Search
lunes 1 junio 2020
  • :
  • :

Falleció el P. Germán García, Misionero de Hombres Nuevos en el Plan 3000

Campanas. Monseñor Sergio Gualberti, Arzobispo de Santa Cruz, los Obispos Auxiliares, Mons. Braulio Sáez (Obispo Emérito), Mons. Estanislao Dowlaszewicz, Mons. René Leigue, el Vicario General, P. Juan Crespo, Sacerdotes, Religiosas, Religiosos y Agentes de Pastoral, a nombre de la Iglesia cruceña expresan su sentida condolencia y expresan su adhesión a los sentimientos de dolor de la familia García Gonzáles, la  familia Castrense y Hombres Nuevos del Plan 3000,  por el retorno a la Casa del Padre del Reverendo:

+P. Germán García Gonzáles

Q.D.D.G.

El P.  Germán García González, Nació en Autilla del Pino – España, el 24 de noviembre de 1935, fue ordenado sacerdote el 3 de julio de 1960, y desarrolló su vida sacerdotal como capellán castrense, y falleció hoy lunes 06 de abril  en su País de Origen a la edad de 84 años.

Tras su jubilación  el P. Germán  residía  en la Casa sacerdotal Nuestra Señora de Lebanza (España.

El P. Germán García González  estuvo durante muchos años como misionero en Bolivia, en el Proyecto Hombres Nuevos, en la parroquia del barrio Plan 3000 de Santa Cruz de la Sierra. En todo ese tiempo siempre demostró ser un sacerdote empleado en servicio a la comunidad a tiempo completo, dejando un grato recuerdo en todas las personas que lo conocieron.

Compartimos esta semblanza de  Mons. Nicolás Castellanos  a su gran amigo el P. Germán García González, que refleja su amistad y  cariño

 La muerte de Germán González García, nacido en Autilla del Pino, es muy sentida, llorada y rezada en el Proyecto Hombres Nuevos, en el Plan 3000, en Santa Cruz de la Sierra. La gente boliviana, le extraña, le echa en falta y le quiere. Era la estampa clásica del sacerdote accesible, cercano, con olor a oveja, que entraba en conversación,  se metía en los problemas y no sólo aconsejaba, sino que les ayudaba. Les visitaba en las casas. Practicaba lo que antiguamente se llamaba y se les recomendaba a los sacerdotes, hacer la visita domiciliaria.

Una señal de lo mucho que le querían era que siempre nos estaban preguntando, cuando regresaba el P. Germán. Vivía en la Ciudad de la Alegría, distante del Palacio. Y él salía de mañana, hacer el recorrido desde allí hasta el Palacio, donde almorzaba. El recorrido lo hacía a pie, visitando familias, conversando por el camino, con todos los que seencontraba. Sabía “perder el tiempo” pastoralmente.

Compartía la pastoral con los padres Alfonso Gonzalo, de Soria y el obispo Nicolás Sin embargo, su trabajo primordial se centra en la celebración de los sacramentos, dialogo pastoral y visita a los enfermos. Lo cual le facilitaba un conocimiento de los problemas y necesidades de nuestros barrios: Toro Toro, Copacabana, Santa Elena, 26 de junio, Urkupiña, San Jorge, que solía visitar a “pie o caminando”.

El P. German se pasaba casi todo el año en Bolivia. Trabajaba en la pastoral de la parroquia Hombres Nuevos: Se encargaba los miércoles de atender la oficina pastoral, emplea muchas horas en el dialogo personal, confesiones, acción social, sacramentos y sacramentales y ayuda a los que lo necesitan.

Durante dos meses residía en La Arquidiócesis de Piura, Perú, A mil kilómetros al norte de Lima y colabora pastoralmente en la Misión Regional del Chira, de la diócesis de Castilla España con su sobrino sacerdote Daniel Trigueros García.

Encontraste con Bolivia las comunidades que pastoreaba el P. German en Piura tienen el encanto de estar ubicadas en las playas y Litoral del Océano Pacifico, en donde algunos días se puede refrescar en el mar.

En uno de los pueblos llamados Colan está la Iglesia más antigua de América, con techo de motacú y barro y las paredes de piedra marítima.

Muy reconocida la labor pastoral y evangelizadora del P. Germán García González, sacerdote castrense de Palencia, que ha ejercido con celo evangélico y entrega generosa en Hombres Nuevos, en la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra.

Durante años en dos etapas ha ejercido su ministerio presbiteral desde Hombres Nuevos. Es clásica ya la imagen del P. Germán recorriendo calles polvorientas del Plan 3000 para llevar la Palabra de Dios y la palabra de aliento, de espiritualidad y hacer el gesto de solidaridad con los enfermos, las familias y todos los que solicitan su presencia de ángel de paz. La mayor parte del año lo pasa con nosotros y otro tiempo con su familia de Autilla del Pino o en Valladolid, donde residía.

En la capilla de Copacabana, donó una campana, que atendió mucho tiempo, dejó un recuerdo entrañable, en memoria de su hermana, la madre de sus sobrinos Asun y Daniel Trigueros, párroco de Villada (Palencia) y Delegado de Misiones de la Diócesis de Palencia, donó una campana.

De sus tiempos de capellán castrense, que ejerció algún tiempo en Quintana del Puente (Palencia), en la década de los 80, siendo yo obispo de Palencia, muchas veces me acompañó y me llevó con su coche a celebrar confirmaciones a la visita pastoral en la zona del Cerrato.

Germán García González, definido por nuestro obispo Manuel, como “hombre bueno, fiel, pacífico y buen autillano”, nunca se jubiló, pues al jubilarse, se vino de misionero al Plan 3000, Bolivia o a la Misión Regional del Duero en el Valle del Chira.

Me complace enviarte la semblanza por nuestro amigo P. Alfonso Gonzalo, que refleja nuestra amistad y trabajo en la Pastoral de conjunto en la Parroquia Hombres Nuevos, en el Plan 3000, en Santa Cruz de la Sierra.

Al concluir esta memoria agradecida, de nuestro querido P. Germán García Gonzalez, no puedo menos de agradecer al Señor porque Germán, sacerdote castrense y “hombre nuevo”, siempre fue un regalo para Daniel y Asun, para la Diócesis de Palencia, para Hombres Nuevos y muy especialmente para la gente maravillosa del Plan 3000.

Por Mons. Nicolás Castellanos Franco osa.

Damos gracias a Dios por su vida, por su labor pastoral y evangelizadora, sacerdote castrense de Palencia, que  ejerció con celo evangélico y entrega generosa su vida misionera, en Hombres Nuevos y en  la Arquidiócesis de Santa Cruz de la Sierra.

Pedimos a toda la Iglesia de Santa Cruz, elevar sus oraciones por el alma del Padre Germán García Gonzáles, Castrense y Misionero de Hombres  Nuevos en el  Plan 3000 para que alcance el descanso eterno en los brazos de nuestro Padre celestial.

 

Santa Cruz de la Sierra, 06 de abril de 2020

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies