Search
martes 7 julio 2020
  • :
  • :

La pandemia es una oportunidad para una nueva forma de educar evangelizando a través de las redes, Madre Micaela Princiotto

Iglesia Viva 29.05.20// “La Pandemia, esas gotitas de agua, han revolucionado el mundo entero, entonces también nuestro país, en todo aspecto. La educación no queda al margen de eso… Creo que este acontecimiento nos ha exigido a todos dar pasos acelerados hacia nuevas formas de educar y con eso se va cerrando la brecha digital que existe entre el docente y el estudiante”, asegura Madre Micaela Princiotto, Misionera de las Bienaventuranzas, en una entrevista con este medio.

Madre Micaela, de nacionalidad Italiana, realiza su misión en Bolivia desde hace 31 años. “Dios me ha consagrado para Él, desde el vientre de mi Madre y estoy feliz y agradecida. En Bolivia me he dedicado de manera especial al tema educativo porque estoy convencida que el verdadero desarrollo humano pasa por la educación integral de la persona”, señala.

Una presentación de la Comunidad Misioneras y su Carisma

El Instituto de vida Consagrada Misioneras de las Bienaventuranzas es de reciente fundación. Ha nacido en Santa Cruz  en el 2002 y ha sido aprobado definitivamente el 21 de Noviembre del 2017. Estamos llamada a hacer presente y visible el mensaje de las Bienaventuranzas que Jesús nos ha dejado.

Nuestras Constituciones nos invitan a vivir así : “Siguiendo el estilo de vida y escuchando la Palabra que nos propone el Señor Jesús en el monte de las Bienaventuranzas, nuestra consagración se concreta en un estilo de vida sencillo y alegre, en comunión de vida, en fraternidad, en espíritu de oración y de adoración del Dios Altísimo, cultivando entre las hermanas relaciones sinceras, auténticas y fraternas, con un servicio generoso, creativo y comprometido con el Reino de Dios.”

“En nuestra misión evangelizadora nos hacemos testigos del Evangelio en el contexto actual, y  de ¨un desarrollo que permita al hombre moderno hallarse  a sí mismo, asumiendo los valores superiores del amor, de la amistad, de la oración y de la contemplación, para pasar de condiciones de vida menos humanas, a condiciones más humanas.¨(3)

¿Cómo se llevan adelante su misión en la educación, durante la pandemia?

La Obra Educativa Josefina Bálsamo, que depende de la Iglesia de Santa Cruz y pertenece a nuestra Comunidad, hace tiempo viene preparando a los educadores en las nuevas autopistas del saber, que es propiamente la tecnología. En eso un apoyo importante lo ha brindado la Fundación Casa Editorial Bienaventuranzas que ha sido pionera en el país con la elaboración de los primeros textos digitales acompañados  con aplicaciones, realidad aumentada y otros materiales interactivos que tenemos disponibles para docentes y estudiantes.

Evidentemente las condiciones que tenemos como sociedad no son las mejores, pues la educación virtual pasa para tener buenos servicios de internet a bajo costo o excepcionalmente gratuitos y equipos digitales al alcance de los estudiantes.

Pese a estas limitaciones, en nuestras unidades educativas la mayoría de los docentes así como nuestros estudiantes apoyados por los padres de familia se están esmerando en dar continuidad a las labores educativas acompañando el proceso pedagógico también con apoyo emocional y pastoral, gracias al apoyo en nuestro servicio de expertos en psicología y en pastoral dentro de la Obra.

¿Cree que la Educación tendrá una transformación significativa después de la Pandemia. Sobre todo en el país?

La Pandemia, esas gotitas de agua, han revolucionado el mundo entero, entonces también nuestro país, en todo aspecto. La educación no queda al margen de eso.  Las consecuencias que este fenómeno está causando todavía no podemos medirlas.

Creo que este acontecimiento nos ha exigido a todos dar pasos acelerados hacia nuevas formas de educar y con eso se va cerrando la brecha digital que existe entre el docente y el estudiante. Los estudiantes son nativos digitales, en cambio los maestros y, en general, a los adultos nos cuesta un poco aventurarnos en esas nuevas autopistas.

Es cuestión de atreverse, de entrar en los desafíos históricos, de aprender un nuevo lenguaje, el digital.

Desde ahora en adelante los padres en la familia comprenderán mejor las “manías tecnológicas” de sus hijos; los educadores serán más  seguros en el manejo tecnológico y aprenderán  la gestión de una nueva didáctica que incluya la enseñanza digital; dentro de la Iglesia también deberemos pensar en nuevas formas evangelizadora a través de la tecnología.

Un mensaje para los maestros y los estudiantes

Es una oportunidad la que tenemos a nuestro alcance y, aunque nos hemos sentido obligados por la circunstancia, no dejemos pasar esta gran oportunidad. Es tiempo de desafíos educativos y existenciales. Nos toca estar en frontera y responder con dignidad y profesionalidad para construir una nueva civilidad y una nueva forma de educar evangelizando a través de las redes.

Feliz viaje en estas nuevas autopistas.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies