Search
martes 18 mayo 2021
  • :
  • :

Cáritas Bolivia: “Nuestra niñez merece amor, protección y socorro permanente”

Campanas/www.caritasbolivia.org/La emergencia sanitaria del COVID-19 y su impacto socioeconómico afectó en las necesidades de nuestra niñez: casi 3 millones de niños y niñas dejaron de ir a las escuelas, solo un 42% de la población accede a una computadora y apenas 10% a internet fijo. La situación en el área rural empeora, donde solo el 18% tiene una computadora y un 3% accede a internet fijo. Entre otras consecuencias negativas, la pandemia provocó un colapso del sistema de salud pública con graves efectos de reducción en los servicios básicos. Además, los casos de maltrato infantil continúan amenazando constantemente los derechos de nuestra niñez. En el primer trimestre, según datos oficiales de la Fiscalía General del Estado cinco niños y niñas fueron asesinados en el país.

Actualmente los niños y niñas migrantes conforman uno de los sectores infantiles más vulnerables en Bolivia. En las calles céntricas de nuestras ciudades vemos a muchas familias migrantes desprotegidas, acompañadas de sus niños y niñas. Los peligros que afrontan los niños y niñas como migrantes, especialmente si no están acompañados o son separados de sus familias, son innumerables y constantes. Al respecto, la carta encíclica Fratelli Tutti del Santo Papa Francisco, nos guía mediante una cita bíblica como obrar por estos hermanos: “El migrante será para ustedes como el compatriota; lo amaras como a ti mismo, porque ustedes fueron migrantes en Egipto” (Lv. 19,33-34)

Hoy que celebramos en Día del Niño/a, Pastoral Social Cáritas Bolivia hace un llamado fuerte a todos los cristianos y personas de buena voluntad: reflexionemos sobre el sufrimiento infantil que provoca ser indiferentes hacia el respeto por los derechos, la paz y la felicidad de la niñez; promoviendo acciones de amor, protección y socorro hacia la niñez en general, no solo así, hacia los niños y niñas bolivianos, sino también y en especial a los niños y niñas migrantes, que en la actualidad sufren las enormes y diversas consecuencias de haber salido de sus hogares en busca de una oportunidad de vida digna.

En este contexto, Cáritas Bolivia visitó a las hostales y alojamientos, con la intención de agasajar a los niños en situación de movilidad humana. Se hizo entrega de juguetes y alimentos, en canastitas que la Pastoral de Movilidad Humana preparó para estos niños y niñas en su día, sin embargo lo más importante fue compartir la alegría y pasar con ellos un tiempo de calidad. Las sonrisas y buen momento en el rostro de estos pequeños, son el alimento y satisfacción que se buscó. Alimento que cada persona puede obtener al extender un poco del gran amor que Jesús nos dejó con su resurrección.

Que hoy, mañana y siempre, todos vivamos respetando y promoviendo el amor hacia la niñez, porque de los que son como los niños y niñas, es el Reino de Dios. ¡Que seamos transmisores del gran amor de Dios para la felicidad y paz de nuestra niñez!

“Dejad a los niños, y no les impidáis que vengan a mí, porque de los que son como éstos es el reino de los cielos” (Mt. 19:14)

 
Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies