Search
domingo 22 mayo 2022
  • :
  • :

Iglesia de Santa Cruz se une a la maratón de Oración a la Virgen María por el fin de la pandemia

Campanas. La Iglesia de la Arquidiócesis de Santa Cruz,  se une a la maratón de oración a la Virgen María, querida por el Papa Francisco y   promovido por el dicasterio para la Nueva Evangelización, para pedir por el fin de la pandemia en el mundo entero.  Desde el Santuario de Cotoca se viene rezando el Santo Rosario, desde el 01 de mayo a las 18:15 horas y  se realizará durante todo el mes de mayo.

El rezo del Santo Rosario es transmitido en vivo por  el Facebook: Santuario de Cotoca y en diferido por Radio Betania 93.7 a las 20:00 horas.

En su homilía el Arzobispo de Santa Cruz, Mons. Sergio Gualberti, al iniciar el mes de mayo, dedicado a la Virgen María, invitó al pueblo católico a  unirse al maratón de Oración querido por el Papa Francisco para que ella nos ayude a vencer a la pandemia y a todos los males físicos, morales y espirituales que nos aquejan.

Así mismo nos pidió que   confiemos en ella, con la certeza que nos ayudará a ser los sarmientos estrechamente unidos a Cristo Señor, la vida que da frutos abundantes de bien y de vida.

El 1 de mayo, en la Basílica de San Pedro en el Vaticano, el Papa Francisco dio inicio a treinta días de oración, que tienen como intención la invocación del fin de la pandemia. Con esta finalidad, cada día del mes de mayo, un santuario mariano a lo largo y ancho del planeta, se unirá en oración.

La oración del Papa

El Papa Francisco, antes de comenzar el Rosario, depositó un arreglo floral ante la imagen de la Virgen del Perpetuo Socorro, en la capilla Gregoriana de la Basílica de San Pedro. En el rezo de los misterios gloriosos participan familias completas: niños, jóvenes y adultos elevaron con toda la Iglesia su plegaria por el fin de la pandemia.

Seguidamente, el Papa recitó la oración inicial y dijo:

Peticiones de Francisco a la Virgen María

Al final del rezo del Rosario, Francisco realizó la oración final, invocando la intercesión de María para que intervenga con su Hijos Jesús, en este momento difícil que atraviesa la humanidad. Pidió también el consuelo para las familias de los enfermos y de las víctimas; la protección de todo el personal sanitario: “acompáñalos en sus heroicos esfuerzos y dales fuerza, bondad y salud”; igualmente pidió por los sacerdotes y por su compromiso pastoral con los más débiles.

Francisco pidió por los gobernantes de las naciones para que trabajen “ayudando a aquellos que carecen de lo necesario para vivir”. Especialmente pidió a la Virgen que toque las conciencias de quienes destinan enormes sumas de dinero para fabricar y consumir armas y que esos fondos sirvan para combatir esta y futuras epidemias.

El Papa expresó a la virgen para que ayude a la humanidad a sentirse una, como una “gran familia” y así, en un espíritu de hermandad y solidaridad acudamos en ayuda de las numerosas pobrezas y situaciones de miseria”.

Francisco finalizó la oración y dijo: “Guía los pasos de tus peregrinos que desean rezarte y amarte en los Santuarios que se le dedican en todo el mundo bajo los más variados títulos que recuerdan tu intercesión, sea para cada uno una guía segura. Amén”.

Después de la oración, el Papa bendijo los Rosarios que serán enviados a los treinta santuarios marianos en todo el mundo y que forman parte de la red que da vida a esta iniciativa.

 

 

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies