seguimiento de Cristo» define el centro de nuestra espiritualidad.” Afirmo P. Juan Carlos Urzagaste CSsR.

La identidad redentorista, principalmente, consiste en seguir el ejemplo de Jesucristo Salvador, en la predicación de la divina Palabra a los pobres. Podemos señalar algunos rasgos que son característicos de la espiritualidad redentorista: la Encarnación (Pesebre) la Eucaristía (Pasión, Muerte y Resurrección) y la Virgen María. En estos acontecimientos se cultiva  y alimenta la espiritualidad redentorista centrada en Cristo y su Evangelio. La meditación sobre el misterio de la Encarnación y de la Pasión del Señor es con frecuencia objeto de sus predicaciones. Como redentoristas tienen un sentido “popular”, una habilidad para aproximarse fácilmente a la gente y utilizar un lenguaje sencillo. Su espiritualidad es fuente y fruto de la  misión que realizan. Por eso su compromiso pastoral es especialmente con los más necesitados, que tienen un lugar amplio y especial en ellos.

Expresiones de su carisma: P. Juan Carlos Urzagaste CSsR comenta que la tarea principal de los Redentoristas es anunciar la Palabra de Dios, de acuerdo con el lema del escudo COPIOSA APUD EUM REDEMPTIO “En Él hay abundante redención”, por tanto el anunciar el Evangelio como un mensaje liberador de paz y de esperanza es una noticia alegre, que presta confianza al hombre de hoy en sus problemas y dudas, en sus angustias y necesidades. Los Redentoristas, de acuerdo con su propia tradición pueden decir que la misión popular es su principal actividad, que comprende también: confesiones, retiros espirituales, visita a los enfermos y la atención de parroquias misioneras. Así, como su fundador quería, los Redentoristas predican con un estilo muy sencillo, repitiendo frecuentemente esta frase: “Prediquen de tal manera que todos los entiendan” El pan de la Palabra Divina debe ser repartido en pedacitos para que queden saciados hasta los más sencillos.

San Alfonso solía decir también, que la atención a los más abandonados era la tarea propia de la Congregación: “Tengamos por tanto, en nuestros corazones un amor particularmente tierno hacia aquellos marginados, a los que nadie presta atención” Este servicio a los pobres se desarrolla de diversas maneras en los cinco continentes y en más de 77 países del mundo. Muchos Redentoristas trabajan directamente en las grandes poblaciones suburbanas, con los pobres en el Tercer Mundo, con los leprosos, drogadictos, enfermos, presos, de los barrios pobres y en los campos de refugiados.

La misión que realizan dentro de la Iglesia los Misioneros Redentoristas tiene como  finalidad; “seguir el ejemplo de Jesucristo Salvador en la predicación de la Palabra de Dios, como Él dijo de si mismo: Me envío a anunciar la buena nueva a los pobres”. Por tanto participan de la misión de la Iglesia que, por ser sacramento universal de salvación, es esencialmente misionera. Esto lo llevan con dinamismo misionero y esforzados a evangelizar en las urgencias pastorales, especialmente a los más abandonados y pobres. Los Redentoristas son enviados de modo especial a quienes la Iglesia no ha podido proporcionar aún medios suficientes de salvación, los que nunca oyeron el mensaje de la Iglesia o no lo aceptan al menos como buena nueva.

El sacramento de la reconciliación, retiros espirituales y sobre todo la predicación de misiones populares es lo que les identifica en el seno de la Iglesia Universal. Y como misioneros son llamados a proponer una globalización diferente, marcada por el amor, paz, solidaridad, justicia social, respeto a la vida y a los derechos fundamentales de la persona humana.

Mensaje  a los jóvenes de ahora, que quieren  encontrar su vocación

Haría mías las palabras del Papa Francisco en la Jornada Mundial de la juventud en Rio  2013, Que como jóvenes no balconeemos la vida, que no la miremos desde arriba, sino más al contrario que seamos protagonistas de ella en ese sentido creo que a pesar de que la sociedad ofrece muchas opciones de vida a los jóvenes lamentablemente la mayoría son vacías de contenido. Creo que los jóvenes necesitan algo más, que no sea superficial o artificial, sino que sea edificante y exigente, algo que los llene y no les haga perder el horizonte de su vida, sino que les llene de esperanza y fortaleza en los momentos de dificultad y todo ello solo podrán conseguirlo haciendo un alto en su vida, y dejar un espacio aunque sea pequeño a Dios, de hacer crecer ese don tan grande que Él nos dio que es la fe. Será en esa intimidad con nuestro creador donde podremos saber qué es lo que Él quiere para cada uno de ustedes, será ahí que escucharán ese llamado y la respuesta que den será el complemento de nuestra vida con Dios y con los demás. Les invito queridos jóvenes a no tener miedo de responder, no pongamos escusas para postergar lo que Dios quiere para cada uno de nosotros hoy, pero eso si también tómense su tiempo para responder. Dios no apura sino que como buen Padre es paciente y espera. Estimados jóvenes no pierdan el horizonte de sus vidas, sean alegres y será esa alegría que caracteriza a los jóvenes una alegría contagiosa y esperanzadora. El Papa Francisco nos recuerda: los jóvenes son el hoy de Dios, que resuene todos los días lo que el Mismo Señor de la Historia nos dice Ven y Sígueme, tomemos nuestra Cruz y le sigamos, que asumamos la vida que Dios nos da para vivirla. Dios te llama así como eres y el mismo te perfeccionará. Simplemente escucha la voz de Dios en los acontecimientos que vives día a día”, expresó Padre Juan Carlos Urzagaste CsSR

Encuentra más Información en:

Encuentros
Pastoral Juvenil Vocacional Redentorista Bolivia
Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies