Search
viernes 13 diciembre 2019
  • :
  • :

María Magdalena en Cracovia

Durante la Jornada Mundial de la Juventud una invitada única nos visitará en Cracovia. Estamos hablando de María Magdalena.
 
─¿María Magdalena? ¿Cómo es posible?
Es muy simple, todos los santos de la Misericordia estarán presentes: Faustina, la Secretaria de la Misericoridia; Juan Pablo II, teólogo sobre Misericordia; Maximiliano Kolbe, misericordioso en sus acciones. Sólo faltaba María Magdalena como apóstol de la Misericordia. 
─ Muy bien, pero ¿cómo concretamente?
Desde el comienzo de la Cristiandad, se guardan las reliquias de la santa en la diócesis de  Fréjus-Toulon, el sur de Francia. He aquí la historia:
 
María Magdalena: Misericordia en el Evangelio
El encuentro entre María Magdalena con Cristo, según san Lucas 7, 36-50
Y volviéndose hacia la mujer, dijo de Simón: «¿Ves a esta mujer? Entré en tu casa y tú no derramaste agua sobre mis pies; en cambio, ella los bañó con sus lágrimas y los secó con sus cabellos. Tú no me besaste; ella, en cambio, desde que entré, no cesó de besar mis pies. Tú no ungiste mi cabeza; ella derramó perfume sobre mis pies. Por eso te digo que sus pecados, sus numerosos pecados, le han sido perdonados porque ha demostrado mucho amor. Pero aquel a quien se le perdona poco, demuestra poco amor». Después dijo a la mujer: «Tus pecados te son perdonados». Los invitados pensaron: «¿Quién es este hombre, que llega hasta perdonar los pecados?». Pero Jesús dijo a la mujer: «Tu fe te ha salvado, vete en paz».
 
14 de febrero de 2007 – Benedicto XVI – La mujer al servicio del Evangelio

Las escrituras nos dicen que las mujeres, no como los Doce, no abandonaron a Jesús en el momento de la Pasión. Entre ellas sobresale María Magdalena quien no está presente únicamente en la Pasión, sino que también es la primera testigo y mensajera del Resucitado. Fue precisamente a ella a quien santo Tomás de Aquino le reservó el título de “Apóstol de los Apóstoles”.

NEWS_PHOTO_m_madeleine

María Magdalena fue una mujer posesa por siete espíritus. Cuando conoció a Jesús fue liberada por Él y purificada. En ese momento ella se unió a los doce apóstoles y siguió los pasos de Jesús. Estuvo presente a los pies de la Cruz y también fue la primera persona a la que el propio Cristo Resucitado se le reveló. 
 
María Magdalena, Evangelizadora y Patrona de Provenza
De acuerdo con la tradición de Santos de Provenza, no mucho tiempo después de la resurrección de Jesús, María Magdalena, junto con su hermano Lázaro y su hermana Marta, se embarcó en una navío hacia el oeste, hasta Santa María de la Mar. María Magdalena pasó un tiempo con su hermano en Marsella y allí predicó la Buena Nueva. Luego decidió seguir el curso del río Huveaune hasta el macizo de Saint-Baume. Maravillada con el paisaje de este lugar, decidió quedarse a vivir aquí. Vivió como ermitaña, encomendando a Dios a todas las personas que conocía, a todos aquellos que iban a verla, a toda la gente a la que ella le había brindado cobijo y ayuda. En esta gruta de Saint-Baume se guardan las reliquias de la santa, autenticadas por el Papa en 1279. Muchas personas peregrinan a este lugar y a la basílica de San Maximino, a la que se refieren como “la tercera tumba de la cristiandad”, para pedirle gracias a santa María Magdalena.
 
María Magdalena con nosotros en Cracovia
Tenemos la alegría de traer las reliquias de María Magdalena a Cracovia para la próxima Jornada Mundial de la Juventud. Serán acompañadas por voluntarios dominicos, responsables de custodiarlas. Las reliquias fueron encomendadas a los jóvenes por la diócesis de Fréjus-Toulon. En Cracovia se alojarán en la iglesia de la Orden de Frailes Menores de los Franciscanos en el centro histórico, en la calle Reformacka 4. Será posible venerarlas todas las tardes de la semana que dura la Jornada. 
 
Las gracias que podemos pedirle a María Magdalena:
  • La gracia de la oración, para experimentar a Cristo en lo más profundo de nuestro corazón
  • La gracia de la conversión, para permitirle a Dios transformar nuestros corazones, reconciliarnos con Él y ser fortalecidos por Él. 
  • La gracia de ser testigo, de modo que la alegría del don recibido nos llene de alegría en la predicación de los milagros de Dios

www.mariemadeleine.fr
Facebook: JMJ Fréjus-Toulon
Trad. al español: Clara Retta
 
Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies