Search
jueves 1 octubre 2020
  • :
  • :

Jenny Barbery: “Ser catequista es entregar amor, sin pedir nada a cambio, es ser elegido por DIOS”

Campanas. “Ser catequista es entregar amor, sin pedir nada a cambio, es ser elegido por DIOS para una misión en la tierra”, afirma Jenny Barbery, responsable de la  catequesis de primera comunión de la Parroquia San Martín de Porres.

La Iglesia Católica celebra cada 21 de agosto, el día del catequista, en conmemoración del Papá Pío X, Santo, quien tuvo actuación decisiva a favor de la catequesis e hizo posible entre otras cosas que nos niños de acerquen a los sacramentos a esas temprana. Aunque en Bolivia siempre se tenía otra fecha, este año consideraron importante unirse a esta celebración.

Feliz día del catequista, 21 de agosto

La responsable de la catequesis de primera comunión, Jenny Barbery, afirma enfáticamente que “Ser catequista es entregar amor, sin pedir nada a cambio es ser elegido por DIOS para una misión en la tierra”. “El catequista va enseñando la palabra de DIOS mediante sus actos con amor y servicio incondicional”.

Jenny coordinadora de catequesis tiene una experiencia, que poco a poco va cimentando, ella  dice: “Yo como coordinadora de catequesis, del sacramento a la Santa Eucaristía, puedo decir con certeza que es la experiencia más bonita que haya sentido en mi vida. He tenido la oportunidad de acercarme más a Dios, conocer su palabra especialmente a los catequistas, admirarlos, verlos con amor y cariño y respeto porque son instrumentos elegidos por DIOS”.

Todos  los catequistas son agradecidos a Dios porque al ser elegidos, son amados, dice  Jenny, a tiempo de asegurar que  “No se  cansa de dar gracias a DIOS y muy especialmente al Párroco de la Parroquia San Martín de Porres por la confianza que le dio para acompañar a este gran ministerio, muchas gracias Padre Guillermo”, dice esta catequista.

Pero en este tiempo de pandemia, qué hace la catequesis, siguen con las clases virtuales y cada catequista con los niños se unen a través de las redes y planean sueñas y trabaja la formación espiritual. Por eso para Jenny este tiempo es especial. “En este tiempo difícil de pandemia nos hace mirar diferente, gracias catequista por su entrega, por su amor, sigamos adelante, no desmayemos, la Iglesia, nuestros niños, jóvenes y adultos nos necesitan más que nunca con nuevos desafíos, nueva misión, sabemos que no estamos solos, DIOS me los bendiga a todos”.

Al desearles a todos los catequistas, “Feliz día del catequista”. Jenny Barbery quiso recordar alguna frase del Papa Francisco que le ha marcado y considera una gran inspiración para caminar cada día en la formación de la fe a todo el niño. “Ser catequista requiere amor cada vez más fuerte a Cristo, amor a su pueblo sano y ese amor viene necesariamente de Cristo”. (Papa Francisco).

Fuente: www.parroquiasanmartin.com.bo/

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies