Search
jueves 1 octubre 2020
  • :
  • :

“El Servicio de los Franciscanos Capuchinos durante la Pandemia”

Campanas. Este tiempo, en todas partes del mundo nos hemos visto afectados por el impacto global del coronavirus, aislándonos e imposibilitados de vivir la intensidad devocional de la comunidad de feligreses en las celebraciones eucarísticas, pero sin embargo, en sintonía con el resto de la humanidad, estamos desafiados a ir más allá de este dolor y reflexionar sobre el sentido profundo de este tiempo de pandemia. Eso implica volver al núcleo de nuestra fe y discernir cómo Dios se hace presente en estos acontecimientos. Lo que nos invita a no quedarnos paralizados, sino más bien siguiendo a Jesús en el evangelio, continuar con nuestra misión de anunciar la buena nueva bajo la guía y la renovación que hace el Espíritu Santo en nuestras vidas.

Renovando su forma de evangelizar, en las tres fraternidades se ha continuado con la labor pastoral a través de las redes sociales, con transmisión de las misas vía Facebook y televisión, formación, asesoramiento espiritual y grupal virtual.

Se ha realizado acompañamiento espiritual a las familias que están perdiendo sus seres queridos a causa de la pandemia, y se administra el sacramento de unción de los enfermos a los que lo necesitan.

En el área social se ha incrementado la ayuda dirigida a las familias más necesitadas, de la siguiente manera.

  • En la Fraternidad San Pio de Pietrelcina se brinda apoyo con entrega de víveres. En el mes de abril se han entregado canastas con un valor individual de 30 Bs a 124 familias; en el mes de mayo se entregó canastas con un valor de 80 bs. A 133 familias; y en el mes de junio se tiene proyectado entregar 150 canastas.

  • En la Fraternidad San Isidro Labrador hasta la fecha se ha entregado más de 3000 paquetes de víveres, con un valor de 25 $us cada uno, en las 22 comunidades que conforman la parroquia. Todo esto se ha podido solventar con el fondo del Apoyo Escolar, la cual proviene de donaciones recibidas de Croacia, también con donaciones de empresas y de diversas familias de Mineros. Además, en está cuarentena, con la ayuda de una enfermera de nuestra comunidad y donaciones de medicamentos que se recibe a lo largo del año, ha sido posible dar el servicio de Farmacia Solidaria, que consiste en que las personas de bajos recursos que cuenten con una receta médica, puedan venir a la parroquia y recibir de forma gratuita el medicamento que necesitan.

  • En la Fraternidad de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe se ha dado atención caritativa a los barrios más necesitados de nuestra jurisdicción, a través de Caritas Parroquial, llevando víveres a las diversas ollas comunes en la cual reciben alimento aproximadamente 1500 familias, en un total de 10 ollas comunes; todo esto con la donación de los fieles de la parroquia y algunas empresas.

Cada día podemos ver de diferentes formas la providencia de Dios en nuestras vidas, y la gratuidad de su amor, y en respuesta solo podemos amar y darnos cómo Jesús se dio a los demás.

Conozcamos a los  Hermanos Franciscanos Capuchinos en Bolivia

Los Franciscanos Capuchinos son una orden de hermanos consagrados a Dios por medio de los consejos evangélicos de obediencia, sin nada propio y castidad. Algunos de los hermanos son sacerdotes y otros son hermanos legos. Ambos sirven a Dios según la manera particular a la cual cada uno fue llamado.

Los capuchinos son conocidos por el hábito marrón y la capucha larga. El nombre de Capuchinos viene de la forma peculiar de usar la capucha. Lo que en un principio fue como un apodo, se ha convertido en el nombre oficial de la Orden.

Los hermanos siempre se han caracterizado por su cercanía al pueblo “los frailes del pueblo”. Una característica de los capuchinos es la minoridad, por eso buscamos los lugares más pobres y donde hay más necesidad. Nuestro carisma es vivir el evangelio, por lo tanto nos dedicamos a servir a la gente de diversas maneras. Podemos encontrar a un hermano atendiendo un comedor popular, visitando un hospital o una prisión. Otros estarán en una parroquia, o enseñando en un colegio o una universidad, o de misión en algún lugar lejano e incluso haciendo compras en el mercado. En cualquier trabajo que hacemos nos esforzamos por “ser menores” de corazón.

Un Capuchino es muchas cosas a la vez. Es, sobretodo, un hermano entre hermanos y un hombre de oración. Los hermanos capuchinos cimientan su vida y servicio en estos dos ejes esenciales: la oración y la fraternidad.

Centrados en la Eucaristía y apoyados por un amor especial a la Virgen María, nuestra oración personal y comunitaria alimenta nuestra relación con Dios y de este modo podemos realizar nuestro servicio.

 

Junto con la oración, la fraternidad es de gran importancia para un hermano capuchino. Esta vida fraterna es el calor del hogar que nos cuida y protege, y es nuestro primer testimonio para a un mundo solitario y enajenado. Nuestra fraternidad, cuando es vivida auténticamente, es un testimonio de la vida evangélica en la cual, a imagen del Señor, que lavó los pies a sus discípulos para demostrar que vino para servir, nos servimos unos a otros.

Un capuchino es un hombre enamorado de Dios que vive para su servicio ¿Se puede resumir la esencia de nuestra vida en pocas palabras? San Francisco de Asís lo creyó y nos dejó escrito lo siguiente:

“La regla y la vida de los hermanos menores es ésta: vivir el Santo Evangelio de nuestro Señor Jesucristo” (regla de San Francisco).

DELEGACIÓN DE BOLIVIA

La delegación en Bolivia, tiene presencia en tres lugares del departamento de Santa Cruz, estos son: la Fraternidad San Pio de Pietrelcina ubicada en la comunidad Naranjal Don Bosco a 10 km antes de llegar a la ciudad de Montero; Fraternidad San Isidro Labrador ubicada en el municipio de Minero; y La Fraternidad de la Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe Ubicada en la zona Norte, Radial 27 entre 4º y 5º anillo, Barrio Nueva Jerusalén.

  • Fraternidad San Pio de Pietrelcina

La fraternidad San Pio de Pietrelcina, es una casa formativa, también es una casa de acogida para los jóvenes que quieran descubrir su vocación.

Esta fraternidad la componen dos hermanos sacerdotes y dos hermanos laicos, ellos son: Hno Edwin Delgado Sarazú (sacerdote), Hno César Panca Morales, Hno Froilán Quispe Puma (sacerdote), Hno Dario Escobar Quispe. Actualmente viven también en esta fraternidad tres jóvenes postulantes.

Los hermanos brindan atención pastoral en: la zona naranjal compuesta por los barrios Naranjal Don Bosco, Paichanetu, 8 de septiembre, La propia, Belén, 31 de marzo, Villa Real II y otros teniendo como sede la Capilla Don Bosco en Naranjal; y en la zona Guabirá se colabora directamente con las Hermanas Siervas de Jesús en la atención espiritual y sacramental de Guabirá, sobre todo en sus templos principales de San Francisco, en Villa Bush y Virgen de Fátima, en Villa Fátima.

El trabajo pastoral de la fraternidad se divide en tres áreas, las cuales son:

  1. Pastoral Vocacional.- La casa de acogida San Pio ofrece tres campamentos vocacionales durante el año, y también experiencias de convivencia con los hermanos, para conocer nuestro carisma en cualquier momento del año.
  2. Pastoral Juvenil.- Brinda jornadas y retiros durante el año a diferentes grupos juveniles.
  3. Pastoral Social Educativa.- En esta área está el proyecto de apoyo escolar San Francisco de Asís, que abrió sus puertas en el 2017 para brindar el servicio de reforzamiento académico y apoyo escolar para niños y adolescentes de lunes a viernes. Los beneficiados son alrededor de 40 niños que reciben asesoría de profesoras y una merienda. También se ayuda a las familias más vulnerables de nuestras comunidades.
  • Fraternidad San Isidro Labrador

En el Municipio de Mineros, en la parroquia San Isidro Labrador están cuatros frailes Franciscanos Capuchinos, tres son sacerdotes y un hermano Laico, ellos son: Hno. Ivica (Croacia), él es el guardián de la fraternidad, Hno. Antonio Reyes (Perú) es el párroco, Hno. Francisco Taipehuamán es el vicario y el hno. Ronal Joel Díaz.

Nuestra parroquia tiene un extenso territorio, conformado por 22 comunidades de las cuales 4 son urbanas: Minero, Fernández Alonso, Chané Independencia y Chané Magallanes. Las restantes son rurales: Pueblo Nuevo, Paichaneitu, Alianza, La Porfia, San Juan de Carmen, San Martín, Los Naranjos, La Patria, San Lorenzo, Río Viejo, Litoral, Chuchial, Marotas, San Marcos, Villa Progreso, Cuatro Ojitos y Puesto Arenas. Nuestra presencia corresponde a dos Municipios: Mineros y Fernández Alonso, que según el último censo realizado son 35,000 habitantes. Las vías de acceso son deficientes, si queremos visitar las comunidades más alejadas que están cruzando el río Piraí, tenemos que ir a unos 60 km. de distancia y todo por camino de tierra en muy mal estado.

  • Trabajo pastoral

La parroquia cuenta con formación permanente para los catequistas. También hay un consejo pastoral en las comunidades más grandes, las cuales tienen la labor de ayudar con la evangelización en su zona, y la administración del mantenimiento de la capilla del lugar.

Parte del trabajo pastoral es el seguimiento que se hace a grupos que se formaron en la parroquia como ser JUFRA, Matrimonios en Cristo, coro juvenil, coro de niños, el grupo de monaguillos, grupo de adultos y Cáritas parroquial, los cuales ayudan en la tarea de la evangelización desde su carisma.

Se hace un seguimiento pastoral en las distintas comunidades, dando catequesis y conociendo un poco las necesidades de las familias, para luego concluir con la celebración eucarística.

  • Trabajo social

El pueblo minereño ha crecido en número en los últimos años, y paralelamente a ello las familias en extrema pobreza, es por eso que atendiendo nuestra labor con los más necesitados se realiza los siguientes servicios: visita y ayuda a ancianos, enfermos y familias de bajos recursos; campañas médicas con la colaboración de doctores, enfermeras que asisten a la parroquia y donaciones recibidas en medicamentos; Servicio a Indocumentados; y el Apoyo Escolar, este proyecto beneficia alrededor de 300 niños de distintas comunidades, reforzando lo que les enseñan en sus clases, dando un plato de comida y con útiles escolares, todo esto es posible gracias a donaciones provenientes de Croacia.

  • Voluntariado Capuchino Bolivia

En la parroquia hemos dado inicio al proyecto de voluntariado hace un año. El desarrollo del programa de voluntariado se realiza en torno a dos aspectos importantes que son: La evangelización y el trabajo social. Las voluntarias ayudan en la misión de catequización en las comunidades rurales, la visita a los ancianos, enfermos y familias de bajos recursos, en el apoyo escolar y otras necesidades de la parroquia.

  • Fraternidad Parroquia Nuestra Señora de Guadalupe.

Esta fraternidad la conforman tres Hermanos de los cuales 2 son sacerdotes y un hermano, ellos son: hno. Jimmy Alvarado (sacerdote), hno. Yonatan Rivera Tordoya (sacerdote) y el hno. Rafael Parillo.

La característica fundamental es la atención parroquial fraterna, dando a conocer así nuestro carisma Franciscano Capuchino, la fraternidad y la minoridad.

Ubicada en la zona Norte, Radial 27 entre 4º y 5º anillo, Barrio Nueva Jerusalén. Esta Parroquia fue erigida en el año 2014 y desde entonces asumida por la Orden de los Frailes Menores Capuchinos.

La Principal labor pastoral es la atención sacramental, acompañamiento a las distintas pastorales de: catequesis, Legión de María, Orden Franciscana Seglar y JUFRA, Monaguillos Franciscanos Capuchinos, Caritas parroquial, Pastoral familiar, Pastoral juvenil, Pastoral Litúrgica y atención a las Capillas Cristo Resucitado y Candelaria.

¡Paz y Bien!

 

 

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies