Search
martes 29 septiembre 2020
  • :
  • :

Fiestas patrias, tiempo para preparar una nación que nos lleve a la vida

Campanas/ Por: P. Miguel Córdova Hurtado, OMIHoy 6 de agosto Bolivia celebra sus 195 años de su independencia nacional, en medio de un desastre mundial, un enemigo oculto que está matando a millones de seres humanos en el planeta. A nivel nacional somos testigos de miles de contagiados y de muertos, víctimas de ésta pandemia.

A veces nos sentimos derrotados por falta de hospitales equipados con medicinas, con oxígeno, suficientes camas, etc. A más de uno nos arranca las lágrimas ver correr por los pasillos de hospitales a hombres y mujeres vestidos de blanco con el rostro cansado, agotado de tras de los barbijos y de las mascarillas; y de gente desesperada, gritando de dolor con sus enfermos y muertos. Lo duro es ver una economía colapsada, empresas paralizadas, miles de gente despedidos, educación colapsada y con una política mezquina, sin liderazgo, sin hoja de ruta.

En este contexto difícil y delicado que vive nuestro país vale la pena recordar las palabras de un gran pastor y profeta, hasta ahora llorado, me refiero al Cardenal Julio Terrazas en una de sus homilías pronunciada el 6 de agosto 2009, convocaba al pueblo boliviano y a sus gobernantes, hacer de éstas fiestas patrias “una fiesta de reconciliación” y buscar la unidad del País. Decía: “Queramos o no, es una fiesta que se nos llama a todos los que tenemos corazón boliviano, orgullosos de estar en esta tierra, con sus problemas y sus dificultades, con sus tropiezos, con sus caídas, pero también con su levantamiento de cabeza. No podemos preparar o sostener una nación que nos lleve a todos a la muerte, tenemos que preparar una nación que nos lleve a la vida, porque eso le interesa al Señor, eso es lo que les gusta a nuestro Dios, que vivamos, para eso nos da vida abundante”. (reflexionó en su homilía el Cardenal).

En ese contexto el cardenal Terrazas abrigó la esperanza que sea ese el escenario para lograr en el país una conciliación entre gobierno y opositores y llegar a impulsar juntos el desarrollo del país. “ojalá esta fiesta señalara un nuevo hito, una nueva manera de caminar, juntos como hermanos, defendiendo la vida, cultivándola y haciendo que, en este país, más que signos externos, lo que debe reinar es vida abundante en cada uno de sus habitantes y vida abundante llena de libertad y de justicia”.

Las palabras de cardenal hoy resuenan. Que bellas palabras de este gran pastor y profeta, que sigue vigente para quienes todavía siguen con sus mezquindades políticas, y cada quien jala agua para su molino, que con sus acciones buscan destruir más al país. Hoy necesitamos estar más unidos, somos hermanos, no enemigos, necesitamos paz y respeto por todas las victimas que perdieron la vida, y por todos los que luchan por sobrevivir a esta pandemia. Hoy no gritaremos Viva Bolivia, nuestro grito será más la de un profeta “BASTA YA” Pongámonos a trabajar, soñemos juntos y activemos el antídoto de la solidaridad. Que Dios nos bendiga y nos de fuerzas.

Miguel Córdova Hurtado. Misioneros Oblato de Maria Inmaculada. Es vicario parroquial en San Martin de Porres, Santa Cruz Bolivia.

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies