Search
viernes 18 octubre 2019
  • :
  • :

La Misericordia de Dios nos llena de esperanza, dice Monseñor Sergio a los privados de libertad

 

El Arzobispo de Santa Cruz visitó Palmasola este domingo para cerrar las Puertas Santas y para animar a los privados de libertad a no perder la esperanza de renacer a una vida nueva.

Este domingo 13 de noviembre, Monseñor Sergio llegó con el Padre Mario Ortuño, Capellán del penal y con voluntarios de la pastoral penitenciaria invitando a los privados de libertad a que aún a pesar de la privación de libertad no pierdan la esperanza pues “Dios está siempre dispuesto a perdonar y a reiniciar las relaciones –porque- a pesar del mal que hemos cometido Él tiene “compasión” es decir que sufre con nosotros”.

“A lo largo de este año hemos ido descubriendo el verdadero rostro de Dios, rostro de Padre, de amor, de bondad y de misericordia y es un rostro que nos llena de esperanza” subrayó el Arzobispo de Santa Cruz que visita el penal frecuentemente y que además fue agasajado por su reciente cumpleaños número 71. Las internas del PC2 lo sorprendieron con la felicitación, con canciones y hasta una torta de cumpleaños.

Aunque Monseñor lamentó que en Palmasola no existan las condiciones para la “rehabilitación” y reinserción a la sociedad, les dijo que: “aun así, ustedes no pueden perder la esperanza de renacer a una vida nueva” recordando que “la gente solo ve personas que se han equivocado y que merecen la cárcel pero se olvida que también nosotros podemos equivocarnos pues todos somos pecadores. Estar aquí es la oportunidad para cambiar” subrayó la autoridad religiosa.

Monseñor Sergio les recordó que recibir el perdón y la misericordia de Dios es también para que nosotros seamos misericordiosos con los demás, para que restauremos las relaciones rotas con los demás, en ese sentido les pidió que “que se cree aquí entre ustedes un clima de más cariño”.

Más adelante les recordó una de las expresiones del Papa Francisco cuando visitó Palmasola en julio del año pasado “No hay rejas que nos separen del amor de Dios” y Monseñor agregó “tampoco hay rejas que nos separen de la esperanza, aún a pesar de estar aquí ustedes no pueden perderla”.

“Les pido que siempre dirijan la mirada a la misericordia de Dios” les dijo, agregando el pedido de que “Mantengan vivo el deseo de la verdadera libertad” finalizó Monseñor.

Cerramos la puerta de la misericordia, pero ¿termina la misericordia de Dios? Por supuesto que no. ¡Qué bonito saber que en cualquier momento podemos recibir el perdón de Dios!.

15033568_10207979751075687_1534570531_n 15033742_10207979750195665_1551770218_n 15045570_10207979749635651_2006964950_n 15045775_10207979750675677_978395934_n 15049757_10207979749755654_1341247952_n 15049970_10207979749955659_1563914269_n 15050481_10207979750515673_995444550_n-1 15050481_10207979750515673_995444550_n 15086983_10207979750595675_1944824018_n

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies