Search
miércoles 11 diciembre 2019
  • :
  • :

Cárceles y desafíos tras la reunión del Dicasterio de Desarrollo Integra Humano

Iglesia Viva 03.12.19// Despacho de Sonia Muraña de Católica TV //Los días 7 y 8 de noviembre, Capellanes de Cárceles y miembros de la Pastoral Carcelaria de todos los Continentes se reunieron con el Dicasterio de Desarrollo Integral Humano en Roma.

Entre los participantes estuvo el padre José Miguel Marengo de la orden de la Santísima Trinidad, quien está a cargo de la pastoral carcelaria y es capellán del Penal de San Roque en la Arquidiócesis de Sucre.

El encuentro tenía como objetivo conocer el caminar de la Pastoral Carcelaria, las realidades muy diversas, distintas y a la vez similares de las cárceles en todos los continentes.

En el marco de este encuentro, el papa también tuvo un encuentro con jueces penales.

 
 

JOSÉ MIGUEL MARENGO

La sorpresa grande fue que la pastora carcelaria, la iglesia católica, está presente en todos los lugares donde hay hermanos y hermanas privadas de libertad. Y en general la realidad de los privados de libertad es parecida en todos los lugares, hacinamiento retardación de justicia, prisión preventiva, la realidad de la mujer en el mundo carcelario; por ejemplo, los niños también, algo de lo que hablo y se tuvo mucho interés, de ver de qué manera la iglesia a través del vicario puede hacer incidencia a Nivel mundial.

Otra de las realidades es la persecución religiosa, hay mucha gente privada de libertad por ser cristiana.

En este encuentro el padre José Miguel tuvo la oportunidad de hacer llegar un regalo por parte de los privados de libertad de San Roque, quienes realizaron una caja con una llave.

Destacar, en una audiencia con el Papa, el regalo que le hicieron los privados de libertad del pabellón cuatro, del penal de San Roque. Se esforzará en hacer una artesanía, una caja con una llave, como las llaves de Pedro, con una cartita muy significativa que ellos enviaron. Le llamó mucho la atención al Papa, la miró con mucho detalle y agradeció este presente. Él también dio la bendición especial o privado de la libertad y de la pastoral carcelaria de Chuquisaca…La preparan con mucho interés, con mucho ánimo; por ahí dudaron si es que podía llegar a las manos del papá, pero no tuve la gracia de poder dárselo en sus manos y explicarle que venía, de aquí, del San Roque de Bolivia, El Papa, que puso una cara muy especial, muy preocupado por la realidad de Bolivia ese día ocho por la mañana que tuvimos el encuentro.

Otras de las cosas que destacó el P. José Miguel es el estudio dentro de las cárceles y la importancia de colaborar con los privados de libertad, a raíz de un encuentro con un joven que salió libre y que pudo realizar estudios dentro del penal.

Gracias a los estudios que realizó en el penal ahora él tiene trabajo está dando clases también acompañando a otros estudiantes, por eso también, es muy importante ver de qué manera podemos colaborar en las actividades que tenemos en el penal de San Roque y en las cárceletas para ayudar a los hermanos privados de libertad, para que tengan un futuro distinto y puede mirar la vida hacia fuera con esperanza. Todos tenemos posibilidades en la vida, una equivocación no es una vida llena de equivocaciones, es un momento en la vida, donde también ayuda mucho a reflexionar.

Por último, exhorto las palabras del Papa e instó a la pastoral carcelaria a seguir trabajando por los hermanos privados de libertad.

El Papa nos invitaba a hacer el presente en la sociedad, involucrar a la sociedad a acompañar a estos hermanos privados de libertad.

Insto a la Pastoral Carcelaria a seguir trabajando en todas las dimensiones y también a dar a conocer este mundo de la cancelación …, un mundo que la sociedad quiere ocultarlo, por eso a veces las cárceles están lejos de la ciudad o fuera, o se oculta este mensaje o el tema del privado de libertad.

El Papa anima a hacer visible la realidad del mundo cancelado y no invitó también, a ayudar a ver a los privados de libertad desde la ventana, la ventana siempre nos proyecta al horizonte; que ellos vean que siempre hay una comunidad eclesial, especialmente la comunidad católica que los acompañe y está cerca. Estamos presentes para dar a conocer este Cristo que ha perdido la libertad, pero no ha perdido los otros derechos, por las cuales debemos luchar.

Graciela Arandia de Hidalgo



Nuestro sitio web utiliza cookies para que usted tenga una mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando estará dando su consentimiento y la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies