Search
domingo 25 agosto 2019
  • :
  • :

“La ambigüedad del Código Penal puede generar persecuciones”

ElDeber. La Iglesia católica pide que se abrogue la norma porque hay contradicciones y falta de armonía normativa. Aquí una entrevista con Susana Inch Sainz, asesora legal de la Conferencia Episcopal de Bolivia

La Iglesia se opuso a 10 artículos del Código Penal y pidió que se abrogue toda la norma, ¿por qué?

La Iglesia católica cuestiona el Código del Sistema Penal en su conjunto por la forma en la que se aprobó, sin tomar en cuenta las demandas ciudadanas, apresurando su tratamiento sin dar oportunidad de participación y en términos tan ambiguos que dan pie a futuras persecuciones, vulnerando el derecho a la seguridad jurídica.  Merece una construcción participativa.

¿No hay nada bueno?

No se podría decir que no hay nada bueno, la intención de mejorar el sistema de justicia es una preocupación que compartimos.

Se plantea la abrogatoria, y no solo una derogatoria o modificación, y no es cuestión de algunos artículos, el problema del código está en el fondo, tiene muchas contradicciones, ambigüedades y carece de armonía normativa.

Pareciera que diferentes autores trabajaron en la norma y no hubo un momento en el que se puedan articular los temas, lo que da pie a una serie de ambigüedades y contradicciones que son las que generan la inseguridad jurídica.

Hay tantas contradicciones que llama a pensar que el debate debe ser amplio y total, no parcial.

Debate amplio es la propuesta, ¿cómo se haría?

Esa es la necesidad. Primero, hacerlo con la población. Luego, debemos trabajar una norma en la cual se pueda generar una armonía normativa a todo el conjunto y limar las contradicciones y ambigüedades.

Implica empezar nuevamente de cero, ¿no es cierto?

De hecho sí. Podrá no desconocerse lo que se ha trabajado, pero no es lo mismo preparar un pastel con los insumos que ya se tienen que tratar de parcharlo para que se vea poco mejor.

¿En qué se ve ambigüedad e incoherencia específicamente ?

Un ejemplo, el artículo 88, con seguridad que nadie se va a oponer a que se trate con dureza el tema de la trata y tráfico de personas. Pero la redacción del inciso 11 da pie a que se pueda perseguir a instancias religiosas aunque la finalidad no sea la trata y tráfico.

¿Consideran que este código atenta contra la libertad de culto, de expresión, de libre reunión y el derecho a la vida ?

Sin duda el código afecta a los derechos humanos y principios fundamentales como la vida, la dignidad, libertad de expresión y de culto, asociación, etc., así como seguridad jurídica, derecho a la defensa, certeza jurídica…

¿La Iglesia considera que detrás del código se esconden intereses que benefician al Gobierno y atentan contra el pueblo ?

Sí ,y un reflejo de ello es la flexibilización de delitos, como se puede observar en las disposiciones finales que derogan artículos de otras normas (medioambiente, delitos contra el Estado y electorales), así crean delitos como la protesta, endureciendo otros que permitirían una injusta persecución de ciudadanos.

¿Flexibilización de delitos?

Por eso menciono las disposiciones finales en las que se derogan de forma muy llamativa normas de la ley del medioambiente, y más la Marcelo Quiroga Santa Cruz. Primero se endurecieron las penas en delitos contra el Estado de una manera que sobrepasaba la razonabilidad, pero fue aceptado por la población, y de pronto ahora viene una flexibilización y no termina de comprenderse qué enfoque real tendrá el código.

 ¿Y por qué el código generará persecución?

La ambigüedad, que da pie a la interpretación abierta de los administradores de justicia puede generar persecuciones.

 ¿Cuáles son los motivos por los que la Iglesia se pronunció en contra de la repostulación del presidente Evo Morales?

Hay varios comunicados al respecto, hubo un referéndum, que generó una votación ciudadana y una decisión. Por un principio democrático no se puede desconocer esa voluntad e imponer una decisión gubernamental. Ese desconocimiento nos lleva a una acción autoritaria. El otro elemento fundamental que tocó la Iglesia, no en Bolivia, sino a escala mundial, es que la concentración de poder hasta ahora en el ámbito histórico nos ha demostrado que tiende a conductas dictatoriales, por ello la renovación siempre es buena.

 ¿La Iglesia ve que estamos camino a una dictadura?

El Gobiermo no escucha, impone medidas, pese a los diferentes reclamos y manifestaciones. Lo que nos lleva a pensar que hay una actitud impositiva, de no escuchar que en algún momento podría convertirse en una posición dictatorial.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies