Search
martes 11 agosto 2020
  • :
  • :

El padre Pani dedicó su vida al servicio de Dios y de su comunidad

Campanas/diariozonanorte.com/El padre Mario Pani Mulas, dedicó gran parte de su vida al servicio de Dios y de su comunidad. En Montero, las familias lo recuerdan por sus grandes obras y por su vocación de servicio hacia los demás. El padre Pani, no solo deja obras materiales sino un legado importante que se puede describir como, la ayuda al prójimo.

El padre Pani, nació en Italia el 26 de octubre de 1926. Sus estudios primarios los realizó en su pueblo natal. Sus estudios secundarios en el colegio salesiano de Lanusei-Cerdeña, donde lo catalogaron como un «estudiante brillante».

Su noviciado fue en Roma entre 1942-1943. Realizó sus prácticas pedagógicas en Lanusei-Cerdeña, Italia. En el año 1948 viajó a Perú a la casa de formación salesiana de Chosica. Un año después, en 1949, llegó a Bolivia a la ciudad de La Paz para trabajar en el colegio Don Bosco.

Realizó sus estudios teológicos en Córdoba- República Argentina, de 1950-1953. Se ordenó como sacerdote en Córdoba, Argentina el 22 de noviembre de 1953.

En el año 1954 volvió a Bolivia, al seminario San Luis de Cochabamba donde trabajó como director de Estudios y Ecónomo. Y en 1958 es trasladado a La Paz, al seminario salesiano de Calacoto, donde se desempeñó como director de Estudios y director General

En 1968 realizó una experiencia parroquial en los Estados Unidos, durante 9 meses. En 1969 volvió a Perú, para trabajar en el seminario salesiano superior de Chosica.

Entre sus títulos académicos obtuvo la licenciatura en Teología y la licenciatura en Artes Clásicas. Dominaba el latín, italiano, castellano, inglés y francés además comprendía el alemán y el portugués

En 1971 es destinado a Bolivia para trabajar en la Escuela Salesiana Muyurina. Desde entonces ha permanecido por 50 años en Montero, alternando entre la Escuela Salesiana Muyurina, donde fue profesor de matemáticas e inglés, director Espiritual  y director General por nueve años, de 1994 a 2002.

El padre Pani fue quien tuvo el acierto de abrir el externado de Muyurina, que permitió que muchos jóvenes de Montero puedan favorecerse con el sistema educativo salesiano sin tener que permanecer internos en el colegio.

En su última gestión como director de Muyurina, se abrió la modalidad fiscal, en el nivel secundario de Muyurina, paralelo al particular para completar el ciclo iniciado en el kínder y básico María Mazzarello e intermedio Muyurina.

Al mismo tiempo accediendo a las solicitudes de muchas familias, el padre Pani implantó la modalidad mixta, permitiendo el acceso de señorita a la educación secundaria en Muyurina, rompiendo la tradición exclusivamente varonil del colegio.

Lo mismo hizo con el instituto Superior Agropecuario Muyurina, dando la posibilidad de que también las señoritas puedan cursar estudios para obtener el título de técnicos superiores en Agropecuaria bajo el techo jurídico de la universidad Católica Boliviana.

Desde Muyurina, el padre Pani empezó a trabajar en La Floresta como encargado de la pequeña capilla del barrio, con una multitud de obras pastorales, educativas, de salud, de comunicación social, de promoción de la mujer, de la juventud y la niñez.

En 1988 se constituye canónicamente la parroquia San José de la Floresta y es nombrado oficialmente pastor y cura de Almas el R.P. Mario Pani SDB.

Unido a la cura de almas, el padre Pani desarrolló una amplía labor favoreciendo el desarrollo humano de la Floresta con la cooperativa de viviendas, los clubes de madres, los centros infantiles, la biblioteca popular, el kínder, el básico y el intermedio, radio María Auxiliadora y Concierto FM, el centro de medicina preventiva, la colaboración no solo espiritual sino también material con escuelas fiscales del barrio, además del comedor de niños Eta Turner que llevan adelante las damas salesianas.

El padre Pani ha sabido reunir y motivar a la gente de la Floresta para que ellos sean los principales actores de su propio desarrollo y mejoramiento espiritual y social.

Consejero, amigo y confidente de tantas montereñas, el padre Mario Pani fue muy querido por la comunidad montereña.

Datos extraídos del archivo histórico de Montero, del autor Marcelo Zanabria

 

 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
 
 
  •  
  •  
  •  
  •  
 
 
Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies