Search
lunes 1 junio 2020
  • :
  • :

El Papa: “la existencia cristiana es siempre respuesta a la llamada de Dios”

En la Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, el Papa Francisco invita a invocar del Señor el don de buenos trabajadores para su Reino, muestra su cercanía a los enfermos por Covid-19 y a los niños víctimas de la violencia y recuerda que el próximo 14 de mayo toda la humanidad está invitada a unirse en oración.
 

Mireia Bonilla – Ciudad del Vaticano

Hoy, día en el que se celebra la 57ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones bajo el tema: “Las palabras de la vocación”, el Papa Francisco ha recordado, después del rezo mariano a la Madre del Cielo, que la existencia cristiana “es toda y siempre una respuesta a la llamada de Dios, en cualquier estado de vida”. Francisco explica que este día nos recuerda lo que un día dijo Jesús, es decir, “que el campo del Reino de Dios requiere mucho trabajo, y debemos rezar al Padre para que envíe obreros a trabajar en su campo (cf. Mt 9,37-38)”. “El sacerdocio y la vida consagrada – señala – exigen coraje y perseverancia; y sin la oración no se va adelante por este camino”. Y tras estas palabras, el Papa ha invitado a todos “a invocar del Señor el don de buenos trabajadores para su Reino, con el corazón y las manos disponibles a su amor”.

Pensamientos del Papa: enfermos Covid-19 y los niños víctimas de la violencia

En sus palabras después del Regina Coeli, el Pontífice ha dirigido un pensamiento, una vez más, a los enfermos de Covid-19, pero también a todos aquellos que se dedican a su cuidado y a todos los que de alguna manera están “sufriendo esta pandemia”. Momento en el que ha expresado su apoyo y aliento a la colaboración internacional que se está llevando a cabo con diversas iniciativas a fin de responder de manera adecuada y eficaz a la grave crisis que estamos viviendo: “Es importante – ha dicho – poner juntas las capacidades científicas, de manera transparente y desinteresada, para encontrar vacunas y tratamientos y garantizar el acceso universal a las tecnologías esenciales que permitan a toda persona infectada, en todas las partes del mundo, recibir la necesaria atención sanitaria”.

Otro pensamiento del Papa ha sido a la Asociación “Meter”, promotora del Día Nacional por los niños víctimas de la violencia, la explotación y la indiferencia. “Animo a los responsables y operadores a que continúen su acción de prevención y de sensibilización de las conciencias junto con los diversos organismos educativos. Y agradezco a los niños de la Asociación que me han enviado un collage con cientos de margaritas pintadas por ellos”.

Al final de sus palabras, el Santo Padre ha recordado dos cosas. La primera que acabamos de empezar mayo, el mes mariano por excelencia, durante el cual los fieles aman visitar los santuarios dedicados a la Virgen y lamentablemente este año, debido a la situación sanitaria, al no poder ir físicamente, el Papa pide “dirigirse espiritualmente a estos lugares de fe y devoción, para poner en el corazón de la Santísima Virgen nuestras preocupaciones, expectativas y proyectos para el futuro”.

Lo segundo que ha recordado es la próxima cita que tenemos que señalar en nuestro calendario: el 14 de mayo. Será un día en el que los creyentes de todas las religiones elevaremos una “Oración por la humanidad, y nos uniremos espiritualmente en un día de oración y ayuno, para implorar a Dios que ayude a la humanidad a superar la pandemia del coronavirus. Ha sido propuesto por el Alto Comité de Fraternidad Humana y acogido por el Papa Francisco.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies