Search
viernes 19 abril 2019
  • :
  • :

El Papa Francisco en “Salvados”: migración, abusos, guerras y pobreza

“La situación de los migrantes y la acogida en diversos países, la pobreza y el capitalismo, las guerras en los diferentes continentes y la venta de armas, la situación en Venezuela y España”, son algunos de los temas tratados por el Santo Padre en la entrevista concedida al programa “Salvados”, de la televisión española “La Sexta”.
 

Renato Martinez – Ciudad del Vaticano

“Las redes sociales son una bendición siempre, ayuda mucho, pero también pueden ser una fuente de alienación o simplemente una lluvia de noticias no objetivas o medio objetivas y te crean una confusión muy grande, o sea, está lo bueno y lo no tan bueno en las redes sociales, como todas las cosas”, con estas declaraciones sobre el uso de teléfonos móviles y las redes sociales inicia la extensa entrevista que el Papa Francisco concedió al programa “Salvados”, de la televisión española “La Sexta” y difundida la noche de este domingo 31 de marzo.

Migrantes: el corazón abierto para recibir al que está necesitado

Uno de los primeros temas afrontados por el periodista Jordi Évole y el Pontífice fue el de la crisis migratoria, que hasta ahora ha generado la pérdida de más de 35 mil vidas en el Mar Mediterráneo. Ante esta situación, el Papa Francisco señaló que esto le causa mucho dolor y dijo: “no entiendo la insensibilidad, no entiendo la injusticia – injusticia de guerra, injusticia de hambre, injusticia de explotación – que hace que una persona emigre buscando mejorar y la injusticia de quien le cierra la puerta”. Refiriéndose a la acogida de los migrantes y el esfuerzo que hacen los países para recibirlos, el Santo Padre precisó que, “la actitud fundamental es el corazón abierto […] Es el corazón abierto para recibir al que está necesitado, ese migrante que tiene otro tipo de necesidad, ¿no es cierto? El humano tiene que tener el corazón abierto respecto al otro. El primer paso es recibir, el segundo es acompañar, el tercero es promoverlo al migrante y, para integrarlo, el cuarto paso. O sea, recibir, acompañar, promover e integrar, si no se dan estos cuatro pasos, el recibir es incompleto:  lo recibís y lo dejás en la calle y sigue siendo migrante explotado”.

Europa: se olvidó cuando iban a golpear las puertas de América

Sobre la capacidad dar estos cuatro pasos y la capacidad para acoger a los migrantes, el Papa dijo que Europa, se distinguió siempre por su capacidad de acogida. “Ver hasta dónde le da el cuero, hasta dónde puede hacer este paso. El solo recibir y dejarlos en la calle es horrible, es una falta de respeto grande a la persona”. Asimismo, el Santo Padre señaló que, “la madre Europa se volvió demasiado abuela. Se envejeció de golpe. Es el conflicto de Europa ¿no? Para mí el problema de Europa – esto lo dije, afirmó el Papa, lo de la abuela lo dije en uno de los discursos en Estrasburgo – el problema de Europa, para mí más grande, es que se olvidó, se olvidó cuando después de las guerras sus hijos iban a golpear las puertas de América – América del Norte, América del Sur – se olvidó”.

“El que levanta un muro, termina prisionero del muro que levantó”

Ante la actitud de algunos Gobiernos de levantar muros para frenar las olas migratorias y defender su autonomía, el Papa Francisco dijo que, “el que levanta un muro termina prisionero del muro que levantó, y eso es ley universal, y eso se da en el orden social y en el orden personal”. En cambio, señaló el Pontífice, las alternativas son los puentes, levantar puentes. Y citando una novela de Ivo Andric, el Papa precisó que, “los puentes son un invento de Dios, son las alas de los ángeles que Dios inventó para que esas alas sirvieran para conectar las cumbres de los montes, para pasar las orillas de los ríos, para que los hombres puedan comunicarse. Un hombre impide toda comunicación y se queda solo. O sea, la ley general es que quien levanta un muro termina prisionero del mismo muro que levantó”.

Pobreza y capitalismo dominante

El periodista de La Sexta, buscando la razón de las olas migratorias preguntó al Papa si el sistema económico que domina al mundo, el capitalismo, es la causa de la pobreza y de consecuencia de la migración. El Pontífice afirmó que, “en líneas generales, sí. Cada vez hay menos ricos con mucha plata y cada vez hay más pobres con muy poca plata. Ese es el reloj de arena acostado”. El Papa precisó que una “economía de mercado sola”, no es buena, pero si una “economía social de mercado” puede andar. Ya que esto, dijo el Pontífice, crea las guerras por la posesión de las riquezas, las guerras, sean internacionales, sean nacionales. “Sostengo que estamos ya en una Tercera Guerra Mundial a pedacitos, por el hambre, por la explotación, entonces, una persona huye, se hace migrante por huir de la guerra, huir del hambre, huir de la muerte en alguna de esas dos formas”.

La situación de los cristianos hoy

Refiriéndose al número de creyentes y a la participación en sus parroquias, el Santo Padre dijo que el testimonio de los ministros no debe alejar a la gente de la Iglesia, “hay iglesias que están llenas de jóvenes, eso también es verdad. Es decir, es todo un proceso de adecuación. Hay también un envejecimiento del clero, algunos sacerdotes son un encanto, cómo responden, cercanos al pueblo, trabajadores por el pueblo, y también hay personas que no llegan, sacerdotes que no llegan al pueblo y se ponen detrás de una fachada académica”. Es importante dijo el Papa promover el carisma de los ministros.

Las guerras olvidadas

Volviendo al tema de las migraciones, el periodista de La Sexta preguntó al Pontífice sobre las “guerras olvidadas” que hacen que muchos migrantes huyan de esta situación. El Papa Francisco dijo que, “lamentablemente la información es un poco tipo flash, es decir, darte una información – se dice en broma o en serio, no sé, que la noticia dura tres o cuatro días – y se acabó. Pensá un caso concreto, el drama de los Rohingyas, que es un dramón. Bangladesh tiene 670 mil o 700 mil rohingyas, allá, refugiados en la frontera. Cuando empezó la cosa se movilizó mucho y, ahora,  casi nadie habla de eso, nadie habla”.

El Santo Padre manifestó que este drama le tocó mucho y tuvo la posibilidad de estar con ellos en Dhaka, y ver lo que sufren por discriminación ideológica. “Sabés esas raíces religioso-culturales que crean guerras, sean esas, sean otras. El hambre de los chicos del Yemen aparece una vez por semana, pero al día siguiente se olvidó y los chicos siguen muriendo de hambre. Esa es una manera de hacer periodismo que no es justa, no es justa”. Muchas de estas cosas dijo el Papa, también se debe a la información y al periodismo, los periodistas dijo el Pontífice tienen la posibilidad de caer en cuatro pecados, o cuatro cosas o actitudes malas: el primero, la desinformación; la segunda, es la calumnia; el tercero, la difamación; el cuarto la coprofilia, el amor a la cosa sucia, el amor literalmente a la caca, amor a la cosa sucia, amor a los escándalos, esto es lo que es sucio.

Venezuela y la crisis migratoria

Hablando de la situación actual en Venezuela, el Papa Francisco dijo que, la Santa Sede realizó una mediación, primero con Mons. Tscherrig y después con Mons. Celli, y estuvo el grupo de mediación, y bueno, la cosa fracasó. “Es decir, no anduvo. Y después hubo conatos de la Santa Sede, incluso comunicaciones de la Secretaría de Estado, o sea, no fue uno solo, fueron varias veces de mediaciones, y después medicaciones discretas, extraoficiales, puentes que han ayudado un poquitito pero no se ha terminado de resolver eso”.

España: exhumación del General Franco

Asimismo, el Santo Padre se refirió a la exhumación del cuerpo del General Franco y comparando con lo que su País sufrió con los “desaparecidos”, dijo que “siempre he defendido el derecho a la verdad sobre lo que pasó, el derecho a la verdad, el derecho a una sepultura digna, el derecho a encontrar los cadáveres y, en Argentina, se sigue haciendo eso, lentamente. Es un derecho, un derecho no solo de la familia, de la sociedad. Una sociedad no puede sonreír al futuro teniendo sus muertos escondidos, los muertos son para ser enterrados, son para ser individualizados en los cementerios, pero no para ser escondidos. Nunca vas a tener paz con un muerto escondido, nunca”.

Abusos de menores

En la entrevista concedida a La Sexta, también se tocó el tema de los abusos sexuales a menores en la Iglesia. el Pontífice señaló que, es necesario una hermenéutica adecuada para interpretarlas. “En una época era costumbre tapar todo, y no solo los abusos de la Iglesia, los abusos en las familias, la inmensa mayoría”. En la Iglesia, yo diría, precisó el Papa, hasta que explotó escandalosamente el asunto de Boston, la hermenéutica, o sea, la interpretación que tenemos que hacer es con esa hermenéutica, que es cubrir, tapar, evitar males futuros, como se hace en las familias u en otros lugares.

Ante la pregunta sobre la Cumbre que se celebró en el Vaticano sobre la protección de los menores, y la intervención de Valentina Alazraki, el Papa dijo que “los abusos en cualquier lugar, al cubrir se propaga, una vez que entra la cultura del destape las cosas no se propagan”. Asimismo, el Pontífice precisó que, las cosas concretas de la Cumbre fueron iniciar procesos, procesos, y eso lleva su tiempo. “Respecto a eso, las cosas de la Cumbre las puedes conseguir bien por todos lados, de todas maneras, comprendo a la gente que ha quedado insatisfecha, pues cuando hay un dolor de por medio, vos tenés que callar, rezar, llorar, acompañar y punto. Pero iniciar procesos es la manera para que sea irreversible la cura, si vos hoy ocupás un espacio, pasa el tiempo, se va la noticia y mañana se repite la cosa”.

Feminismo, aborto y prostitución

Otro tema afrontado en la entrevista fue el de la discriminación de las mujeres. El Papa Francisco dijo al respecto que, es necesario promover a la mujer en la Iglesia y esto es escucharla, darle funciones, está bien la funcionalidad, pero eso no basta. “Lo que no hemos logrado todavía es caer en la cuenta que la figura de la mujer va más allá de la funcionalidad”. La Iglesia no puede ser Iglesia sin la mujer, porque la Iglesia es mujer, es femenina, es la Iglesia, no el iglesia.

Asimismo, el Papa señaló que la trata de mujeres es tremendo, es de terror. “Acá las migrantes, las chicas migrantes, a algunas las traen engañadas – no porque se escaparon y vienen en un barco – las traen en avión, engañadas porque le dan un puesto de esto”. La esclavitud de las chicas es de terror, de terror. Además el Papa se pronunció sobre el tema de la mujeres que se quedan embarazadas causa de una violación y quisiera abortar: “Yo la entendería a ella en su desesperación, pero también sé que no es lícito eliminar una vida humana para resolver un problema”.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies