Search
lunes 21 octubre 2019
  • :
  • :

Dejemos las mentiras, el aborto no es “interrupción del embarazo” sino extinción de la vida, dice Monseñor Sergio

Por las dos vidas. En su homilía dominical, el Prelado Cruceño expresó su pesar y condena por el aborto practicado a una chica de 14 años a las 26 semanas de gestación. “Como Iglesia, nos solidarizamos con las dos víctimas de la sociedad y de la cultura de la muerte…”, señaló el Arzobispo Cruceño.

En el contexto de luz de la fiesta de Pentecostés, Monseñor Sergio Gualberti señaló que el aborto es una “iintervención contraria a la ciencia médica y acto “inhumano, cruel y degradante” como consigna la CPE.

La niña venció a los pregoneros de muerte

Con respecto a la bebé a quien después bautizaron de emergencia con el nombre de “Victoria”, Monseñor Sergio señaló que “A pesar de estar destinada a la muerte ¡la niña nació y vive! Gracias al Espíritu Santo, dador de vida, la niña frágil e indefensa venció a los pregoneros de muerte y a una ley inicua e inhumana”.

Nos solidarizamos con las dos víctimas

Monseñor Sergio señaló que la solidaridad y el apoyo de la Iglesia es a favor de las dos víctimas de la cultura de la muerte: “Confiamos que con los cuidados médicos necesarios la bebecita salga adelante y que la madre reciba todas las atenciones oportunas de manera digna y humana. Como Iglesia nos solidarizamos y ofrecemos nuestro apoyo a ellas, ambas víctimas de la cultura y sociedad hodierna, decadente, violenta, machista, carente de educación moral, de formación humana y de valores fundamentales humanos y cristianos”.

Educar a los jóvenes en el valor humano y cristiano de la sexualidad

Para Monseñor Sergio “Es urgente educar en el respeto a la vida como un don de Dios desde el primer momento de la concepción hasta la muerte natural y educar a los jóvenes en el valor humano y cristiano de la sexualidad. Es indispensable abolir la legalización del aborto inspirada en la legislación de países moralmente decadentes aunque se presenten como progresistas y que, en nuestro País, las leyes no incentiven la muerte, sino la vida.

No es interrupción del embarazo sino extinción de la vida de “un niño o una niña” por nacer

 El Prelado señaló: “¿No será el momento de dejar las mentiras y medias verdades, de hablar la verdad y de llamar los hechos por su nombre sin rodeos engañosos y reconocer, por ejemplo, que el “aborto” nos es “interrupción del embarazo sino extinción de la vida de “un niño o una niña” por nacer y por tanto una persona humana con el derecho a vivir y no “un producto”?

Lea la homilía completa: Monseñor Sergio: El pulpo de la corrupción y del narcotráfico se extendió a las instituciones del Estado

Encargado


Only with you I want to spend my days of youth and old age. At your side everything is ... special


Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies