Search
domingo 28 febrero 2021
  • :
  • :

Mensaje: “La educación es una pasión que se renueva cada día” Mons. Fernando Bascopé, Presidente del Area de Educación de la CEB

Campanas/Iglesia Viva/En un mensaje dirigido a la Comunidad Educativa Boliviana, que inicia clases en la presente jornada, el presidente del Area de Educación de la Conferencia Episcopal Boliviana, Mons. Fernando Bascopé, indicó que “Todo sería vano si los estudiantes no aprecian cada oportunidad que tienen de formarse como personas de bien para la sociedad, de ahí la importancia de ser disciplinados y comprometidos en la propia formación”

Asimismo instó a los maestros bolivianos “a no cansarse en el sano esfuerzo de coadyuvar en la formación integral: eduquemos a la medida de Jesús”

Finalmente exhortó a la sociedad a que tenga presente que “no hay propósito más grande que velar por el bienestar de las nuevas generaciones y sembrar y cultivaren ellos la semilla del bien.”

A continuación transcribimos “in extenso” el mensaje publicado por las Autoridades Educativas de la Iglesia Católica en Bolivia.

Querida Comunidad Educativa

Iniciamos una nueva gestión escolar en medio de incertidumbres e ilusiones. La pandemia ha  nuestros planes y proyectos, aflorando inseguridades; pero al mismo ha desafiado nuestra creatividad y nuestras potencialidades. Es necesario mirar adelante con Fe.

El Papa Francisco nos dice: “Educar es un acto de esperanza”. No hay propósito más grande de una sociedad que velar por el bienestar de las nuevas generaciones y la educación es esa crianza, es sembrar y cultivar la semilla del bien en las personas.

Invito a toda la comunidad educativa (padres, madres de familia, maestros y estudiantes) a comprometerse en esta cruzada, porque, como dice Jesús el Maestro: “hay mayor alegría en dar que en recibir” (Hch. 20,35). La acción educativa debe ser donación sublime.

La familia es la célula de la sociedad. Nuestro apoyo y acompañamiento a todos los padres de familia que siempre buscan lo mejor para sus hijos. La educación es una pasión que se renueva cada día. Educar es aflorar lo mejor que tiene la persona (edúcere); por eso, en medio de los desafíos que tenemos en frente, siguiendo las huellas de Jesús, propongo a los maestros a seguir sus pasos, a no cansarse en el sano esfuerzo de coadyuvar en la formación integral: eduquemos a la medida de Jesús.

Todo sería vano si los estudiantes no aprecian cada oportunidad que tienen de formarse como personas de bien para la sociedad, de ahí la importancia de ser disciplinados y comprometidos en la propia formación.

De la mano de María Santísima, Madre y Maestra, envío mi bendición a cada uno de
ustedes.

La Paz, 1 de febrero de 2021.

 
Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies