Search
martes 11 agosto 2020
  • :
  • :

Devotos de San Camilo llevan Misa y Santísimo a hospitales en la pandemia

Campanas/Aciprensa.com/ La Agrupación Cielo integrada por fieles voluntarios bolivianos seguidores de San Camilo de Lelis, acompañan espiritualmente a los enfermos y llevan la Santa Misa y a Jesús Eucaristía durante la pandemia de coronavirus.

La Agrupación Cielo es una organización sin fines de lucro basada en la espiritualidad de San Camilo de Lelis, patrono de los enfermos y hospitales, que desde hace cuatro años y ahora durante la pandemia acompañan espiritualmente a los enfermos de 18 hospitales. Además hacen posible que se celebre la Santa Misa y se realicen adoraciones Eucarísticas en sus pasillos todos los días.

En declaraciones a ACI Prensa, Luis Marcelo Patiño Cruz, fundador de la agrupación, dijo que su cercanía a San Camilo de Lelis surgió cuando estudiaba en el seminario. Luego de cinco años de formación para el sacerdocio, decidió retirarse para dedicarse a formar voluntarios en los hospitales como una forma de apoyar a su amigo sacerdote, el P. Mateo Baustista.

Al inicio, Patiño se encargó de formar voluntarios para trabajar en cuatro hospitales públicos en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra, entre ellos el Hospital Oncológico, el Hospital del Niño y el Hospital Obrero. Luego, el P. Bautista fue enviado a servir a Lima (Perú), así que desde el 2016 a la fecha, Patiño asumió el liderazgo de la iniciativa bajo el nombre “Agrupación Cielo”.

El trabajo de la agrupación se guía bajo la frase de San Camilo de Lelis: “Vean en el enfermo a Cristo y que el enfermo vea en ustedes a Cristo”, dijo Patiño. “Es un trabajo de evangelización en áreas privilegiadas, pues en los enfermos y moribundos se ve que realmente hace falta Dios […] y tratamos de rescatar el sentido de espiritualidad en estas personas”, agregó.

“Cuando estamos con enfermedad, vemos que no somos inmortales o que no tenemos comprada la vida, sino que necesitamos a Dios […]. Es una triste realidad, pero tratamos de estar aquí para decirles: ‘No están solos, Dios está con usted. Ánimo, que la última palabra la tiene el Señor’, y así tratar de animar a estas personas en estos momentos difíciles que tienen”, dijo.

Durante esos cuatro años, la Agrupación Cielo logró demostrar a los directores y personal sanitario de los nosocomios públicos la importancia de vivir la fe con la oración constante, la Misa y el acompañamiento espiritual a los enfermos en medio de los pasillos, salas y habitaciones de hospital.

“Los doctores al inicio lo veían un poco como estorbo, pero después, fueron conociendo el trabajo que se hacía de oración y vieron que era necesario […]. Los doctores a veces hasta nos necesitan: ‘Miren aquí tengo mis pacientes, oren por ellos. Con la oración levantan los ánimos’, nos dicen”, señaló Patiño.

El impacto fue tan grande que el mismo personal de salud, con el aval de sus directores, apoya en la organización de sus visitas y autoriza a los voluntarios, y no solo a los sacerdotes, que puedan ingresar a áreas hospitalarias antes restringidas como son Hemodiálisis y Terapia Intensiva, para que recen junto a los pacientes.

Actualmente, los 18 hospitales públicos de la ciudad permiten que los voluntarios de la Agrupación Cielo visiten a los enfermos; y también, en coordinación con los sacerdotes y el personal de salud, organizan la celebración diaria de la Santa Misa, momentos de adoración Eucarística y la visita del Santísimo en pasillos y salas de los hospitales.

Patiño explicó que los voluntarios ingresan cuando no son horarios de visita familiar, saludan a cada uno de los pacientes, los invitan a la Misa y preguntan a los moribundos si desean confesarse o comulgar. Luego, el sacerdote celebra la Eucaristía, expone el Santísimo y lo lleva por los pasillos para bendecir a los pacientes y personal de salud. Finalmente, acude a las habitaciones de los pacientes para confesarlos y darles los últimos sacramentos a solicitud.

Indicó que antes algunas personas apenas conseguían llevar la Misa una vez al mes, pero ahora con su trabajo lograron un mayor impacto. “Tenemos personas de todas las diócesis, parroquias y movimientos, pues se trata de abrazar todo el hospital, no solamente de un servicio”, señaló.

Con la pandemia del coronavirus, la Agrupación Cielo detuvo sus actividades por unos meses en respeto del aislamiento social obligatorio; sin embargo, desde quincena de julio decidieron regresar a los hospitales. “Estas dos semanas anteriores fue un decir ‘suficiente de estar en casa’”, la presencia de Dios allí es más necesaria que nunca, dijo Patiño.

Antes de la pandemia, la Agrupación enviaba de 7 a 10 voluntarios más un sacerdote a cada uno de los 18 hospitales, de modo que todos los días un hospital pueda tener visitas, Misa y exposición del Santísimo. La pandemia hizo que de los más de 100 voluntarios, solo siete que tienen de 18 a 35 años más el párroco local o disponible asuman esta responsabilidad.

A la fecha, vestidos con trajes especiales elaborados por la Agrupación Cielo y con equipos de protección personal donados por el personal de salud, los voluntarios y un sacerdote lograron volver a visitar el Hospital San Juan de Dios, el Hospital Obrero, el Hospital del Niño, el Hospital Japonés y el Hospital Caja Petrolera.

“Vamos a organizarnos para que no se deje de hacer este servicio con las medidas de bioseguridad que se pide”, afirmó Patiño.

Como una forma de llevar la caridad más allá, invitó a los voluntarios a donar sangre y plasma al banco de sangre de los hospitales. Además, señaló que en coordinación con los nosocomios y profesionales, facilita charlas de orientación en temas de salud preventiva a las personas.

Asimismo, señaló que la Agrupación trabaja en otras áreas de acompañamiento espiritual: la visita a asilos, el acompañamiento a niños en situación de calle, el apoyo a hogares de niños con parálisis cerebral y actualmente, buscan servir también en las cárceles.

Los interesados en apoyar y conocer más sobre el trabajo de la Agrupación Cielo, pueden escribir al número de Whatsapp de Luis Marcelo Patiño Cruz: (+591) 75046479; y visitar su página de Facebook

 

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies