Search
domingo 19 enero 2020
  • :
  • :

Ellos representarán a Bolivia en el Sínodo de los Obispos sobre los ‘jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional’

Serán Padres Sinodales en el Sínodo de los Obispos del 3 hasta al 28 de octubre de 2018, en el Vaticano

Monseñor Estanislao Dowlaszewicz es Obispo presidente de la sección Juventud de la Conferencia Episcopal Boliviana y Auxiliar de Santa Cruz, Y Monseñor Jorge Saldías, es Obispo auxiliar de La Paz y responsable de las Comunidades Eclesiales de Base, la Conferencia Episcopal Boliviana les ha encomendado la Misión de ser “Padres Sinodales” y representar a Bolivia en el Sínodo de los Obispos al que convocó el Papa Francisco para interrogarnos sobre cómo acompañar a los jóvenes en el camino de la fe, en sus decisiones vitales, y pedir también a los mismos jóvenes que ayuden a identificar las mejores formas hoy para anunciar la Buena Noticia.

¿Sabes lo que es el Sínodo de los jóvenes?

El Papa Francisco, en su línea de abrir las puertas de la Iglesia y anunciar el Evangelio de la Alegría a todo el mundo, ha convocado al Sínodo de los obispos con el tema: “Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional”.

El 13 de enero de 2017 se inició una fase de consulta publicando un documento preparatorio de la XV Asamblea General Ordinaria del Sínodo de los Obispos, con este título. Todos los países del mundo, entre ellos Bolivia, enviaron sus respuestas después de haber consultado a los jóvenes, asesores de pastoral Juvenil, movimientos juveniles y a Obispos y religiosos que trabajan con los jóvenes, con este documento el Papa convocó a la reunión pre-sinodal y ya se ha publicado el documento final de la reunión pre-sinodal que es el “instrumentum laboris” (documento de trabajo) para los Padres Sinodales en octubre.

La pregunta obvia es: “Y eso de un Sínodo ¿qué es, cómo funciona, para qué sirve?”.  El término sínodo viene de dos términos griegos:syn (juntos) y yhodos (camino), y expresa la idea de “caminar juntos”.  En el Vaticano hay varios organismos que forman la curia romana y se encargan del gobierno de la Iglesia atendiendo a diferentes sectores y ámbitos.  Pero había una inquietud por tener una estructura donde hubiera representación de la iglesia universal a modo de asamblea de obispos de todo el mundo que ayudaran al Papa en el gobierno de la Iglesia con su consejo.  Y así creó el Papa Pablo VI, el 15 de septiembre de 1965, el Sínodo de los Obispos, como institución permanente, dependiente directamente del Papa.

El Sínodo de Obispos se reúne cuando el Papa lo convoca y con el tema que les proponga a estudio, análisis, debate y consulta.  Lo preside el Papa y tiene un proceso largo de preparación a fin de que el documento de trabajo, que se llama “Instrumentum laboris”, y es la base para la discusión en el Sínodo, sea fruto de una amplia consulta a toda la Iglesia.

Un Sínodo sobre, para y con los jóvenes: El Papa Francisco ha realizado ya dos Sínodos: el Sínodo sobre la nueva evangelización y el Sínodo sobre la familia.  Su propuesta es que el proyecto de Dios para los hombres y mujeres de todos los tiempos llegue a todo el mundo y todos los ámbitos de la vida, sin excepción.  Y es por ello que este tercer Sínodo que convoca nos invite a interrogarnos sobre cómo acompañar a los jóvenes en el camino de la fe, en sus decisiones vitales, y pedir también a los mismos jóvenes que ayuden a identificar las mejores formas hoy para anunciar la Buena Noticia.

 Lo trabajado durante el Sínodo se recogerá en un documento de Actas del Sínodo, que se entrega al Papa y con el que posteriormente elaborará un documento que se publica con el nombre de Exhortación Apostólica (es la publicación que recoge lo tratado en el Sínodo de Obispos).

 TEXTO INICIAL DE LA INTRODUCCIÓN DEL DOCUMENTO PREPARATORIO AL SÍNODO SOBRE LOS JÓVENES

 «Os he dicho esto para que mi gozo esté en vosotros y vuestro gozo sea perfecto» (Jn 15,11): este es el proyecto de Dios para los hombres y mujeres de todos los tiempos y, por tanto, también para todos los jóvenes y las jóvenes del tercer milenio, sin excepción.

Anunciar la alegría del Evangelio es la misión que el Señor ha confiado a su Iglesia. El Sínodo sobre la nueva evangelización y la Exhortación Apostólica Evangelii gaudium han afrontado cómo llevar a cabo esta misión en el mundo de hoy; en cambio, los dos Sínodos sobre la familia y la Exhortación Apostólica Post-sinodal Amoris laetitia se han dedicado al acompañamiento de las familias hacia esta alegría.

Como continuación de este camino, a través de un nuevo camino sinodal sobre el tema: «Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional», la Iglesia ha decidido interrogarse sobre cómo acompañar a los jóvenes para que reconozcan y acojan la llamada al amor y a la vida en plenitud, y también pedir a los mismos jóvenes que la ayuden a identificar las modalidades más eficaces de hoy para anunciar la Buena Noticia. A través de los jóvenes, la Iglesia podrá percibir la voz del Señor que resuena también hoy. Como en otro tiempo Samuel (cfr. 1Sam 3,1-21) y Jeremías (cfr. Jer 1,410), hay jóvenes que saben distinguir los signos de nuestro tiempo que el Espíritu señala. Escuchando sus aspiraciones podemos entrever el mundo del mañana que se aproxima y las vías que la Iglesia está llamada a recorrer”

La página Web del sínodo es http://www.synod2018.va allí se puede seguir todo el proceso del Sínodo.

Ellos son nuestros Padres Sinodales:

 

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies