Search
miércoles 18 septiembre 2019
  • :
  • :

El Papa instituirá jornada de oración por las víctimas de abusos

(RV).-  El compromiso de la Iglesia en la protección de los menores contra toda forma de abuso continúa reforzándose: la Plenaria de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores concluyó el domingo en Roma una serie de reuniones de trabajo iniciadas el pasado 5 de septiembre para analizar los proyectos en curso y desarrollar los borradores de las propuestas que posteriormente se entregarán al Papa Francisco. En esta semana se han estudiado los progresos de los programas de educación que ya están en marcha, y se ha propuesto que sus miembros puedan dar charlas y participar en diversas conferencias y talleres en los cinco continentes. En el Vaticano los miembros de la comisión han sido invitados a conducir diversos encuentros en la Academia Eclesiástica Pontificia y en la Congregación para la Vida Consagrada. Además, se estudia poner en marcha programas de educación en los próximos meses en México, Ecuador y con la Conferencia Episcopal de Colombia, y en otras partes. En estos días los miembros del organismo querido por Francisco trataron acerca la institución de una jornada de oración por las víctimas, la realización de un modelo guía para las Conferencias episcopales y la publicación de un sitio web de la Comisión. Durante las sesiones de trabajo se manifestó la importancia del documento papal “Como una madre amorosa” que subraya la responsabilidad de los obispos, el compromiso por la educación, así como los numerosos encuentros que se han llevado a cabo en tantas partes del mundo.

Sobre este tema el padre Hans Zollner, miembro de la Pontificia Comisión para la Protección de los Menores, conversó con nuestro colega Alessandro Gisotti:

Pienso que hemos compartido las tantas actividades que hemos desarrollado al interior de los grupos de trabajo. Pienso que se puede decir que, en estos últimos meses, al menos alrededor de 80 encuentros se han llevado a cabo en diversas partes del mundo: desde Europa a América, llegando hasta Oceanía. Hemos visto cómo ahora en muchas partes del mundo, en las que no se hablaba del tema del abuso y de su prevención, se están moviendo muchas personas al interior de la Iglesia y también fuera de ella; y que la Iglesia en estas zonas – a veces – es verdaderamente la parte más activa y más importante, precisamente gracias al sistema de las escuelas católicas, gracias a todo el sistema educativo y al trabajo con los jóvenes y las familias. Por lo que estamos muy felices de poder compartir las muchas actividades que se han desarrollado y que – a mi parecer – muestran una cierta toma de conciencia a nivel universal.

¿Se está desarrollando la cultura de la tutela, una toma de conciencia cada vez más profunda sobre este tema?

Una de las experiencias y también de las reflexiones ha sido esta: debemos movernos sobre diferentes niveles y en varios ámbitos. Esta vez hemos conversado sobre las líneas- guía y de un modelo, de un formato, que queremos proponer al Santo Padre, que podría funcionar como inspiración para las Conferencias episcopales para trabajar en algunos ámbitos en los que las líneas-guía no han sido suficientemente desarrolladas.  El otro ámbito es aquel de la oración, de la atención a la asistencia espiritual a las víctimas, para aquellas que quieren recibir esta ayuda o que a veces también se esperan esta ayuda. Hemos sabido que el Santo Padre ha reaccionado  – luego de la entrega de nuestra propuesta, hace algunos meses –  con una jornada de oración por las víctimas de abusos. Ha sido enviada una carta a las Conferencias episcopales, declarando esta necesidad de reflexionar y de formular una propuesta: lo que ha sucedido, como reacción a esta carta, es el pedido que las respectivas Conferencias episcopales se pongan a trabajar, allí donde esto aún no se haya hecho, de manera de poder proponer tiempos y formas para aquellas Iglesias locales de las que son responsables.  Esta semana tendremos además la posibilidad de encontrar a los nuevos obispos nombrados,  ya sea para las zonas de misión – ósea los obispos que pertenecen a Propaganda Fide, a la Congregación para la evangelización de los pueblos –  así como aquellos que están bajo la jurisdicción de la Congregación para los obispos. Por lo tanto tendremos la oportunidad de poder hablar con y a los nuevos pastores de las Iglesias locales, transmitiéndoles un mensaje que creemos consistente.  

(RC-RV)

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies