Search
lunes 21 octubre 2019
  • :
  • :

Los enfermos nos ayudan a ver el sentido de la vida en su sufrimiento, Mons. Sergio en la Jornada Mundial del enfermo

Este sábado 11 de febrero, Fiesta de nuestra Señora de Lourdes, el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti,  presidió la Celebración Eucarística en la Catedral a las 16:00 horas,  por la XXV Jornada   mundial del enfermo. Concelebraron la misa el P. José Wilson Correia da Silva, responsable de la Pastoral de la Salud de la Arquidiócesis y el P. Mario Ortuño, Capellán de Palmasola.

En su Homilía Mons. Sergio aseguró que los enfermos nos ayudan  a ver el sentido de la vida en su sufrimiento, así mismo  exhortó a  todos los enfermos, a las personas que sufren, a los médicos, enfermeras, familiares y a los voluntarios a que vean en María, la Salud de los enfermos, a aquella que es para todos los seres humanos garante de la ternura del amor de Dios y modelo de abandono a su voluntad; y a que siempre encuentren en la fe, alimentada por la Palabra y los Sacramentos, la fuerza para amar a Dios y a los hermanos también en la enfermedad.

????????????????????????????????????

Al hablar del Evangelio del día: Visitación de María a su prima Isabel, destacó que María a pesar de estar esperando familia se pone a su servicio pero sobre todo, lleva a Jesús a Isabel, la alegría de ella y de Juan el Bautista. María nos trae a Jesús, para nuestra dicha, serenidad y nos enseña como acompañar y servir a los enfermos, llevarles Jesús y servirlos en sus necesidades y sufrimientos.

El Arzobispo también destacó el mensaje del  Papa Francisco, quien nos invita a prestar especial atención a la situación de los enfermos y de todos los que sufren en general. También nos recuerda que esta celebración se renueva en la Iglesia la fuerza espiritual para realizar de la mejor manera posible el servicio a los últimos y enfermos, a los que sufren, a los excluidos y marginados.

????????????????????????????????????

El Papa se sitúa espiritualmente junto a la Gruta de Lourdes, ante la imagen de la Virgen Inmaculada, y expresa su cercanía a todos los que viven la experiencia del sufrimiento, y a sus familias. A nosotros también… y a todos los enfermos del mundo.

Me gustaría animar a todos los enfermos, a las personas que sufren, a los médicos, enfermeras, familiares y a los voluntarios a que vean en María, Salud de los enfermos, a aquella que es para todos los seres humanos garante de la ternura del amor de Dios y modelo de abandono a su voluntad; y a que siempre encuentren en la fe, alimentada por la Palabra y los Sacramentos, la fuerza para amar a Dios y a los hermanos también en la enfermedad, expresó.

????????????????????????????????????

El Prelado aseguró que los enfermos, como las personas que tienen una discapacidad incluso muy grave, tienen una dignidad inalienable y una misión en la vida y nunca se convierten en simples objetos, aunque a veces puedan parecer meramente pasivos, pero en realidad nunca es así.

Pidamos pues a la Inmaculada Concepción la gracia de saber siempre ver al enfermo como a una persona que, ciertamente, necesita ayuda, a veces incluso para las cosas más básicas, pero que también lleva consigo un don que compartir con los demás.

????????????????????????????????????

En la Jornada Mundial del Enfermo podemos encontrar una nueva motivación para colaborar en la difusión de una cultura respetuosa de la vida, la salud y el medio ambiente; un nuevo impulso para luchar en favor del respeto de la integridad y dignidad de las personas, incluso a través de un enfoque correcto de las cuestiones de bioética, la protección de los más débiles y el cuidado del medio ambiente.

Renovemos, con la oración y el aliento, la cercanía a los médicos, a los enfermeros, a los voluntarios y a todos los consagrados y consagradas que se dedican a servir a los enfermos y necesitados; a las instituciones eclesiales y civiles que trabajan en este ámbito; y a las familias que cuidan con amor a sus familiares enfermos.

Mons. Sergio concluyó su Homilía con una Oración a María.

 Hermanos y hermanas, elevemos juntos nuestra oración a María, para que su materna intercesión sostenga nuestra fe y nos obtenga de Cristo su Hijo la esperanza en el camino de la curación y de la salud, el sentido de fraternidad y responsabilidad, el compromiso con el desarrollo humano integral y la alegría de la gratitud cada vez que nos sorprenda con su fidelidad y su misericordia.

María, Madre nuestra, que en Cristo nos acoges como hijos,

fortalece en nuestros corazones la espera confiada,

auxílianos en nuestras enfermedades y sufrimientos,

guíanos hasta Cristo, hijo tuyo y hermano nuestro,

y ayúdanos a encomendarnos al Padre que realiza obras grandes.

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

????????????????????????????????????

Más Fotografías

  https://www.facebook.com/pg/Campanas-129537983754796/photos/?tab=album&album_id=1414322778609637

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies