Search
viernes 13 diciembre 2019
  • :
  • :

El sacerdocio después de 50 años, Monseñor Braulio cree que ‘la clave’ es estar enamorado

Lo encontramos sentado en la orilla del corredor disfrutando del silencio y la lectura, sin prisa aparente. “La alegría de creer” así se llama la obra que eligió para los días del retiro espiritual en el que participa junto a 65 sacerdotes de Santa Cruz y Camiri.  Monseñor Braulio Sáez, Obispo auxiliar de Santa Cruz tiene 76 años de edad y el próximo 25 de marzo cumple 50 años como sacerdote.

Y como no pare tener prisa decidimos acercarnos e interrumpir su lectura sin resistir la tentación de preguntarle qué significa para él, después de 50 años de ordenado, participar de un retiro espiritual: “Yo vengo para escuchar a Dios y saber qué me dice a mí en este momento de mi vida, que me pide en este momento de mi vida para vivir mi ministerio sacerdotal, de pastor” señaló.

Este sacerdote y Obispo de estatura pequeña, sonrisa fácil y gran empatía con la gente, cree que este retiro espiritual para sacerdotes es importante porque les permito afianzar la ‘vocación’ y redescubrir la belleza de ser sacerdotes ¡no ser sacerdotes porque no queda más remedio sino que es una vocación vivida cada día! Exclama sin perder la sonrisa.

Con tanta experiencia y camino recorrido en el ministerio sacerdotal, pensamos que su experiencia pueda servirle a otros sacerdotes más jóvenes, así que le preguntamos ¿Cómo se vive el sacerdocio en las diferentes etapas de la vida? ¿Cambia la forma de ver y vivir su compromiso? Esta fue su respuesta:

 Hay una cosa que es fundamental en el sacerdocio, en el matrimonio, en la vida religiosa o en cualquier ámbito de la vida: es estar enamorado o no estar enamorado.

Si estás enamorado vives la vida con una gran ilusión de vivir la plenitud, la felicidad del ser humano que es vivir el amor con intensidad. Si el amor es muy flojo, muy  fácil o muy pasajero vives las cosas a medias y no a plenitud. Entonces para mí es un problema de amor, nada más.

Y en el sacerdocio vives el amor en cada etapa de la vida de una manera diferente.  En los primeros años de sacerdocio vives el amor con una pasión de querer hacer cosas, de querer ser fecundo.

En una segunda etapa de madures o de mediana edad vives tu vida intentando solidificar aquellas cosas que tú has ido formando, construyendo aquello que da sentido verdadero a la vida. Porque la vida es un camino continuo, no algo que vives por trocitos o partes.

Y en la etapa final, es recuperar aquellas cosas que has ido perdiendo y que no las has valorado y también solidificar aquello que has ido conquistando y conquistar aquellas cosas que todavía te faltan.

Ciertamente hay esas etapas en la vida del sacerdote pero lo que da sentido a todo eso es el amor que has ido poniéndole a las cosas, con enfriamientos, con fuerza, con cariño, a veces con falta de fe, de esperanza o de dinamismo.

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies