Search
miércoles 11 diciembre 2019
  • :
  • :

El Sínodo de Amazonia reúne los mejores expertos del mundo sobre un territorio en crisis

abc.es. El Sínodo de la Amazonia, que se celebrará en Roma del 6 al 27 de octubre reunirá los mejores expertos en ese territorio vital pero al mismo tiempo maltratado del planeta, según la lista hecha pública hoy por el Vaticano. Además de los obispos de los nueve países de la zona, tomarán parte en el encuentro teólogos, misioneros, religiosas, economistas y jefes de pueblos indígenas.

Aunque la mayoría de los 185 padres sinodales con derecho a voto está formada por los 116 obispos de la zona, el encuentro estará enriquecido por aportaciones de teólogos como el cardenal Luis Ladaria, prefecto de la Congregación de la Doctrina de la Fe, o el cardenal de Viena, Christopher Schoenborn, y especialistas en problemas específicos como el cardenal de Boston, Sean O’Malley, experto en la lucha contra el abuso de menores.

El Sínodo abordará no solo la evangelización de ese inmenso territorio sino también sus problemas sociales, económicos y ecológicos, así como el modo de detener la destrucción de uno de los dos «pulmones del planeta» junto con la cuenca del río Congo en África.

Por eso, entre los «invitados especiales» figuran personalidades como el coreano Ban Ki-moon, antiguo secretario general de Naciones Unidas, el economista norteamericano Jeffrey Sachs, el científico alemán Hans Schellnhuber, antiguo director del Instituto de Investigación del Impacto Climático de Potsdam, la jurista filipina Victoria Lucia Tauli-Corpuz, relatora especial de Naciones Unidas sobre los derechos de los pueblos indígenas o el líder curripaco José Gregorio Díaz Mirabal, presidente del Congreso de organizaciones Indígenas Amazónicas (COICA).
Más de 40 mujeres

Entre los obispos de los nueve países en que se divide la Amazonia -Guayana Francesa, Surinam, Guyana, Brasil, Venezuela, Colombia, Ecuador, Perú, Bolivia- dominan lógicamente los 58 brasileños, seguidos por los 15 de Colombia, los 12 de Bolivia y los 11 de Perú.

El Sínodo cuenta con la presencia de 42 mujeres, en su mayoría misioneras y religiosas -9 de ellas elegidas por la Unión Internacional de Superioras Generales-, pero también en otros conceptos.

La religiosa brasileña María Irene Lopes dos Santos, asesora de la conferencia episcopal de Brasil, forma parte del consejo presinodal, mientras que otras dos compatriotas suyas acuden como doctoras. Se trata de Marcia María de Oliveira, experta en historia de la iglesia en Amazonia, y de Ima Célia Guimarães Vieira, miembro de la Comisión Nacional del Medio Ambiente. A su vez, Judite da Rocha, participa en su calidad de Coordinadora Nacional de Víctimas de las Presas Hidroeléctricas.

Hay también líderes indígenas como la ecuatoriana Patricia Gualinga, de la comunidad Kichua de Sarayaku, o profesoras bilingües como la peruana Yesica Pariachi Toyori, del pueblo Harakbut. Entre los consultores figura la religiosa española María Luisa Berzosa, colaboradora de Entreculturas.

El Sínodo de Amazonia es el que registra más variedad de participantes en los 53 años de historia de la institución debido al carácter único de ese territorio de casi 8 millones de kilo1metros cuadrados en el que viven 35 millones de personas, incluidos tres millones de indígenas de unos 390 grupos étnicos o pueblos, entre los cuales hay más de 70 que viven en aislamiento voluntario, sin ningún contacto con la civilización.
Atención espiritual

El Sínodo estudiará en primer lugar la realidad amazónica, marcada por el acoso y contaminación de las industrias extractivas, la deforestación por incendios provocados, la contaminación de las aguas, la corrupción y los problemas de salud para pasar después a estudiar el modo de mejorar la atención espiritual y la evangelización de una zona que sigue rezagada al cabo de medio milenio por sus enormes dificultades geográficas y culturales.

El Sínodo es un organismo consultivo, por lo que su documento final no es decisorio sino que recoge propuestas para el Papa. Pero la asamblea tiene gran importancia porque permite estudiar a fondo los temas en un clima de reserva y libertad en las intervenciones de todos los participantes.

El Papa Francisco visitó la Amazonia peruana y puso en marcha los primeros trabajos del Sínodo en enero de 2018 en la localidad de Puerto Maldonado, cuyo obispo, el dominico español David Martínez de Aguirre, es uno de los dos secretarios especiales de la asamblea sinodal.

En su encuentro con los pueblos indígenas, el Papa les comentó que había querido «empezar por aquí la visita a Perú» para reafirmar «una opción sincera por la defensa de la vida, la tierra y las culturas» ya que «probablemente los pueblos amazónicos nunca hayan estado tan amenazados como lo están ahora». Desde entonces, la situación no ha hecho sino empeorar.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies