Search
viernes 23 agosto 2019
  • :
  • :

El Papa: “La Cultura de aborígenes de Australia no debe desaparecer”

(RV).- “La cultura de los aborígenes australianos no debe desaparecer”, lo dijo el Papa Francisco en un Mensaje en ocasión del 30° Aniversario de la histórica visita de San Juan Pablo II, el 29 de noviembre de 1986, a Alice Springs, la localidad del desierto del centro de Australia donde se reunió con aborígenes e isleños del Estrecho de Torres. El Mensaje fue enviado al Nuncio Apostólico en Canberra, Mons. Adolfo Tito Yllana, al Presidente del Consejo Católico de los aborígenes y de los isleños de esta zona, John Lochowiak.

El Papa Francisco, en su mensaje, expresó su “cercanía espiritual” con los aborígenes australianos y su “profunda estima” por “su antiguo patrimonio cultural” que manifiesta “la genialidad y la dignidad” de este pueblo. Además, el Pontífice recordó las palabras de San Juan Pablo II, pronunciadas hace tres décadas: “No crean que sus dones valen poco como para no preocuparse de conservarlos. Compártanlos entre ustedes y enséñenlos a sus hijos. Sus cantos, historias, pinturas, danzas, lenguas, no deben perderse jamás”.

“Cuando comparten las nobles tradiciones de su comunidad, escribe el Obispo de Roma, testimonian también el poder del Evangelio de perfeccionar y purificar toda sociedad y de este modo se cumple la santa voluntad de Dios”.

Ya en su histórico discurso, San Juan Pablo II había recordado que el Evangelio “habla todas las lenguas. Aprecia y abraza todas las culturas. Las sostiene en todas las cosas humanas y, si es necesario, las purifica”. En este sentido, el Papa polaco había denunciado los abusos realizados por los colonizadores europeos que se habían apropiado de los territorios habitados desde siempre por los aborígenes, considerándolos como “tierra de nadie”.

En 1992, la Alta Corte australiana, había emitido una histórica sentencia estableciendo el declive del principio de la “terra nullius”. El 21 de junio pasado, después de una batalla que duró casi 40 años, el pueblo aborigen australiano de los Larrakia obtuvo finalmente sus tierras ancestrales: 52 mil hectáreas en el territorio norte del país, a los alrededores de Darwin.

(Renato Martinez – Radio Vaticano)

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies