Search
martes 6 diciembre 2022
  • :
  • :

Escudo del nuevo Arzobispo de Santa Cruz fue tallado por los “Artesanos Don Bosco en Postrervalle”

Campanas. ¡Ya está listo! El escudo de S.E.R. Mons. René Leigue Cesari, que este 23 de junio a las 19:00 horas, tomará posesión como Arzobispo Metropolitanos de Santa Cruz de la Sierra, en la celebración Eucarística que será presidida por Mons. Sergio Gualberti Calandrina, en la Basílica Menor de San Lorenzo Mártir – Catedral.

El escudo del nuevo Arzobispo de Santa Cruz, ha sido tallado y pintado por la familia de artesanos Don Bosco en Postrervalle y será colocado en la Catedral, arriba de la Cátedra Episcopal, desde donde Mons. René Leigue ejercerá su ministerio de enseñar la palabra de Dios, que le ha sido encomendada.

La destreza de la Familia de Artesanos  Don Bosco Bolivia da forma en un taller de Postrervalle, población del valle cruceño ubicada a 198 km de la capital cruceña, a la cabeza del Sr.  Máximo Rinaldi, de nacionalidad italiana, laico voluntario de la operación Matto Grosso, que  en el año 1994  abrió el  centro de formación técnica, un taller de carpintería, tallado y escultura, esto ha tenido un largo recorrido y ha surgido como una respuesta a la necesidad de la juventud”. Gracias a su iniciativa es que hoy por hoy existe en Postrervalle la “Asociación de Familias de Artesanos Don Bosco”.

Este taller ha dado ya importantes trabajos como el imponente retablo de la Parroquia La Santa Cruz, dos retablos para Aiquile, retablos para la Parroquia Moro Moro, retablo en Pucará. Además del crucifijo para la venida del Papa, los ambones y sillones para la celebración del Santo Padre. Y desde luego, el retablo de la misma Iglesia de Postrervalle. También han realizado trabajos como el Retablo  de la Parroquia San Andrés, el juego de Altar para el Santuario de Cotoca  y la Parroquia La Purísima Concepción de la Guardia. Una síntesis del estilo oriental en los colores y el estilo occidental en el tallado”.

La Familia de Artesanos Don Bosco,  no tiene fines de lucro, cuenta con personería jurídica de la Iglesia Católica Boliviana. Se encarga de reagrupar los trabajos de estos jóvenes artesanos y comercializarlos. “La intención es que ellos no dejen sus comunidades y allí desarrollen sus trabajos y cuando los hayan terminado los manden a la oficina central de la ciudad. Esta posibilidad les permitió mantenerse con los suyos y su cultura”.

“Escudo de S.E.R. Mons. René Leigue Cesari”

“Lectura simbólica”

Los elementos contenidos en el escudo sintetizan los orígenes y la trayectoria humana de monseñor Leigue Cesari.

La Cruz potenzada de color rojo: Es la misma que destella en el escudo cruceño, emblema del territorio en el cual se ha desarrollado y seguirá desarrollándose el ministerio pastoral del Arzobispo.

 El Sol naciente y las olas: El sol naciente que asoma desde atrás de las olas doradas del Río Grande representa a Nuevo Horizonte, comunidad en la cual monseñor Leigue Cesari ha nacido y se ha formado como joven y como hombre de fe.

 El Campo Verde central: Representa el área rural y campesina de la zona Norte del Departamento de Santa Cruz y la Amazonía, de cuyo territorio hace parte la Comunidad Nuevo Horizonte, junto con dos de sus productos más significativos: el pez y el trigo.

La doble Cruz procesional y el capelo eclesiástico con dos grupos de diez borlas del mismo color: Representan heráldicamente la dignidad arzobispal.

 El Palio: Es la insignia que manifiesta la comunión con el Papa y la autoridad metropolitana.

“Lectura Espiritual”

El escudo se entiende a través del lema: “Adsum”, que explica la trayectoria espiritual del Arzobispo y que se puede resumir en su total y constante disponibilidad a hacer la voluntad del Señor a lo largo de su vida: ¡AQUÍ ESTOY!

El sol dorado que amanece atrás del agua recuerda cómo, en virtud de lavado bautismal, renacemos como hijos de Dios y, como tales, contemplando la belleza del Creador y reconociendo las obras grandes que Él ha hecho en nosotros, sentimos la incontenible necesidad de agradecerlo por todos sus dones, como nos enseñan los Salmos 56 y 107: “¡Despierta gloria mía, despertad cítara y arpa, despertaré a la aurora!”.

El pez y el trigo son dos de los más importantes símbolos que nos recuerdan la presencia de Cristo, representado con el color oro: el primero en el sentido histórico y comunitario, usado desde los primeros cristianos hasta hoy como signo de autoidentificación y pertenencia a la Iglesia; el segundo en el sentido eucarístico.

El campo verde en el que se hallan el pez y el trigo es metáfora de la cotidianidad en que hay que vivir la fe en Jesucristo.

El todo está debajo de la señal de la cruz, en la que el Hijo de Dios padeció la muerte por nuestros pecados, hasta la efusión de su sangre, expresada con el color rojo, con el cual empieza y acaba cada acción litúrgica.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies